Cineastas y productores, opuestos a cambios a la ley de Cine

  • Adocine espera decisión del Ejecutivo para fijar posición; los números hablan a favor de la industria
$!Cineastas y productores, opuestos a cambios a la ley de Cine
El actor Mark Wahlberg en la Ciudad Colonial.

Santo Domingo. Dentro de las reformas fiscales que se ha planteado la administración del presidente Luis Abinader, figura, según ha trascendido, una posible modificación a la Ley 108.10 de fomento a la industria cinematográfica, legislación que ha posibilitado el desarrollo de la industria y la llegada al país de millonarias producciones cinematográficas internacionales.

De acuerdo con un reporte entregado a Diario Libre, por la oficina de prensa de la Dirección General de Cine (Dgcine), entre el 1 de enero y el 10 de agosto, en el país se rodaron cincuenta proyectos cinematográficos.

El total de los presupuestos aprobados para la filmación de largometrajes, cortometrajes, comerciales de televisión, documentales o de animación, bajo el artículo 34 de incentivo al cine local establecido en la Ley 108-10, asciende a más de mil millones de pesos, proveniente de 17 películas que se acogieron al referido artículo, mientras que el reality show Dominicana’s Got Talent se hizo con el artículo 39, de incentivo a la inversión extranjera para la realización de su segunda temporada. Ocho proyectos rodados no aplicaron a la legislación.

Mientras que el artículo 39 que fomenta la inversión extranjera en el país a través del cine, atrajoa siete producciones que se acogieron a los beneficios, el restante no aplicó, pero el presupuesto aprobado fue de RD$11, 094, 270,754. 25. (más de once mil millones de pesos)

Iván Reynoso, presidente de Adocine.
Iván Reynoso, presidente de Adocine.

Cineastas y productores han planteado su oposición a modificaciones a una legislación que ha tenido un gran impacto en la industria, sin embargo, algunos opinan con cautela, mientras que otros advierten que igualar los incentivos de los artículos 34 y 39 sería decretar la muerte del cine.

Adocine

El presidente de la Asociación Dominicana de Profesionales de la Industria del Cine (Adocine), Iván Reynoso, se abstuvo de referirse al planteamiento porque entiende que se trata de un documento no oficial.

“Todo el mundo está preocupado, consternado y obviamente se están estudiando para ver cuáles son los pasos a seguir. Hay que esperar hasta conocer cuál es la intención del Gobierno. Yo no creo que sea prudente fijar una posición sin tener un planteamiento oficial. Nosotros hemos visto la posición del presidente de cara al cine, y todo lo que él ha indicado hasta el momento es a favor de mantener la Ley”, comentó el presidente de Adocine.

El experimentado productor de cine coincide con lo planteado por otros de sus colegas, que han dicho que, si la legislación está aportando, no debería ser tocada.

“No hay necesidad de modificarla. Es una ley muy joven, nosotros tenemos una competencia muy fuerte en todo Centroamérica y el Caribe como destino para la filmación con el artículo 39, pero que sucede, no hay 39 sino hay equipo que lo soporte, pero no habrá equipo de trabajo sin el artículo 34. No hay manera de que uno exista sin el otro, porque tú tienes ahora mismo a unas 7 mil personas que trabajamos directamente en la industria, sin incluir la cantidad de empresas que se han formalizado para darle servicio a la industria, pero a eso hay que agregarle la cantidad de gente que trabaja de manera indirecta con la industria”, reflexionó.

Entre otras Iván Reynoso ha fungido como productor de películas nacionales e internacionales. Conoce como la palma de sus manos el negocio y como repercute, por ejemplo, en las comunidades en donde se filma una película.

“Lo más cercano al negocio de la construcción es el cine en lo que se refiere a la distribución del dinero en todas las áreas de nuestra economía. ¿Dime qué empresa te gasta en una película local 20 millones de pesos en un pueblo? Me pasó con Tubérculo Gourmet, recuerdo que la población de Monte Plata sintió nuestra presencia por la dinamización de la economía. Es la única que de verdad reparte el dinero”, apuntó

Recordó que fue productor local de la película Arthur the King que protagoniza Mark Wahlberg y que se filmó en Las Terrenas y también en la Ciudad Colonial. “Esa película abrió cinco hoteles que estaban cerrados, ese pueblo estaba muerto porque filmamos en plena pandemia, con toque de queda. Eso es lo que tenemos que entender, ahora bien para que vengan producciones tenemos que tener el equipo de trabajo porque no es eficiente traer personal del extranjero y eso solo se consigue cuando tenemos a un personal entregado con el artículo 34”, dijo el presidente de Adocine

Alfonso Rodríguez, cineasta y cónsul dominicano en Los Ángeles.
Alfonso Rodríguez, cineasta y cónsul dominicano en Los Ángeles.

El cineasta y cónsul en Los Ángeles, Alfonso Rodríguez, se habló en términos similares a lo planteado por Reynoso. Recordó que hasta el momento son solo rumores y que así se lo ha hecho saber a colegas que lo han contactado por teléfono.

“Le he dicho a todo el que me ha llamado que esperen a ver qué es lo que van a proponer porque ahora mismo no sabemos nada, aunque hay un proyecto de una reforma fiscal que va obviamente tocar todos los sectores económicos de la vida dominicana y me imagino que el cine me imagino que va a ser uno de ellos, pero tenemos que esperar a ver dónde van a poner el mingo para ver si uno va a seguir jugando con la bola negra o la blanca”, comentó Alfonso Rodríguez.

