Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Barbie
Barbie

Barbie: ¿un desafío a la masculinidad en el Golfo?

La cinta de Greta Gerwig, que también se estrenó en Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, aún no está disponible en Catar ni Omán

Expandir imagen
Barbie: ¿un desafío a la masculinidad en el Golfo?
Margot Robbie y Ryan Gosling, protagonistas (AP)

Autorizada en Arabia Saudita pero prohibida en Kuwait, el éxito mundial de la película "Barbie" evidenció las divisiones entre los Estados del Golfo, tironeados entre la apertura y el conservadurismo.

La cinta de Greta Gerwig, que también se estrenó en Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, aún no está disponible en Catar ni Omán.

En Dubái, cuyas autoridades figuran entre las menos conservadoras de la región, las espectadoras decidieron vestir abayas rosas para ver el filme en el cine de un adinerado barrio del emirato.

"No imaginábamos que una película así sería proyectada en los países del Golfo", dijo a AFP Wadima Al-Amiri, una emiratí de 18 años, que fue al cine junto a sus amigas para hacerse su propia opinión en medio de tantas polémicas.

Kuwait, en cambio, prohibió el filme por "ofender la moral pública". Pero los críticos también le reprochan difundir una visión extrema de la emancipación de las mujeres.

En la película, las "barbies" ocupan funciones tradicionalmente reservadas a los hombres. Sólo una de ellas está embarazada y los "Kens" se encuentran relegados a segundo plano.

¿Desafío a la masculinidad? 

Las críticas no desalentaron a Mounira, una saudita de 30 años, que fue a ver la película junto a sus tres hijas, todas vestidas de rosa.

"Si incluye valores y principios opuestos a los nuestros, no debería proyectarse en Arabia Saudita ni en otros países del Golfo", declaró a la AFP.

"Pero hemos venido a dar una oportunidad a la película", dijo.

Desde hace algunos años, la rica monarquía ha dado pasos hacia las mujeres.

Desde 2018 pueden conducir y viajar sin ser acompañadas por un hombre. El país también envió una astronauta al espacio.

Pero estos cambios, auspiciados por el príncipe heredero Mohamed bin Salmán, han ido acompañados de presiones contra activistas feministas, muchas de las cuales siguen encarceladas.

El malestar es palpable en el país, donde los cines apenas reabrieron en 2017 tras años de prohibición.

"Queremos más libertad y más apertura, pero respecto a Barbie, escuché decir que desafiaba la masculinidad", cuenta Hanan Al Amoudi, una turista saudita de paso por Dubái, que se negó a ver la película.

Esta mujer, que lleva el velo integral, afirma apoyar la "emancipación de la mujer", a condición de que se lleva a cabo de manera "razonable".

"Que un hombre se parezca a una mujer maquillándose y vistiéndose [de manera afeminada]... es algo que no me gusta", señaló, en referencia al papel de Ken interpretado por Ryan Gosling.

"Blanco, colonial y superficial" 

La periodista de Kuwait Sheikha Al Bahaweed se opuso a la censura en su país, pero lamentó que "Barbie" ofreciera, a su entender, "una de las peores, sino la peor visión del feminismo".

La reportera lo vio sobre todo como un "feminismo blanco, colonial y superficial".

"El feminismo no consiste en sustituir un sistema patriarcal por un sistema matriarcal, sino en que la humanidad alcance un sistema basado en la justicia y la igualdad de oportunidades", declaró a la AFP esta periodista comprometida con los derechos de la mujer.

TEMAS -

Periódico líder de República Dominicana centrado en las noticias generales y el periodismo innovador.