Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

5 pasos para recuperarte de un mes más caro

Todos tenemos desvíos en nuestro presupuesto, ya sea por disfrute o por necesidad

Expandir imagen
5 pasos para recuperarte de un mes más caro
Un evento específico puede darle un fuerte golpe a nuestras finanzas personales. (LUIGGY MORALES)

Salimos de vacaciones y no ponemos un tope a nuestro gasto. Al llegar el estado de la tarjeta de crédito apenas nos damos cuenta de lo acontecido. ¿Cómo accionar para no reaccionar?

Un evento específico puede darle un fuerte golpe a nuestras finanzas personales. Debemos actuar para no pagar de más.

Pasada una festividad, un percance, unas vacaciones o alguna celebración debemos tomar medidas para que no se convierta en una bola de nieve que nos lleve a deudas innecesarias.

Veo como un desliz en ciertas fechas se convierte en un golpe financiero que se arrastra durante meses, años y hasta una eternidad. Esperamos sentir el peso para comenzar a reaccionar. Como financiar la tarjeta de crédito, por ejemplo. Le vamos dejando al destino el procedimiento… y eso no es asertivo si queremos no desperdiciar nuestro dinero.

—Pero, Diego Sosa, ¿por qué debo comenzar a preocuparme si acabo de llegar del disfrute? -me escribió un seguidor en Instagram.

Si nosotros no actuamos a tiempo el problema aumenta, y en cuestión de dinero solo significa que pagaremos más. Lo que reducirá el dinero disponible el siguiente mes.

Si se te presenta esta situación, que es muy típica, te dejo una guía para hacerte cargo desde ya:

1. Recopila los gastos pendientes: Busca todo lo que no se ha pagado y tendrá que pagarse. Por lo menos dentro de los próximos 90 días. No solo del evento, sino todos los compromisos; como alquiler o hipoteca, energía, teléfono, tarjetas de crédito, etc. 

2. Calcula lo que pagarás y cuánto tendrás para pagar: Suma todos los compromisos y tu presupuesto normal. Cada mes tiene sus costos y deben estar en este nuevo presupuesto. Sobre todo, necesitarás saber de cuánto dispondrás para hacerle frente.

3. Cuando lo pagarás: Hay que hacer un cronograma. Si cobras quincenal debes poner los gastos que afrontarás en esa quincena y el dinero que recibirás en ella. Si es mensual o semanal ya sabes lo que tienes que hacer. De esta forma sabrás si te hará falta dinero para algún momento y podrás tomar medidas para evitar atrasos y multas por no pagar a tiempo. Si sobrará, podrás guardarlo bien para el siguiente período.

4. Decide si necesitarás liquidez o deudas: Quizá tendrás que echar manos a alguna inversión que tienes y debes hacerla líquida a tiempo. ¿O te conviene más tomar un préstamo? Uno de los errores más comunes es no disponer de esta liquidez y comenzar a financiarse con la tarjeta de crédito, una de las fuentes de dinero más caras del sistema financiero formal.

5. Reduce gastos: Sé que duele pensarlo, pero quizá es hora de pagar los platos rotos para no entrar en una espiral que se coma parte de nuestro progreso. Es mejor apretar el cinturón a tiempo que estar pagando intereses de deudas que reducirán mi disponibilidad de dinero en el siguiente mes.

Todos tenemos desvíos en nuestro presupuesto, ya sea por disfrute o por necesidad. Puede ser por decisión propia o imprevistos insalvables. No dejarle al destino nuestras finanzas personales es lo que nos lleva a no tener que reaccionar, por accionar cuando nos damos cuenta que es necesario hacerlo. Está en tus manos.

TEMAS -

Conferencista, consultor, coach y escritor con 20 libros publicados. Dirigió por 10 años una de las empresas del Grupo Siemens en Argentina, Brasil y Alemania.