Al referirse al documento en el que se establecen los posibles cambios. “Yo leí ese documento y no tiene ningún sentido lo que dice de que van a igualar el 34 con el 39 eso no tiene ningún sentido. “Le he dicho a los cineasta que me han llamado que estén tranquilos, que los números de la Ley de Cine están muy claros, hemos creado en diez años 7 mil y pico de empleos, 40 mil y pico de personas se benefician del cine, abogados y los pueblos también se benefician. Lo que el gobierno deja de percibir por el cine dominicanos lo paga el cine extranjero, porque es una ley que ese diseñó así. El cine local en lo que hace que mantienen la industria viva para que cuando lleguen al país una Sandra Bullock y una Jennifer López, los técnicos tengan trabajo y sigan teniendo trabajo. Si no hay artículo 34 no hay 39, si no hay películas dominicanas no va a ver películas extranjeras. Eso lo entiende todo el mundo y el que más lo entiende es el ministro de Hacienda Jochy Vicente, que es productor de cine con más de 10 películas”, reveló Alfonso Rodríguez en una entrevista concedida al programa 12 y 2 que conducen Karina Larrari y Sergio Carlo por la 91 f.m”, comentó.

Alfonso Rodríguez reveló que el ministro de Hacienda conoce muy bien a la industria cinematográfica y que en más de una ocasión ha trabajado con él en algunas de las películas del empresario José Miguel Bonetti.

Hans García, cineasta, ex presidente de Adocine.
Hans García, cineasta, ex presidente de Adocine.

Hans García, cineasta y expresidente de la Asociación Dominicana de Profesionales de la Industria de Cine (Adocine) también fijó su posición.

“Igualar las condiciones del artículo 34 con el 39 sería la muerte súbita de la industria de la cinematográfica dominicana, porque es imposible hacer una película con esas condiciones, y mucho menos competir con la ventaja que tienen los créditos fiscales que generan las producciones extranjeras. Tú sabes que los créditos fiscales que esas producciones (las extranjeras), no se venden al 25%, sino más barato con beneficios para los empresarios que los compran, si nosotros vamos a competir con el artículo 39 en esas condiciones”, reveló Hans García.

Al defender la legislación de fomento a la industria del cine en el país, aseguró que son el sector más organizado.

“En nuestro país no existe un sector de la industria más regulado y formalizado que el nuestro. Todo el que trabaja bajo el amparo de la Ley 108-10 paga rigurosamente sus impuestos, pues de lo contrario no trabaja. Todas las empresas creadas para ofrecer servicios a la industria cumplen con sus obligaciones con la DGII al igual que los empleados que contratan”, enfatizó Hans García.

Nosotros confiamos en que el señor presidente Luis Abinader hará oídos sordos a esas voces que se han planteado, a través de sus propuestas, destruir la Ley de Cine. Creemos y confiamos que, como bien nos dijo, su gobierno tiene todo el interés de hacer crecer esta industria y que sea ahora cuando lleguen los años dorados del cine dominicano”, agregó.

El ex presidente de la Asociación Dominicana de Profesionales del Cine (Adocine) explicó que desde la creación del cine como industria en el país y hasta el impulso que la Ley de Cine ha otorgado, apenas se rodaban una o dos películas al año. A partir de la creación de la Ley 108-10 se ha visto florecer una industria que permite que cada año se rueden alrededor de 30 películas dominicanas, lo que produce miles de empleos para los profesionales y técnicos especializados.

El profesional del cine aprovechó para hacer un llamado al presidente de la República, Luis Abinader, y recordarle las palabras y compromiso asumido con la industria del cine el pasado 9 de junio del 2020.

“Estamos más que convencidos que no será de su gobierno que saldrá la orden de destruir una industria en crecimiento como es la Industria Cinematográfica Dominicana. Confiamos en su palabra en la que estableció que no estaba en discusión mantener los incentivos fiscales y que la época de oro del cine dominicano llegaría con su gobierno”, argumentó.

Omar de la Cruz, director del Festival de Cine Global.
Omar de la Cruz, director del Festival de Cine Global.

Omar de la Cruz, director del Festival de Cine Global es opuesto a una modificación de la Ley de Cien, pero en caso de que eso se produzca consideró lo siguiente.

“Si van hacer algún cambio, una propuesta aceptable sería aumentar el artículo 39 de un 25% a un 30% o 40% (crédito fiscal) para generar más atractivo de inversión extranjera. En lo que se refiere al artículo 34, el crédito hacerlo transferible al igual que el 39 y dejarlo igual para seguir impulsando la industria local, así como fijar un tope del gasto de 3,500,000,000 para la industria del cine. Además, establecer que los inversionistas locales del 25% que puedan invertir en la industria cinematográfica deben de invertir primero un mínimo de 50% (del 25%) en el artículo 34 y después de cumplir con esa cuota, el restante en el artículo 39”, aconsejó De la Cruz.

“Igualar las condiciones del artículo 34 con el 39 sería la muerte súbita de la industria cinematográfica dominicana, porque es imposible hacer una película con esas condiciones”
Hans García Cineasta
20211014 https://www.diariolibre.com

+ Leídas