Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
meditación guiada
meditación guiada

Meditación guiada: encuentra serenidad y claridad mental

Todo lo que debes saber sobre la meditación guiada

Expandir imagen
Meditación guiada: encuentra serenidad y claridad mental
Lleva contigo esta sensación de serenidad y claridad a lo largo de tu día. (FUENTE EXTERNA)

¿Has probado la meditación guiada? Toma nota de estas recomendaciones. Busca un lugar tranquilo y cómodo donde puedas sentarte o recostarte sin distracciones. Cierra los ojos suavemente y comienza a concentrarte en tu respiración. Inhala profundamente por la nariz, sintiendo cómo el aire llena tus pulmones, y exhala suavemente por la boca, liberando cualquier tensión.

A medida que continúas respirando de manera tranquila y constante, visualiza un lugar sereno y tranquilo en tu mente. Puede ser un paisaje natural, como una playa, un bosque o una montaña. Imagina los detalles de este lugar: los colores, los sonidos, los olores. Siente la tranquilidad y la paz que emana de este entorno.

Ahora, mientras te sumerges en esta imagen mental, siente cómo tu mente se aclara y se libera de cualquier pensamiento intrusivo. Imagina que los pensamientos son como nubes que flotan en el cielo y que puedes dejarlos pasar sin apegarte a ellos. Si surge algún pensamiento, obsérvalo y luego suéltalo suavemente, volviendo tu atención a la calma de tu lugar sereno.

Siente cómo tu cuerpo se relaja aún más con cada respiración. Con cada inhalación, inhalas serenidad y calma, y con cada exhalación, liberar cualquier inquietud o tensión. Si sientes alguna tensión en tu cuerpo, dirige tu respiración hacia esa área y visualiza cómo se disuelve con cada exhalación.

Ahora, dirige tu atención a tu mente. Visualiza una luz brillante y clarificadora que brilla en tu mente, disipando cualquier niebla mental o confusión. Siente cómo esta luz te llena de claridad y comprensión.

Tómate un momento para repetir internamente estas afirmaciones:

"Soy sereno. Mi mente está clara y tranquila."

"Soy capaz de dejar ir pensamientos innecesarios y encontrar paz en el presente."

"Soy libre de cualquier preocupación. Mi mente es como un cielo claro y despejado."

Permanece en este espacio de serenidad y claridad mental el tiempo que desees. Cuando estés listo para regresar, comienza a tomar conciencia gradual de tu entorno físico. Mueve suavemente tus dedos y tus pies. Abre los ojos cuando te sientas cómodo.

Lleva contigo esta sensación de serenidad y claridad a lo largo de tu día. Puedes volver a esta meditación en cualquier momento para encontrar un refugio de paz y calma en tu mente.

TEMAS -

Periódico líder de República Dominicana centrado en las noticias generales y el periodismo innovador.