El Mercado de Cannes; escenario indicado del cine para ver más allá de su territorio

  • El cineasta y productor Luis Arambilet busca acuerdos para “La Isla Rota” y “Lo que siento por ti”
  • La también productora Katherine Bautista hace lo propio para el documental “Por eso vengo al río”

Desde su creación en 1959, el Merché du Film (Mercado del Festival de Cannes) ha estado en constante evolución. Es el escenario en el que los profesionales de la industria cinematográfica mundial se dan cita cada año en esta localidad para mercadear sus propuestas.

De acuerdo con los organizadores, este año más de 12 mil protagonistas de la industria en representación de unos 5,508 socios de la organización.

Le Palacio del Festival de Cannes acoge en su edificación las diferentes delegaciones, mientras que en otro escenario conocido como las Villas Internacionales complementan los espacios para el establecimiento de relaciones comerciales entre los interesados.

Jornadas de información, proyecciones de películas, documentales, proyectos y cortometrajes son mostrados por el personal acreditado a sus posibles aliados.

Las diferentes delegaciones, a la cabeza de sus respectivos representantes oficiales se convierten en el mejor aliado para el talento emergente y establecido que procura ir más allá de su territorio.

La mecánica

La organización del Festival de Cannes abre las convocatorias para que los países participen a través de los órganos que rigen el negocio cinematográfico en sus respectivos países, y estos a su vez abren una convocatoria para que los productores envíen sus proyectos o producciones terminadas con el propósito de lograr acuerdos para su distribución en mercados internacionales.

Las que resulten seleccionadas son incluidas en la programación de cada país para ser mostradas en una sala en el Palacio del Festival, mientras que otros productores y la propia comisión fílmica establecen una dinámica para recibir en sus respectivos pabellones a los interesados en conocerla, así como evaluar las facilidades que ofrece cada los más de 60 países representados para la inversión extranjera.

Oportunidad
El Mercado de Cannes; escenario indicado del cine para ver más allá de su territorio

Para el cineasta dominicano y productor Luis Arambilet la oportunidad es única para los presentes y en particular para la República Dominicana que está representada en la delegación de la Dirección General de Cine (DGCINE) que encabeza su titular Yvette Marichal.

“Estoy en el Festival de Cannes gestionando la distribución de la película Lo que siento por ti de Raúl Camilo, La Isla Rota de Félix Germán, cuyo estreno está pautado en la República Dominicana el 13 de junio, así como otros proyectos. En el caso de Lo que siento por ti venimos con la experiencia de un recorrido internacional amplio, ganadora de premios nacionales, Festival de Guadalajara, Estados Unidos y ahora en los Premios Latino, así como con expectativas de un posible acuerdo con Netflix, a cuyos ejecutivos la mostramos el pasado sábado en Cancún. También la temática de inclusión social nos ofrece una gran oportunidad de poder establecer acuerdos en este escenario. En el caso de La Isla Rota de Félix Germán, estamos ofertando una película que comenzó en los festivales internacionales con buenos resultados. Esta es una película positivamente controversial por la estructura de la misma y nuestra aspiración es poder arribar acuerdos”, indicó Luis Arambilet.

Los objetivos están claros. Buscar distribución en cine y en otras plataformas con esas dos películas y “Consuelo”, un tercer proyecto que tiene en desarrollo.

“Es válido estar en el Festival de Cannes. Yo vine por primera vez en 1976 y desde ahí conozco en este territorio, así como su importancia. Estar en un mercado es importante porque películas ya realizadas y proyectos están buscando distribución en Europa o en el mundo. Contratar una sala de cine para proyectar películas es vital, más este año que hay más participantes que el pasado año, de manera que saludos que la Dirección General de Cine mantenga la presencia del país y que los productores hayan hecho una inversión para estar aquí. La atracción fresca a la economía dominicana solo se hace con una labor como la que está desarrollando la DGCINE ”, manifestó Arambilet.

La productora de cine Katherine Bautista, presidente del Festival Internacional de Cortometrajes Libélula Dorada ha regresado a Cannes, esta vez con el propósito de lograr alianzas que le permitan fortalecer el certamen que organiza en República Dominicana y mercadear producciones cinematográficas dominicanas.

En esta ocasión Bautista procura encontrar distribución del documental “Por eso vengo al río” de Fernando Blanco, ganador del concurso Fonprocine en 2115 y en Panamá.

“Cuando las personas me preguntan, pienso que todo eso depende mucho de cuan atrevido tú seas y cuan claro tenga tus objetivos. Recuerdo que la primera vez me dijeron que no tenía nada que buscar aquí, sin embargo, tan pronto llegué entendí por qué debía venir. Es importante el contacto con los agentes de distribución, si eso no sucede, hoy no estaría haciendo lo que hago, ni tampoco el Festival La Libélula Dorada, esto me ha conectado con el mundo porque tengo jurados que conocí aquí. He llegado a muchos países por las gestiones que he hemos hecho en el Festival de Cannes”, comentó la productora.

Bidó aconsejó a sus colegas a dar seguimiento a los contactos que se consiguen en el mercado luego de finalizada la jornada.

“Vine a representar el documental “Por eso vengo al río” de Fernando Blanco con el propósito de conocer programadores y agentes de venta para que lo vean el próximo 21 de este mes en una de las salas. Así como otros dos proyectos en desarrollo”, indicó.

Este año la Dirección General de Cine trajo cuatro producciones cinematográficas al mercado. “La fiera y la fiesta”, la producción cinematográfica de Lantica Media dirigida por Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas, “Colours” de Luis Cepeda, “El proyeccionista” de José María Cabral y “Por eso vengo al río” de Fernando Blanco.

20190517 https://www.diariolibre.com

+ Leídas