Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
LinkedIn
LinkedIn

Ocho consejos para crear un perfil de LinkedIn atractivo

Si bien la mayoría conoce para qué sirve esta red social, pocos saben cómo sacarle el máximo provecho

Expandir imagen
Ocho consejos para crear un perfil de LinkedIn atractivo
Es importante contar con buen perfil, aunque tu estatus sea empleado. (SHUTTERSTOCK)

En lo que a contactos profesionales se refiere, LinkedIn ha logrado posicionarse como la plataforma líder en el ámbito mundial. Sin embargo, lo que sucede con esta red social es que, si bien la mayoría conoce para qué sirve, pocos saben cómo sacarle el máximo provecho.

“Lo primero es estar claros de que esta red es para uso profesional. Dependiendo del enfoque que le des podrá abrirse ante ti un mar de posibilidades, hacerte visible, así como crear contactos y redes, no solo a nivel local, sino global”, sostiene la experta en gestión estratégica del capital humano y en bienestar organizacional Luisa Bernhardt (@luisabernhardt).

¿Quieres que tu perfil sea notado y atractivo? Presta atención a estos ocho consejos que lista la especialista en gestión humana.

Expandir imagen
Infografía

1. Utiliza una foto que te proyecte como profesional

Es fundamental que tu foto del perfil de LinkedIn tenga buena resolución, que proyecte tu nivel profesional, pero sin dejar de ser natural y amigable: esta debe invitar a querer saber más de ti. En ocasiones se confunde lucir profesional con verse diferentes, parcos o muy serios; sin embargo, toma en cuenta que una foto tipo licencia de conducir o pasaporte es muy poco atractiva. Que se vea que además de un profesional, eres un ser humano, no un maniquí, siempre cuidando no llegar a los extremos. 

2. Comparte información de valor

Si te preguntaran por qué sigues a ciertas personas en las redes sociales, ¿cuál sería tu respuesta? Seguramente contestarías que lo haces porque te gusta el contenido que comparte. Lo mismo sucede en LinkedIn: cuando compartes información valiosa, ya sea de tu autoría, posteada por otras personas de tu sector de acción o de tu interés, vas dejando ver quién eres a nivel profesional. Es como ir construyendo tu propia marca y personalidad, algo parecido al dicho “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Pero ojo, no se trata de compartir cosas que no entiendes o que ni se relacionan contigo para solo “parecer”; debes ser coherente.

3. Mantén tu perfil actualizado

Imagina que estás buscando un negocio que ofrece servicios muy específicos, abres Google Maps y aparecen todos los que están registrados con sus respectivas direcciones. Luego, una amiga te comenta que había un lugar excepcionalmente bueno, pero lamentablemente no apareció en tu radar o había cambiado de nombre y no estaba actualizado. Lo mismo sucede con tu perfil: si quieres que el GPS te encuentre o acceder a oportunidades con LinkedIn, debes mantener tu perfil actualizado con las últimas destrezas, habilidades y formaciones alcanzadas. Las experiencias que agregues no deben ser solo laborales, sino también de voluntariado. 

Expandir imagen
Infografía

4. Conecta con personas de tu sector

Así como pasa en la vida fuera de las redes, conectar en LinkedIn no sucede por arte de magia. Puede que al compartir información de valor o tener un perfil atrayente uno que otro miembro quiera conectar, pero lo que definitivamente funciona es dedicarte a crear tus conexiones de manera estratégica y constante (sin acosar, por supuesto). 

Por ejemplo, si participaste en alguna conferencia o congreso, te sentiste identificado y quieres saber más sobre un ponente, envía una solicitud de conexión. Agregar una nota breve explicando dónde supiste de él y tu interés de conectar aumenta la posibilidad de que apruebe la solicitud y formes parte de su red. No temas por el hecho de que sea un CEO o una gran figura pública, podría sorprenderte su receptividad. 

5. Consigue recomendaciones

Sí, es importante conseguir recomendaciones, ya sea de antiguos empleadores, compañeros de trabajo o de estudios, profesores o hasta de lugares donde hayas realizado voluntariado. Deja que ellos hablen por ti, quién eres como persona y profesional. No cometas el error de guiarlos en lo que deben decir o darles algún tipo de guion, pues las recomendaciones deben ser genuinas y naturales. No subestimes la agudeza de un lector bien entrenado.

6. Cuida la ortografía

Un perfil plagado de faltas ortográficas puede hacer la diferencia entre que te contacten o que sigan de largo. Si no estás seguro de una palabra, búscala; si no sabes cómo se escribe, búscala. Cuado hay dudas, la mejor opción es siempre confirmar. Recuerda que no tildar las palabras o colocar los signos de puntuación donde van también son errores ortográficos. No existe la perfección, pero lo que sí existe es la búsqueda de información. 

Expandir imagen
Infografía

7. Incluye palabras clave en tu perfil

Las palabras claves en tu perfil son como un mapa del tesoro para guiar a los reclutadores y otros miembros de la red a que sepan de tu existencia. Esas ‘keywords’ tienen que estar relacionadas con tu perfil profesional y área de conocimiento. Por ejemplo, si eres profesional en Recursos Humanos, esta palabra debería estar en tu perfil. Si dentro de esa área tu especialidad es reclutamiento, también puedes incluirla en el título de tu perfil. 

8. Crea una URL personalizada

LinkedIn siempre ha contado con la opción de personalizar la URL, pero muy pocos usuarios la aprovechan por desconocimiento o quizá porque no consideren que esto les agregue valor. Sin embargo, la realidad es que cuando creas una URL personalizada haces que tu perfil sea aún más profesional: la dirección será más corta y mucho más fácil de recordar. 

Regularmente, la URL de tu perfil es una serie de números que pueden cambiarse fácilmente por tu nombre y apellido para que al acceder se muestre de la siguiente manera: https://linkedin.com/nombre-apellido/. Entonces, ¿cómo cambiarla? Dirígete a «Editar Perfil». Una vez ahí, sólo tienes que hacer clic debajo de tu nombre para modificarla. Te aparecerá un enlace para crear una URL personalizada, y listo.

Como recomendación final, Bernhardt sugiere mantener el perfil de LinkedIn siempre activo y en movimiento, evitando caer en el error de solo utilizar la red cuando te encuentres desempleado, en búsqueda de vacantes u oportunidades. “Es importante contar con buen perfil, aunque tu estatus sea empleado”, concluye. 

TEMAS -

Periodista de Revista. Me apasiona escribir sobre salud mental y relaciones de pareja. De no ser periodista, sería psicóloga con un blog.