Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

5 razones por las que puedes aumentar tus ingresos

Nunca antes fue tan fácil aumentar los ingresos. ¿Qué podemos hacer?

Expandir imagen
5 razones por las que puedes aumentar tus ingresos
Cambiar la mentalidad nos hará bajar gastos y aprovechar aumentos de ingresos. (SHUTTERSTOCK)

Si deseamos que nos alcance el dinero podemos hacer tres cosas: 

1. Aumentar los ingresos

2. Reducir los gastos

3. Cambiar la mentalidad

En el caso número 1, siempre pensamos en más sacrificio de tiempo. Esto pasa cuando nuestro tiempo es lo que se convierte en dinero. Horas de trabajo a cambio de una remuneración. Más dinero significará más tiempo trabajando. Pienso que podemos aumentar los ingresos sin necesidad de vender más horas, planteo más abajo varias razones.

En el número 2 tenemos la opción más rápida. Buscamos escapes de dinero y posibilidad de economizar. De inmediato, ya estaremos llegando al final del mes de manera más holgada. Pero esto no es tan fácil. Al que el dinero no le alcanza no encuentra dónde recortar. Porque intenta hacerlo en los gastos conscientes. Los que nos llevan al descuadre son los que no están en nuestra parte racional del cerebro. Los tres gastos detractores: duendes, vampiros y fantasmas. 

El tema número 3 es el más profundo y el más difícil de lograr. Al mismo tiempo, el más efectivo. Cambiar la mentalidad nos hará bajar gastos y aprovechar aumentos de ingresos. Es que mantener la mentalidad y aumentar los ingresos lleva a un aumento de gastos. Y reducir los gastos sin cambiar la mentalidad lleva a una recaída casi inmediata, por lo que el cambio de mentalidad es la mejor solución. 

Aquí cinco razones por las que digo que podemos aumentar los ingresos

1. Educación asequible: Económica y desde cualquier lugar. No tenemos que desplazarnos para aprender lo que está siendo demandado. Ni es necesario pagar lo que no tenemos para alcanzar el conocimiento por el que nos pagarán. 

2. Se puede trabajar desde cualquier parte del mundo: Una gran cantidad de trabajos se puede realizar sin frontera alguna. No hay inconvenientes de pago ni de contratación ni de entregas. Hasta trabajos como empleados ya son a distancia algo natural.

3. Sin dinero puedes hacer dinero: Una gran cantidad de emprendimientos no requieren de capital o con muy poco se pueden convertir en una realidad. Podemos generar ingresos sin inversión. 

4. Tecnología a la mano derriba barreras: Un teléfono de gama media es suficiente para tener acceso a un mundo de opciones. Una computadora corriente te permite crear una innumerable cantidad de opciones para ganar dinero. Claro, todo conectado con el primer punto, conocimiento que puedas convertir en dinero. 

5. Los préstamos productivos te dan opciones: Con capital ajeno se puede multiplicar nuestra opción de elevar nuestros ingresos. Comprar para vender es una de las tantas opciones. 

Los gobiernos solo se basan en el consumo. Los países son medidos con la misma vara, el Producto Interior Bruto. Hacerlo crecer da la imagen de que el país crece. Nada más falso cuando el número no representa el resultado, sino el fin a alcanzar. 

—¿Por qué traes esto a colación, Diego Sosa? 

El PIB tiene un componente muy importante que es el gasto de los habitantes. Siempre te estarán empujando para que gastes, así el PIB crecerá y el país puede tomar más prestado, para gastar y hacer crecer el PIB, etc. Todos quieren que no te quedes con tu dinero. 

La diferencia entre el que vive sin sobresaltos financieros y el que lucha por más dinero para vivir, es que el primero se lleva de que gastar es estar bien, el segundo sabe que crear patrimonio es lo que lo hace sentir bien… vive sin estrés y compra lo que desea cuando lo quiere. 

TEMAS -

Conferencista, consultor, coach y escritor con 20 libros publicados. Dirigió por 10 años una de las empresas del Grupo Siemens en Argentina, Brasil y Alemania.