Herederos de René del Risco responden a últimas afirmaciones de René Fortunato

  • Fortunato publicó un libro de fotografías con el título de un poema de Del Risco
$!Herederos de René del Risco responden a últimas afirmaciones de René Fortunato
René Fortunato

SANTO DOMINGO. Minerva E. Del Risco de Espinal y René E. del Risco Bobea, hijos del poeta René del Risco y herederos suyos han enviado este 22 de septiembre una misiva a Diario Libre donde refutan una comunicación publicada receintemente por René Fortunato dirigida al presidente de la República en relación al reclamo de ellos por el uso no autorizado de su parte del título de la obra Una Primavera para el Mundo, escrita por este último y musicalizada por el maestro Rafael Solano.

En la carta exponen que dicha comunicación “está llena de falacias, tergiversaciones e inventivas que ponen de manifiesto una vez más la arrogancia, el irrespeto, la deshonestidad intelectual y el aprovechamiento del talento de otros para su provecho personal”.

Ambos hijos firman la carta en la que enumeran que Fortunato no cuenta con autorización para el uso de dicho título. Y explican que Minerva del Risco “le otorgó una licencia de uso al Sr. Fortunato en el 2002 para que usara fragmentos de la obra Una Primavera para el Mundo en el documental La Violencia del Poder, por cualquier medio que el mismo se proyectara, pero no se trató de una autorización abierta e ilimitada para que el Sr. Fortunato la usara en cualquier otra producción del tipo que fuera y mucho menos para que titulara su nuevo libro. Por su parte, René del Risco Bobea, el otro heredero de Del Risco Bermúdez, nunca le ha otorgado cesión o licencia alguna a este señor para que use esa obra ni en el referido documental ni en ninguna otra producción, por lo que es evidente que el Sr. Fortunato incurre en una falsedad cuando proclama a los cuatro vientos que dispone de autorización para usar el título de dicha obra”.

Aseguran Minerva y René que “Los títulos, cuando son individuales y característicos, están protegidos por la ley”. Y a continuación argumentan que la justificación del cineasta y escritor “de que los títulos no se registran es completamente irrelevante, pues lo que se registra - si así lo desea el autor, puesto que no se trata de una obligación, sino de una facultad, por la protección automática de los derechos autorales - es la obra con su título, tal como ha sucedido con Una Primavera para el Mundo. Más aún, si bien los títulos no se registran, el artículo 51 de la Ley de Derechos de Autor No. 65-00 dispone que no se podrá utilizar el título individual y característico de una obra preexistente en otra análoga, que es lo que ha hecho el Sr. Fortunato. Se trata de un título no genérico, con características individuales, el cual es parte integral de una obra que ha dejado sus huellas en varias generaciones durante los últimos cuarenta y cinco años, y que ha estado asociada íntimamente a René del Risco Bermúdez”.

Siguen enumerando que hay falta de honestidad intelectual, ya que “Fortunato alega que poner el título de una canción en la portada de un libro es una práctica común en el mundo editorial. Lo que no dice Fortunato es que, independientemente de la autorización que debe procurar quien usa el título creado por otro cuando dicho título es original y distintivo, es que cuando esto ocurre el autor del libro reconoce de una manera u otra el origen del título y autor. Hay múltiples ejemplos de este tipo. Pero Fortunato usa su propia regla: toma el título creado por otro, lo usa para titular su libro y no incluye ni en los créditos ni en ningún otro lugar del libro la fuente de quién lo tomó, en violación a su derecho moral de paternidad. Es decir, él hace pasar por suyo el título de una obra cuyas letras son de René del Risco Bermúdez. Con el estándar creado por Fortunato es de esperar que su próximo libro se titule Hay un País en el Mundo y que en ningún lado aparezca el reconocimiento de que dicho título es de la autoría del gran poeta Pedro Mir. Evidentemente, lo que él procura es que se relajen las normas relativas a los derechos de autor para él beneficiarse del trabajo de otro”.

Acusan a Fortunato de Revisionismo a su conveniencia ya que quiere ahora, “después de 45 años de creada esa obra, poner en duda la originalidad del aporte de René del Risco Bermúdez haciendo un revisionismo a su conveniencia de cómo fue creada Una Primavera para el Mundo. Nadie puede poner en duda que las letras de esa obra, incluyendo su título, son de la autoría de René del Risco Bermúdez, y que la música es del maestro Rafael Solano. Así se registraron esos derechos desde el momento mismo de su creación en casas editoriales internacionales, así como en República Dominicana, bajo las disposiciones de la Ley de Derecho de Autor”.

Por último, insisten que lo que se reclama es un derecho. Y que Fortunato pretende poner en tela de juicio la credibilidad de los herederos de René del Risco Bermúdez “acusándolos de un supuesto interés pecuniario y hablando de demandas contra dos figuras del arte popular. Resulta, sin embargo, que en la única ocasión en que Fortunato ha solicitado autorización a una de las herederas para el uso de fragmentos de la obra Una Primavera para el Mundo para el documental La violencia del poder, esta no le exigió nada a cambio, aun a sabiendas de que dicho documental sería comercializado por el Sr. Fortunato para su provecho personal; tan es así que la heredera que le otorgó el derecho para ese documental tuvo que comprarlo en el mercado cuando se interesó por conocer el mismo. Lo que los herederos de René del Risco Bermúdez reclaman es el reconocimiento de un derecho y lo hacen tanto para honrar la memoria de su padre y proteger su obra como para aportar su grano de arena en la defensa de los derechos de autor en la República Dominicana”.

20150922 http://www.diariolibre.com

+ Leídas