Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Viaje cultural
Viaje cultural

Sorprendente San Sebastián

Amigos de casi todos los rincones del mundo del teatro y la danza nos damos cita en este viaje

Expandir imagen
Sorprendente San Sebastián
La lluvia y el frío son mis compañeros inseparables en este viaje a San Sebastián. (LUIGGY MORALES)

Llueve. Parece que la lluvia y el frío son mis compañeros inseparables en este viaje. Una brisa fuerte azota a los transeúntes y vuelan los paraguas. La lluvia no es impedimento para frenar la actividad constante. La ciudad, ajena al despiadado tiempo, luce espléndida, bella, única, con una elegancia que impresiona y una cortina gris que la envuelve en el misterio.

El hotel de Londres e Inglaterra frente a la playa de la Concha, lleno de historias y anécdotas, me espera. Amigos de casi todos los rincones del mundo del teatro y la danza nos damos cita. Un programa apretado que ocupa cuatro días nos ofrece un menú sibarita para quienes amamos estas manifestaciones artísticas. Dispuesto estoy a mi sobredosis cultural y a dejarme seducir por la gastronomía que ya es famosa en el mundo por su exquisitez. San Sebastián es una de las más bellas ciudades de España, donde se aloja un festival de cine de mucho prestigio y esta feria donde cada año disfrutamos de grandes y emocionantes espectáculos.

Norka Chiapuso, amigo entrañable, nos recibe con los brazos abiertos y es un anfitrión al que nada se le escapa junto a un equipo de hombres y mujeres que hacen de esta fiesta de la cultura un encuentro con la excelencia.

Desde mi ventada del hotel observo a intrépidos y arriesgados surfistas que se sumergen en las aguas del Cantábrico esperando las olas. De solo verlos un escalofrío recorre mi cuerpo, algunos bañistas también se suman alegremente a este baño congelado. Como caribeño y hombre de la tercera edad imposible pensar en atreverme a desafiar este tiempo que congela hasta los sueños, una neumonía me acecharía.

Desde las once de la mañana comienzan a abrir los espectáculos y nos movilizamos en autobuses o caminando, dependiendo de las distancias. En los vehículos los distribuidores de espectáculos intercambian pareceres. España tiene muchos festivales y ferias al año, cada región tiene los suyos y estos distribuidores no solo nacionales sino iberoamericanos, donde pertenezco, asistimos con la ilusión de poder llevar lo que vemos y nos gusta a nuestros países.

En la noche cómplice de muchas alegrías, un bar tras otro, pinchos abreboca que seducen.

-¿Qué quiere: Rioja o Rivera?

-Ponga el que más le guste -digo con ojos brillantes-.

La ciudad abre todos sus rincones, que los vascos a pesar del frío y la lluvia desafían. La parte vieja animada por bares de copas y cervecerías, la calle Reyes Católicos, en la parte atrás de la Catedral del Buen Pastor, zona chic, en Egia, locales de micro teatro y música directo o el barrio de Gros, joven alternativo, la fiesta puede continuar en el puerto y en la playa  con discotecas al borde del mar. La alegría se conjuga con las pocas estrellas del firmamento que se dejan ver, cinco espectáculos diarios inundan nuestra imaginación y sueños.

-¿Y tú eres de dónde?

-Yo dominicano, ¿y tú?

-Soy chileno, y yo argentina, y yo colombiano, y yo gallego, y yo de Tenerife...

Y así la noche sin prisa y entre comentarios, anécdotas, abrazos, carcajadas, lentamente nos lleva a las primeras horas de la mañana.

San Sebastián insiste en sorprendernos cada vez y lo consigue. Agur.

TEMAS -

Freddy Ginebra Giudicelli es un contador de anécdotas cuyo mayor deseo es contagiar su alegría y llenar de esperanza a todos aquellos que leen sus entrañables historias.