Edificio Plavime, 1936

Texto: Omar Rancier | Fotos actuales: Marvin del Cid | Fotos antiguas: AGN, Imágenes de Nuestra Historia y Arq Alex martinez.

Edificado en el 1936, el edificio que ocupara la Casa Plavime en los años treinta, es una de las más bellas edificaciones de la calle El Conde. Esbelto, grácil y con unas bellas proporciones esta obra destaca por su austera sencillez y su refinado lenguaje Art Deco.

Por mucho tiempo se desconocía el autor de esta obra, hasta que el ingeniero Penson en su estupenda obra en dos volúmenes, “Arquitectura dominicana: 1906-1950” demostró que fue diseñado por los arquitectos José Antonio Caro y Leo Pou Ricart, ambos educados en Europa.

El edificio responde a la tipología de edificación mixta, con un doble puntal en primer piso, propio para el comercio y amplios apartamentos de vivienda en la segunda y tercera planta. La articulación vertical en el diseño expresa los usos por niveles: el comercio con doble puntal que permite el desarrollo de un mezzanine, los balcones corridos de los apartamentos y la pieza vertical que marca la circulación vertical.

Image

Los detalles de ribetes y columnas, geométricos y muy elegantes, son los que definen el estilo, los cuales elaborados con una fina terminación, contrastan con la superficie terminada originalmente en el gris del cemento- recurso utilizado anteriormente por Trueba en los edificios Baquero y Diez-. De esa manera se logra un efecto que resalta los detalles. La calidad de los materiales usados se reconoció de tan alta calidad que luego de su construcción hizo que se comentara que el dueño del edificio se habia ido a la quiebra.

El edificio toma su nombre de la tienda de zapatos propiedad del Sr. Plácido Vicente Melón que estuvo en ese sitio por más de 50 años. El local comercial, posee un mezzanine cuya barandilla se resuelve con motivos geométricos propios del Decó y hacia la calle se articula en dos parte, una gran apertura hacia el comercio y una línea de ventanas rectangulares que marcan la escala de doble altura.

Vale destacar los detalles con los que los arquitectos resolvieron el tema de la escalera comenzando por el portal de entrada flanqueado por una columnatas estriadas rematadas con una especie de pilones geométricos, luego las ventanas cuadradas que se rematan con un bello balconcito semicilíndrico y al final un hermoso detalle geométrico floral en relieve como un acento final arquitectónico.

El cuerpo de la edificación se marca con tiras horizontales decoradas con motivos Art Deco que articulan la edificación verticalmente en zona comercial y zona de viviendas, todo rematado con una franja de motivos geométricos.

Los apartamentos, marcados hacia el espacio de la calle por los balcones corridos divididos por pilastras ornamentales, son viviendas muy amplias de 350m2 cada uno, originalmente con terminación en yeso y madera de cedro, cinco habitaciones, dos baños, con aparatos sanitarios de 1933, grandes salas de estar y cocina-pantry, como llamábamos hasta los años 60 las cocinas con dos áreas separadas. Una típica vivienda para la burguesía urbana.

Con el edifico Plavime se deja abierto el paso a la modernidad arquitectónica iniciada en el país en 1939 con el edificio Copello.

Agradecemos a Cuqui Piña y a doña Vilma por permitirnos el acceso al edificio.

20180226 https://www.diariolibre.com

+ Leídas