X-Men: Dark Phoenix

$!X-Men: Dark Phoenix
Los X-Men se preparan para entrar en acción.

Este semana llega la más reciente aventura cinematográfica de los mutantes de Mavel Comics con el estreno de “X-Men: Dark Phoenix”, película dirigida por Simon Kinberg y protagonizada por Sophie Turner, Jessica Chastain, James McAvoy, Jennifer Lawrence, Michael Fassbender y Nicholas Hoult. En esta secuela los X-Men se enfrentan al peor enemigo de todos, uno de sus propios miembros. Todo empieza cuando el equipo regresa de una misión de rescate en el espacio y Jean Grey comienza a desarrollar increíbles poderes que la corrompen hasta el punto de que la convierten en una nueva entidad, el Fénix Oscuro. Ahora los X-Men tendrán que decidir si la vida de un miembro del equipo vale más que todas las personas que viven en el mundo.

Es muy interesante que Simon Kinberg no solo fue el guionista y director de este filme sino que también fue guionista de varias entregas de esta franquicia, incluyendo “X-Men: The Last Stand” (2006), película que es otra adaptación de una las sagas más populares de los cómics de los X-Men, “The Dark Phoenix Saga”, pero aquí vemos que Kinberg no solo no aprendió de los errores de aquella producción sino que también aquí comete nuevos desaciertos. El guion es muy básico y todos sus elementos, desde la trama hasta el desarrollo de los personajes, los conflictos y demás se sienten muy superficiales y carecen de sentido, esto se nota especialmente en la forma que desarrollaron los nuevos “antagonistas” que los héroes deben de vencer. Quizás lo mejor que tiene este filme son los efectos visuales y las formas creativas en que los personajes utilizan sus poderes en las escenas de acción, pero esto solo se nota en varias ocasiones, en general aquí no hay nada que no se haya hecho primero y mejor en otras películas de X-Men y de superhéroes en general, además, el maquillaje de algunos personajes es fatal.

A pesar de que esta película cuenta con un elenco compuesto por intérpretes muy talentosos (entre ellos dos ganadoras del Óscar a Mejor actriz) este filme no contiene ninguna actuación que valga la pena resaltar, ya que parece que la mayoría de los actores están reciclando interpretaciones de las películas anteriores y algunos parecen que solo están ahí para cumplir con un contrato y nada más. “X-Men: Dark Phoenix” es una de las películas más floja de la franquicia de los X-Men, pero quizás valga la pena verla en el cine si no encuentra otra opción y quieres ver algo mientras come cocalecas.

+ Leídas