Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Doctora, mi creatinina está alta. ¿Qué debo hacer?

La creatinina en sangre es una prueba que se utiliza ampliamente como un marcador indirecto de la función renal

Expandir imagen
Doctora, mi creatinina está alta. ¿Qué debo hacer?
Imagen ilustrativa. (SHUTTERSTOCK)

La creatinina en sangre o creatinina sérica es una prueba que se utiliza ampliamente como un mar-cador indirecto de la función renal. Existen otros marcadores de mayor especificidad como la dep-uración de creatinina en 24 horas para determinar la función renal, así como, formulas de estima-ción que consideran la creatinina sérica como una variable.

Los parámetros para evaluar nuestro riñón se realizan rutinariamente para determinar el efecto de ciertos fármacos y para monitoreos generales.

La creatinina es el producto metabólico de la creatina y fosfocreatina, que en condiciones nor-males se produce a una tasa constante desde el tejido muscular (Huidobro, 2017). Es por ésto, que la perdida de masa muscular se puede asociar a alteraciones en sus valores. Sin embargo, se ha documentado que algunos factores podrían alterar la creatinina sin que esto represente una alteración en su función renal, pero sí podría considerarse un marcador de riesgo que amerite cambios puntuales. Entre ellos, la deshidratación, la excesiva ingesta de proteínas y el ejercicio podría influir en los resultados.

En un estudio científico (Pimenta, 2016), los pacientes que consumieron 200 gramos de proteína en un día mostraron mayores niveles de creatinina elevada. Así también se resalta que la creati-nina se tiende a realizar en ayunas, lo que corresponde con un periodo mas largo sin ingesta de líquidos, y por tanto, mayor probabilidad de elevación.

En otros casos, cuando existe insuficiencia renal, la creatinina es un marcador para evaluar el pronóstico y/o mejoría del tratamiento.

La alimentación, en el contexto de insuficiencia renal, no sólo considera el aporte de proteínas, sino también, el ajuste de nutrientes como el potasio, fósforo, magnesio, el aporte de purinas en la dieta que se relacionan con elevación del acido úrico y otros puntos relevantes.

Todo paciente con niveles de creatinina elevada deberá considerar la dieta como parte de la es-trategia de tratamiento, independientemente de una función renal conservada siendo estas recomendaciones individuales y consensuadas.

TEMAS -

Dra. Erika Pérez-Lara Doctora en Medicina. Especialidad en Nutriología Clínica en INTEC. Master en Nutrición y Alimentación en Universidad de Barcelona (UB).