Edificio Feris, 1948

Texto: Omar Rancier | Video y Fotos actuales: Marvin del Cid | Fotos antiguas: AGN e Imágenes de Nuestra Historia.

El edificio Feris responde estilísticamente a una concepción de la arquitectura moderna que en Cuba la llamaron “arquitectura mambo” y académicamente se ha denominado streamline. Fue diseñado por Ángel Vetilio Rivera Caminero en 1948, aunque su construcción, dirigida por el ing. Enrique Alfau, se inicia en 1949 y termina en 1950 a un costo de 52,000 pesos de la época, según consigna el ing. Penson en “Arquitectura Dominicana: 1906-1950”

Una vista de El Conde, a principios del siglo pasado, entre la Avenida Santomé y Spalliat, donde se construiría el Feris.
Una vista de El Conde, a principios del siglo pasado, entre la Avenida Santomé y Spalliat, donde se construiría el Feris. ( )

Edifico entre medianeras, ubicado en la acera sur de El Conde, entre las calles Espaillat y Santomé, se caracteriza por la estrechez del lote, unos 8 metros aproximadamente y su consiguiente esbelta fachada articulada de acuerdo a esa tipología mixta que de alguna forma definen los edificios de El Conde: primer nivel comercial; tres niveles de apartamentos, identificados por el balcón curvo y la franja vertical de bloques de vidrio con unas ventanas circulares que puntean cada piso, que recorre de arriba abajo la edificación y que marca la circulación vertical.

Image

Los apartamentos del edificio Feris son grandes, de aproximadamente doscientos metros cuadrados ocupando toda la profundidad del solar, tienen un amplio balcón de tres metros de profundidad, originalmente contaba de seis dormitorios y dos baños, amplia sala comedor y cocina–pantry y están actualmente en muy malas condiciones, con grietas y desprendimientos en los pañetes.

La ventilación de los mismos se resuelve con tres patios que se desarrollan a partir del segundo piso. La solución con las seis habitaciones, los dos baños, con una escalera de servicio, y cruzados por un profundo corredor, apunta más a una solución tipo pensión que a un apartamento familiar. En la actualidad algunos de los inquilinos del Feris tienen viviendo ahí más de 50 años.

Marvin del Cid

El estilo del Feris es, indiscutiblemente, moderno. Su diseño, muy simple, pero muy potente, con sus balcones ondulados en un gesto muy sensual, - pienso en el brasileño Oscar Niemeyer, el arquitecto de Brasilia y su arquitectura inspirada en las curvas de la mujer- que en Cuba le llamaron “arquitectura mambo” por el contoneo propio de este alegre ritmo antillano, como habíamos dicho al principio. Marcos Blonda escribió un comentario en mi Blog PeNeLopE que reproduzco: “El Ferris me recuerda mas que a Niemeyer a Gregori Warchavchik que tiene uno igualito en Sao Paulo.” Y Placido Piña comentó, en ese mismo medio : “El Feris tiene la arquitectura que en Cuba se conoce como "arquitectura mambo", muy popular en los años 50 y cuyo primer y más notable ejemplo moderno es edificio Solimar (1944) -mi favorito- de Manuel Copado en Centro Habana.”

El edificio ha sufrido innumerables intervenciones, sobre todo con las diferentes marquesinas comerciales que le han ido poniendo los diferentes comercios que han ocupado el primer nivel y las modificaciones realizadas en loa apartamentos. Además, ha sufrido de un abandono sistemático, que se percibe a simple vista. Algunos detalles se han borrado, como la línea en losetas rojas que bordeaba los balcones, otros se han intervenido precariamente. En la fachada se ha perdido en zócalo de mármol negro del primer piso, que como dice en el Catálogo de Arquitectura Moderna del DOCOMOMO dominicano, “...enfatizaba la sensación de ligereza de los niveles superiores.” Y los elementos de iluminación de la escalera están muy deteriorados.

El Feris es parte de los edificios de la primera modernidad dominicana que, sin ser sobresalientes, responden perfectamente al contexto urbano de la calle El Conde; ese magnífico y único contexto que hay que rescatar y fortalecer a través de la construcción de una visión de ciudad y una propuesta de un plan de manejo para El Conde que permita llevar de nuevo llevar esa vía a su antiguo nivel de esplendor.

20180226 https://www.diariolibre.com

+ Leídas