Natalie Portman presenta documental de crítica a la cría intensiva

  • La actriz y el escritor se unieron para producir el documental “Eating Animals”
$!Natalie Portman presenta documental de crítica a la cría intensiva
Natalie Portman

NUEVA YORK.- Natalie Portman y Jonathan Safran Foer esperan poder cambiar el mundo, un plato de comida a la vez.

La actriz y el escritor se unieron para producir el documental “Eating Animals”, una crítica al sistema de cría intensiva de animales que argumentan que nos está alimentando mal.

La película muestra desde un granjero contratado por Perdue en Fairmont, Carolina del Norte, hundido hasta las rodillas en deudas y pollos con anomalías horribles, hasta una pequeña granja de cría de cerdos en Thornton, Iowa, donde los animales crecen en libertad.

Los cineastas visitan varias granjas para argumentar que los animales confinados en enormes fábricas, alimentados con antibióticos, alterados genéticamente y cruzados para obtener más carne no son algo inevitable.

“Yo literalmente no puedo concebir que una persona que no sea psicópata entre a una granja industrial y diga, ‘me parece bien’”, dijo Foer a The Associated Press.

“No tenemos que llegar todos a la misma conclusión pero tenemos que comenzar por el mismo punto de partida, que es ‘estos son los hechos del mundo, así es como funciona nuestro sistema agrario, y tenemos una opción’”.

Dirigida por Christopher Quinn, “Eating Animals” es una adaptación del elogiado libro homónimo de Foer. Pero aunque el libro es una expresión voraginosa y espontánea del autor luchando con la idea de la carne, la película muestra ampliamente los problemas que enfrentan los ganaderos.

“Estaba contando una historia, no documentando algo”, dijo Foer, quien comenzó a explorar el origen de la carne cuando estaba a punto de convertirse en padre. “Y la película es un documental, más que algo en la tradición de la narrativa. Hace cosas que el libro no puede y no hace, al igual que el libro hace cosas que la película no puede”.

Portman, quien narra la cinta usando porciones del texto de Foer, dice que los realizadores nunca pretendieron mostrar simplemente 90 minutos de imágenes horrendas sacadas de granjas industriales inhumanas o sus consecuencias medioambientales.

“La idea era hacer algo pasable. Queremos que la gente lo vea. No quieres que alguien se sienta tan perturbado que quiera irse o no ver más. Uno quiere seguir la conversación”, dijo la actriz.

“El foco del filme es que las prácticas agrícolas que hemos perdido: la manera tradicional, realmente estadounidense, de prestar atención a la belleza y el detalle, el trabajo duro que esto requiere y el respeto por la tierra y los animales que realmente están siendo irrespetados”.

Mientras la humanidad enfrenta problemas grandes y complejos como el calentamiento global, la educación y la migración, Foer y Portman argumentan que el futuro de las granjas agrícolas puede decidirlo el propio consumidor. Su solución es que cada persona que come carne deje de hacerlo de vez en cuando.

Foer, cuyos libros también incluyen “Everything Is Illuminated” y “Extremely Loud & Incredibly Close”, es vegetariano (Portman es vegana) y sabe que es casi imposible que la gente cambie sus hábitos alimenticios de la noche a la mañana.

En vez, pide a los carnívoros que identifiquen cuándo la carne es importante para ellos, como el Día de Acción de Gracias, un cumpleaños, el Día de Independencia, las reuniones familiares o los asados de verano. Coman carne entonces, dice Foer, pero no cuando no es importante para ustedes.

¿Tienen hambre en el aeropuerto? No compren automáticamente un sándwich de pavo, busquen otra opción. ¿Van a cenar a un restaurante chino? Sáltense el pollo General Tso y pidan fideos en vez. “Si tan solo eliminamos aquellas veces que ni siquiera nos importa, eso solucionaría el problema”, dijo Foer.

Foer y Portman anticipan que la cinta desatará reacciones y que algunos incluso piensen que va demasiado lejos mientras que otros crean que no hace lo suficiente.

Escena de Eating Animals
Escena de "Eating Animals ( )

“Estamos tan acostumbrados a pensar en el último paso — como, ‘epa, espera un momento, tú usas zapatos de cuero’ o ‘un minuto, tú pisas hormigas’ — en lugar de que este es un gran problema frente a nosotros”, dijo Foer. “Podemos hacer arreglos de hecho bastante rápido si no tememos a la hipocresía. El miedo a ser hipócritas evita que mucha gente tome el primer paso porque tienen que reconocer que no están tomando el último”.

Portman tiene esperanzas en que la agricultura industrial acabará ante la vasta demanda de cambio que actualmente agita a la sociedad, y que incluye el movimiento #MeToo y las protestas por el control de armas.

“Definitivamente hay una nueva generación que está prestando mucha más atención a esto y sí vemos la posibilidad de que la gente cuestione y revierta el statu quo en un corto periodo de tiempo”, expresó la actriz. AP

AP
20180619 https://www.diariolibre.com

+ Leídas