Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Obesidad
Obesidad

La obesidad, una condición más allá del aspecto físico

Profesionales de la salud del CEMDOE hablaron sobre la importancia de adoptar estilos de vida saludables que eviten la obesidad

Expandir imagen
La obesidad, una condición más allá del aspecto físico
Las dietas milagrosas no existen como tal, lo ideal es apostar a un cambio de estilo de vida para evitar o detener la obesidad. (FREEPIK)

La adopción de nuevos estilos de vida es vital para reducir el riesgo de padecer obesidad,  una condición que puede afectar no solo el aspecto físico, sino también la salud en general. A propósito del Día Mundial de la Obesidad, la  diabetóloga y nutrióloga Jenny Cepeda y la psicóloga Kristie Belliard, ambas del Centro Médico de Diabetes, Obesidad y Especialidades (CEMDOE) hablaron al respecto.

Cepeda hizo un llamado a la atención la importancia e inculcar cambios alimenticios desde la familia como una forma de prevenir la obesidad.

“Hay que iniciar desde los padres, tutores o cercanos inculcando a nuestros hijos modelos dietéticos saludables, reducir o eliminar el consumo de bebidas azucaradas, incluir alimentos saludables en la lonchera escolar; que puedan desayunar antes de ir al colegio y que podamos integrar actividades familiares más frecuentes todos los días, si es posible”, explicó la doctora. 

Para ella es significativo que,  en tiempos de ocio, se incluyan actividades físicas como caminar, hacer ejercicios juntos, dinámicas que sean activas para que puedan tener cambios en los patrones saludables desde temprana edad; considerando que las estadísticas  de obesidad cada vez son más altas a causa de un mayor consumo de carbohidratos,  azúcares simples (jugos, dulces, bebidas azucaradas, bizcocho, alcohol), baja en fibras y baja en verduras que son bajas en calorías, un aumento exagerado en las cantidades de grasas saturadas, alimentos fritos, pocas frutas y reducción marcada en la actividad física e inactividad..

Dietas restrictivas no supervisadas

Expandir imagen
Infografía
Doctora Jenny Cepeda. (FUENTE EXTERNA)

Para la doctora Jenny Cepeda las dietas restrictivas no supervisadas no funcionan, es decir no existen las "dietas milagrosas" con resultados que perduren. Tampoco recomienda  el consumo de  suplementos no certificados, o no recomendados por un especialista de salud.

“Es vital identificar historiales clínicos como son arritmias, situaciones renales, afecciones cardíacas, antes de introducir cualquier suplemento con estimulantes o con cualquier sustancia que pueda ser dañina a lo largo del tiempo. Evaluar la causa de la obesidad puede ir más allá que una ingesta descontrolada o inactividad. Hay que descartar situaciones patológicas asociadas, medicamentos que lo puedan estar provocando, desórdenes psiquiátricos, trastornos neurocognitivos, entre otros”, detalló.

Dijo que es necesario tener presente que nunca es tarde para iniciar cambios en el estilo de vida y que el éxito de estas terapias es hacer pequeños cambios, con frecuencia, intensidad, y persistencia a lo largo del tiempo. Trazar metas iniciales para no crear frustraciones en medio de este proceso.

Obesidad también afecta la autoestima y relaciones

Expandir imagen
[object HTMLTextAreaElement]
Kristie Belliard, Psicloga. (FUENTE EXTERNA)

La psicóloga Kristie Belliard evaluó la parte emocional de la obesidad, ya que llega a afectar significativamente la autoestima de la persona. “Las personas con obesidad tienen una imagen corporal distorsionada, lo que a menudo resulta en una baja autoestima y autoconfianza impactando la calidad de las relaciones interpersonales”.

Suelen experimentar estigma social y discriminación, lo que lleva a sentimientos de aislamiento y soledad, limitando su capacidad para participar en actividades sociales, laborales, familiares y deportivas, además de que el descanso se ve afectado, abriendo la puerta de los trastornos del sueño, como el síndrome de apnea del sueño y esto influye en  funcionamiento de una persona durante el día, entrando así en un círculo donde la comida, la imagen corporal y las emociones se ven implicadas.

No solo aumenta el riesgo de enfermedades crónicas, como la diabetes, enfermedades cardiovasculares y/o metabólicas en general, sino que puede disminuir la satisfacción y la sensación de bienestar.

“La comprensión de los efectos negativos de la obesidad en la vida diaria de una persona puede ayudar a los profesionales de la salud a proporcionar un enfoque holístico y centrado en el paciente para su tratamiento y prevención”,enfatizó.

TEMAS -

Periódico líder de República Dominicana centrado en las noticias generales y el periodismo innovador.