Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

¿Cómo sé que mi relación con las deudas es tóxica?

Cuando lo que ingreso no alcanza para pagar las cuotas es hora de tomar medidas drásticas

Expandir imagen
¿Cómo sé que mi relación con las deudas es tóxica?
Cuando por más de dos meses consecutivos no podemos pagar todo lo consumido en la tarjeta de crédito deberíamos tomar cartas en el asunto. (LUIGGY MORALES)

Cuando lo que ingreso no alcanza para pagar las cuotas es hora de tomar medidas drásticas.

Algunas de las personas que se me acercan para ser asesorados en sus finanzas personales no se han dado cuenta que están generando deuda cada mes. Solo lo ven después de unos meses, cuando ya no aguantan más. O cuando saben que tendrán un gasto mayor.

—¿Cómo que tendrán un gasto mayor, Diego Sosa?

Sí, existen personas que cuando se acerca una fecha de júbilo se preparan para aumentar su deuda. En mi país se evidencia con una frase lapidaria: “Limpiar la tarjeta de crédito”. Dígase saldar las deudas de las tarjetas tomando otra deuda. Con el objetivo de poder usarlas por completo.

—No entiendo, Diego.

Es fácil: Toman deuda para pagar deuda y así poder hacer una nueva deuda. La que saldarán cuando llegue la próxima fecha de júbilo con otra deuda… todo un círculo vicioso.

Lo que no calculan para disfrutar es que no podían saldar las tarjetas y luego del disfrute las tendrán nuevamente copadas. Y se les sumará una cuota de préstamo.

Cuando por más de dos meses consecutivos no podemos pagar todo lo consumido en la tarjeta de crédito deberíamos tomar cartas en el asunto. Una parte de nuestro ingreso, muchas veces muy importante, se está yendo a pagar intereses no programados y que no adquieren nada.

¿Cuánto es el porcentaje máximo que debemos tener de deudas?

Para cada uno es diferente. Una cosa es pagar una vivienda, otra un préstamo de consumo. Ni pensar en prestamistas y tarjetas de crédito.

Lo prioritario es saber que no estamos pagando deuda con más deuda. Ni que lo haremos en un futuro.

Cuando nuestras deudas aumentan cada cierto tiempo (nunca descuide las tarjetas, estas nos dan el primer indicio) nuestra relación con los créditos no anda bien. ¿La razón? Estamos buscando dinero prestado para pagar intereses.

—¿Cómo salir de una relación tóxica con las deudas?

La decisión no es simple, pero efectiva. Debemos cambiar nuestra relación con el dinero. Mientras más profundo el abismo, más amarga será la medicina.

Sí, es hora de gastar mejor para poder salir del agujero. A algunos les bastará con reducir gastos, otros tendrán que además olvidarse de su acceso al de crédito, mientras que unos están obligados a entregar todas sus amigas plásticas.

Tengo que insistir en esto: No es solo reducir su posibilidad de acceso al dinero, es disminuir sustancialmente su gasto a través de cambios radicales de consumo.

Es hora de cortar todo tipo de gastos no programados… ya sé: “Diego, hay que vivir”. Exacto, es lo que te deseo que hagas, que cada centavo ganado se convierta en calidad de vida, y no en intereses de deudas no deseadas.

TEMAS -

Conferencista, consultor, coach y escritor con 20 libros publicados. Dirigió por 10 años una de las empresas del Grupo Siemens en Argentina, Brasil y Alemania.