Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Centro de Superación Gastronómica Supérate, un espacio que aporta al desarrollo de Boca Chica

El centro se encarga de capacitar a jóvenes y adultos a fin de que puedan insertarse en el mercado laboral o emprender su propio negocio dentro de la comunidad

En la calle El Peso, Andrés, en el municipio de Boca Chica, se encuentra el Centro de Superación Gastronómica Supérate, un espacio que acoge a jóvenes y adultos que buscan afianzar sus conocimientos en el área gastronómica para salir adelante por sí mismos. 

El centro se inauguró en diciembre de 2020 como parte de las iniciativas del programa del gobierno “Supérate”. De acuerdo con su directora, Elila Valdez, en este año y medio ya han capacitado a 660 personas, quienes han salido preparados para insertarse en el mercado laboral o emprender su propio negocio dentro de la comunidad.

Y es que el propósito de este espacio es precisamente contribuir al desarrollo de Boca Chica: al ayudar a sus residentes a superarse, garantizan la dinamización económica del entorno. Esa es la razón por la que aproximadamente el 95 % de los estudiantes son de referido municipio. 

Tal y como cuenta Valdez, abrir sus puertas el mismo año en el que se inició la pandemia de COVID-19 en el país fue un gran reto. Admite que hubo muchas limitaciones y que los primeros meses se vieron en la obligación de reducir la cantidad de personas que admitían.

“Fue un gran reto, pero también creo que de cierto modo nos benefició, porque vinieron muchos jóvenes al centro con la intención de capacitarse, que quizás por la pandemia no estaban estudiando o trabajando. El centro, de algún modo, fue una oportunidad para sacarlos de las calles”, refiere la directora. 

Capacitación al más alto nivel

Expandir imagen
Infografía
En el centro se encargan de preparar a los estudiantes en los diferentes tipos de cocina. (DANIA ACEVEDO)

Si bien es cierto que Boca Chica es conocido en el ámbito gastronómico por sus pescados y mariscos, gracias a que decenas de extranjeros se han trasladado allí para abrir pequeños hoteles y restaurantes, la oferta de la zona es diversa. 

Es por ello que, según Martín Omar, chef ejecutivo del centro, se encargan de preparar a los estudiantes en los diferentes tipos de cocina, principalmente en la cocina italiana, que predomina en el sector. Eso sin dejar de lado, por supuesto, la gastronomía dominicana. 

“No solo nos enfocamos en la cocina local. Boca Chica tiene rasgos extranjeros muy importantes, por lo que los estudiantes deben aprender de cada una de esas gastronomías para que puedan acceder a un puesto de empleo en cualquier restaurante de la zona”, indica. No obstante, se enfocan en darle protagonismo a los productos de la zona.

Los cursos que imparten 

Expandir imagen
Infografía
Cada curso tiene independencia de forma que, al finalizar, el estudiante pueda emprender o acceder a un puesto de trabajo. (DANIA ACEVEDO)

El Centro Supérate destaca por su programa de formación, que se adapta a las necesidades del mercado, pues está dirigido a la población en condiciones de vulnerabilidad.  “En períodos cortos de tiempo los estudiantes tienen la facilidad de adquirir conocimientos que les facilitan una rápida inserción laboral, tener ingresos económicos o realizar algún emprendimiento”, refiere el chef. 

El programa de clases incluye cuatro cursos específicos de tres meses de duración y una serie de talleres puntuales de ocho horas, que sirven como complemento o como refuerzo a quienes desean aprender sobre un tema en específico. 

Los cursos que imparten son: cocina profesional, a cargo de Martín Omar; cocina dominicana, impartido por el Wandy Robles; cocina mediterránea, por el chef Reynaldo Ortiz; y pastelería y repostería, a cargo de la chef Katiuska Tejada. Los talleres abarcan cocina fría, repostería, elaboración de pizzas, cocina mexicana, cocina peruana, etc. 

“Cada curso tiene independencia de forma que, al finalizar, el estudiante pueda emprender o acceder a un puesto de trabajo. Pero debido a la flexibilidad de los horarios puede también seguir estudiando y completar todo el ciclo”, comenta Omar.

De hecho, entre los egresados y estudiantes activos refiere que hay quienes trabajan en hoteles y restaurantes importantes de Boca Chica, así como hay muchos que han emprendido con sus propios negocios. “Algunos han montado sus propios comedores o restaurantes”, dice.

Este verano, gracias a una alianza público-privada, garantizarán la inserción laboral a los estudiantes del centro en una cadena de restaurantes que abrirá sus puertas en el Aeropuerto Internacional de Las Américas.

TEMAS -

Periodista de Revista. Me apasiona escribir sobre salud mental y relaciones de pareja. De no ser periodista, sería psicóloga con un blog.