Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

La lactancia y el regreso al trabajo: cómo conciliar ambos roles

Mira cómo conciliar ambas situaciones importantes

Expandir imagen
La lactancia y el regreso al trabajo: cómo conciliar ambos roles
Un buen banco de leche amerita una disciplina fuerte, incluyendo los momentos con tu bebé. (FREEPIK)

La lactancia y el regreso al trabajo pueden presentar un desafío para muchas madres, pero es posible conciliar ambos roles de manera exitosa. Aquí tienes algunos consejos para ayudarte en este proceso:

Planifica con anticipación: Antes de regresar al trabajo, investiga las políticas y apoyos disponibles en tu lugar de trabajo en relación con la lactancia. Infórmate sobre el tiempo y el espacio que se te brindará para extraer leche y almacenarla adecuadamente.

Establece una rutina de extracción de leche: Programa sesiones regulares de extracción de leche durante el horario laboral para mantener tu producción de leche y evitar la incomodidad de la congestión mamaria. Intenta seguir un horario similar al de las tomas de tu bebé.

Encuentra un lugar tranquilo y privado: Busca un lugar en tu lugar de trabajo donde puedas sentirte cómoda y tener privacidad para extraer leche. Puede ser un espacio designado para la lactancia o una sala de descanso adecuada.

Utiliza una bomba de extracción de leche eficiente: Elije una bomba de extracción de leche de buena calidad que se adapte a tus necesidades. Asegúrate de aprender a utilizarla correctamente y mantenerla limpia.

Almacena y transporta la leche adecuadamente: Utiliza recipientes esterilizados para almacenar la leche extraída y asegúrate de etiquetarlos con la fecha. Transporta la leche en un refrigerador portátil o una bolsa aislante con paquetes de hielo para mantenerla fresca, por lo regular las salas de lactancia, en los lugares de trabajo, disponen de todo cuanto necesitas.

Mantén una alimentación saludable y bien hidratada: Consumir una dieta equilibrada y beber suficiente agua es importante para mantener una buena producción de leche. Lleva contigo botellas de agua y snacks saludables para mantener tu energía durante el día.

Comunícate con tu empleador: Habla abiertamente con tu empleador sobre tus necesidades y expectativas en relación con la lactancia. Explícales cómo esto puede beneficiar tanto a tu bebé como a tu desempeño laboral.

Busca apoyo y recursos adicionales: Únete a grupos de apoyo a la lactancia, tanto en persona como en línea. Pregunta a otras madres que hayan pasado por la experiencia de conciliar la lactancia y el trabajo para obtener consejos y recomendaciones.

Aprovecha los momentos de calidad con tu bebé: Asegúrate de dedicar tiempo de calidad con tu bebé cuando estés en casa. Esto incluye alimentarlo directamente al pecho y disfrutar de esos momentos de intimidad y conexión.

Sé flexible y compasiva contigo misma: Recuerda que conciliar la lactancia y el trabajo puede ser desafiante y puede requerir ajustes en el camino. Sé compasiva contigo misma, permítete experimentar y encontrar la mejor manera de hacerlo que funcione para ti y tu bebé.

La lactancia y el regreso al trabajo son dos roles importantes en la vida de una madre. Con una buena planificación, apoyo y organización, es posible conciliar ambos roles de manera exitosa y brindarle a tu bebé los beneficios de la lactancia materna mientras te desempeñas en tu trabajo.

TEMAS -

Periódico líder de República Dominicana centrado en las noticias generales y el periodismo innovador.