Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

“Apoyando la campaña #cerohambre”

Estamos malnutridos, es algo que no terminamos de entender

Expandir imagen
“Apoyando la campaña #cerohambre”
Considere a partir de hoy, de una forma simple, colocar su alimentación dentro de su lista de prioridades. (SHUTTERSTOCK)

Una alimentación saludable debe ser sostenible y aceptable para todos. Cada 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación. Una iniciativa que va más allá de simplemente mostrar las estadísticas de hambruna a nivel mundial, sino de la necesidad imperante de tomar acción y mejorar nuestra alimentación.

Estamos malnutridos, es algo que no terminamos de entender. Independiente del peso corporal, nos estamos alimentando de una forma cada vez más procesada, menos natural y menos orientada a la prevención de enfermedades.

Invertimos nuestros esfuerzos en buscar un culpable, si el gluten o el azúcar, los hidratos de carbono o las grasas. Compramos panes de proteína, tortillas sin gluten, chocolate ‘keto’ o cualquier otra cosa que parezca atractiva o que está de moda.

Nos estamos enfocando en el control de peso, nos estamos olvidando del aporte de nutrientes. A nivel mundial existen más personas en sobrepeso y obesidad que en desnutrición, la escasez es un problema, pero existe también abundancia de alimentos procesados de fácil acceso que van de la mano con un estilo de vida caótico y acelerado. 

Pero el llamado de atención no debe quedarse en el planteamiento del problema, sino más bien, en una propuesta que solucione este gran problema. Esta columna intenta cooperar con este fin, sin dirigir la información hacia una dieta en específico sino a resaltar la importancia de enfocar nuestros esfuerzos en una estrategia sostenible, que vaya acorde a las necesidades específicas de cada persona.

¿Qué puede hacer usted para colaborar con el problema de la mala alimentación?

1. Enriquezca su alimentación con frutas y verduras, busque estrategias que le permitan integrarlas de forma regular.

2. No desperdicie los alimentos. Sea moderado en las porciones, comparta y limite su despensa a lo necesario para usted y sus dependientes.

3. Sea ejemplo, eduque a sus hijos y familia sobre la importancia de la moderación y la alimentación saludable.

Considere a partir de hoy, de una forma simple, colocar su alimentación dentro de su lista de prioridades. 

TEMAS -

Dra. Erika Pérez-Lara Doctora en Medicina. Especialidad en Nutriología Clínica en INTEC. Master en Nutrición y Alimentación en Universidad de Barcelona (UB).