Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Dra. Janfreisy Carbonell : “Cerca de 90 mil dominicanos mayores de 60 años padecen demencia senil”

Hoy, 21 de septiembre, se conmemora el Día Mundial del Alzhéimer. Esta enfermedad es la forma más común de demencia, responsable de un 60-80% de los casos a nivel mundial de demencia senil

Expandir imagen
Dra. Janfreisy Carbonell : “Cerca de 90 mil dominicanos mayores de 60 años padecen demencia senil”
Dra. Janfreisy Carbonell, neuróloga y médico internista del Centro Médico de Diabetes, Obesidad y Especialidades (CEMDOE). (PEDRO BAZIL)

Para conocer más de esta condición abordamos a la doctora Janfreisy Carbonell, neuróloga y médico internista del Centro Médico de Diabetes, Obesidad y Especialidades (CEMDOE).

—A veces esta enfermedad es difícil de diagnosticar, ¿cuál es la diferencia entre demencia senil y alzhéimer?

Antes de diferenciar estos conceptos debemos saber previamente qué significa realmente la demencia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la demencia como “un síndrome -generalmente de naturaleza crónica o progresiva- caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento) más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal. Afecta a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio.

La demencia senil realmente no es una enfermedad concreta, la cual pertenece al grupo de demencias que generalmente afecta a adultos mayores. Según la Alzheimer’s Association, esta demencia representa un conjunto de síntomas entre los que se incluye el deterioro de la memoria y otras capacidades de razonamiento. Estos síntomas son lo suficientemente graves como para interferir en la vida diaria. Es decir, la demencia senil puede referirse a cualquier tipo de demencia, como la enfermedad de Alzhéimer, la demencia vascular o alguna otra enfermedad del sistema nervioso central que provoque deterioro cognitivo.

El alzhéimer es la forma más común de la demencia, responsable de un 60-80% de los casos a nivel mundial (de demencia senil), un término general que se aplica a un trastorno neurodegenerativo progresivo crónico e irreversible de pérdida de memoria y otras habilidades cognitivas que interfieren con la vida cotidiana

—¿Qué porcentajes de la población en el país la padece?

Según estadísticas del Ministerio de Salud Pública, a través del Departamento de Salud Mental informó que en la República Dominicana aproximadamente un 8% de la población mayor de 60 años vive con demencia, equivalente a unos 90 mil casos.

—¿Qué ventaja supone detectar el alzhéimer en estadios tempranos, cuando la persona aún no presenta síntomas?

La respuesta es un poco compleja, pero entiendo que la ventaja que supone detectar este tipo demencia, aun cuando los estadios clínicos del mismo no se hayan manifestado todavía, supone tratar de intervenir o modificar ciertos factores de riesgo que contribuyen al proceso acelerado de la neurodegeneración (riesgos cardiovasculares y cerebrovasculares previos, como una mala alimentación y el sedentarismo, etc)  de poblaciones que podrían tener alguna predisposición a su desarrollo, por ejemplo aquellos en que la predisposición (que previamente presentó algún familiar cercano con la enfermedad de Alzhéimer), como el gen que codifica la apolipoproteína E-e4, o APOE-e4, que es el primer gen de riesgo identificado y continúa siendo el de mayor impacto. Otras formas comunes del gen APOE son APOE-e2 y APOE-e3. 

—¿Qué es el síndrome metabólico y qué papel juega en esta dolencia?

El síndrome metabólico se trata de una condición clínica que incluye un conjunto de anomalías cardio metabólicas, como hipertensión arterial, obesidad central, resistencia a la insulina y dislipidemia aterogénica. La prevalencia del síndrome metabólico se ha incrementado en los últimos años en el mundo, representando un problema de salud pública porque aumenta directamente entre dos a seis veces el riesgo de enfermedades cardiovasculares/cerebrovasculares y diabetes mellitus tipo 2. 

Los cambios en el estilo de vida pueden revertir los componentes del síndrome metabólico, pero en ocasiones es necesaria la intervención farmacológica para un control más estricto de los factores de riesgo. Según estudios recientes se ha determinado que este síndrome podría contribuir a acelerar la progresión de degeneración neuronal del deterioro cognitivo en la enfermedad de Alzhéimer.

—¿Podemos prevenir el alzhéimer?

En la actualidad no existe una prevención eficaz, ni un tratamiento etiopatogénico que cure o detenga la enfermedad de Alzhéimer. Hoy disponemos de tratamientos sintomáticos modestamente efectivos para mejorar la cognición y las alteraciones conductuales con la finalidad de mantener la función. Existen dos grupos de fármacos principales de tratamiento sintomático cuyo uso ha sido autorizado por la FDA desde hace algunos años: Anticolinesterásicos o inhibidores de la acetilcolinesterasa para el deterioro leve a moderado; y Moduladores de la transmisión glutamatérgica o antagonistas de los receptores N- para el deterioro moderado a severo.

TEMAS -

Norys Sánchez es periodista. Formó parte del equipo fundador de Revista Rumbo y Diario Libre. Fue editora de la revista Madre Única. Autora del libro La palabra de los sueños, una selección de entrevistas a personalidades del mundo político, económico, diplomático y social del país.