Ángel Mejía dejó un gran legado como gestor cultural

  • El dramaturgo y actor falleció el sábado en una clínica
$!Ángel Mejía dejó un gran legado como gestor cultural
Angel Mejía desarrolló las Escuelas Libres.

Serán sepultados hoy los restos del dramaturgo y actor Ángel Mejía, que falleció el sábado en el Centro Metropolitano de Especialidades Médicas ubica- do en Los Alcarrizos.

El creador del Movimiento Cultural de Villa Juana murió a los 66 años, luego de que se le practicaran varias intervenciones quirúrgicas, después de haber sido tratado para corregir un problema en la vesícula.

La familia del artista recibe desde ayer la condolencia de amigos en la Funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln. Allí estarán hasta el mediodía de hoy, desde donde partirán a su natal Sabana Grande de Boyá, provincia Monte Plata, en donde será sepultado.

El dramaturgo Basilio Nova fue quien confirmó el deceso a Diario Libre, y es alguien que consideró a Mejía siempre como un hermano.

“Angel Mejía es para un hermano de lucha. Era mi hermano y era un sentimiento mutuo. Lo conocí en Villa Juana cuando dirigía un grupo de poesía coreada en el Colegio Hermanos Deligne, posteriormente incursionó en el teatro con la creación de lo que denominó Hombre Escena”, comentó.

Al recordar el paso por la vida de Mejía, explicó que también fue el creador del Teatro Chispa y fue el ideólogo del Movimiento Cultural de Villa Juana. Fundó el centro cultural Narciso González en Villa Juana, luego de que le propuso en 1986 al ingeniero Rafael Pérez Martínez su construcción, como intercambio a la labor que se realizaba en la comunidad cuando comenzaron los trabajos para dar paso a nuevas edificaciones. “Nos reunió a todos los teatristas del barrio, creando la Fundación Teatro de Villa Juana”, manifestó. La Dirección General de Bellas Artes destacó sus aportes al teatro a través de una publicación en Instagram.

El dramaturgo Reynaldo Disla expresó: “Angel Mejía, nombre imprescindible del teatro dominicano. La noticia de su fallecimiento me provocó un ir y venir de la habitación a la sala... De la sala a la habitación, así duré un rato, dando vueltas de un lado para otro. Después, logré calmarme y comencé a recordar... Y la conclusión de mis evocaciones fue la palabra excelencia, porque, sin pretenderlo, excelentes eran los resultados de cuanto Ángel hacía”, reseñó.

20210719 https://www.diariolibre.com

+ Leídas