Historiador Francisco Febres Cordero explica por qué España aceptó la anexión de Santo Domingo

  • El investigador dictó una conferencia magistral en una sesión solemne realizada por la Academia Dominicana de la Historia, con motivo de la conmemoración del 155 aniversario de la guerra de la Restauración
$!Historiador Francisco Febres Cordero explica por qué España aceptó la anexión de Santo Domingo
En la mesa de honor, Mu Kien Adriana Sang Beng, presidenta de la academia, y los demás historiadores Adriano Miguel Tejada, Amadeo Julián, Francisco Febres Cordero y Manuel García Arévalo. Foto: Karina Valentín/ADH.

SANTO DOMINGO. El historiador Francisco Febres Cordero Carrillo, rector de la Universidad Monteávila, de Venezuela, expuso las causas que motivaron la anexión a España y las razones que tuvo la metrópoli para volver a adquirir uno de sus territorios más olvidados en ultramar.

Al dictar una conferencia magistral en una sesión solemne, efectuada por la Academia Dominicana dela Historia, con motivo de la conmemoración del 155 aniversario de la guerra de la Restauración, en el Centro Cultural de las Telecomunicaciones, dijo que al estudiar el proceso es fácil advertir que la anexión a España y la guerra restauradora no fueron procesos aislados, en sus antecedentes y consecuencias.

“Para España y su gobierno colonial en el Caribe la anexión fue el punto de llegada de un periodo de más de 30 años, caracterizado por la divergencia entre la visión metropolitana de gobierno y la visión de los funcionarios de las colonias en los asuntos referentes a Santo Domingo. Discrepancias y pareceres y de puntos de vistas que al final convergieron y empujaron a la monarquía isabelina a aceptar la declaración anexionista de Pedro Santana en 1861”, explicó.

Febres Cordero Carrillo, quien fue presentado por Adriano Miguel Tejada, vicepresidente de la Academia Dominicana de la Historia, dijo que entre las causas coyunturales que llevaron a España a hacerse otra vez de Santo Domingo de nuevo como colonia estuvieron el romanticismo liberal, el espíritu expansionista europeo del siglo XIX y el interludio que se abrió en el Caribe y América Latina con la guerra civil de los Estados Unidos, “tres factores que aceleraron la anexión, pero no la prepararon ni la determinaron”.

El historiador Francisco Febres Cordero. Foto: Karina Valentín/ADH.
El historiador Francisco Febres Cordero. Foto: Karina Valentín/ADH.

“Junto a estas causas próximas aparecen las causas estructurales de naturaleza militar, económica, comercial, geopolítica y racial, que intensificaron de manera progresiva el interés de España por Santo Domingo”, precisó.

Enumeró entre las causas estructurales la conciencia de la debilidad militar que tenían los gobernadores militares de Cuba, Puerto Rico y Santo Domingo, la necesidad de reforzar las fronteras coloniales ante los intentos de penetración reales o ficticios de Estados Unidos, Inglaterra y Haití en los territorios coloniales españoles y el miedo de las autoridades metropolitanas y coloniales por la posible instauración en sus colonias de un republicanismo negro y antiesclavista, aupado por las sociedades abolicionistas que desde Estados Unidos e Inglaterra, extendían sus redes hacia Haití, Jamaica, Saint Thomas, Curazao, Jamaica y Trinidad.

También mencionó entre los porqués el temor que tenían las autoridades españolas de que en Cuba y Puerto Rico se repitieran las lúgubres escenas que se dieron en Haití en 1804 con motivo de su proclamación de su independencia.

“A esto se añaden las ideas separatistas que se guardaban, sigilosas, entre los criollos en Cuba y Puerto Rico, la creciente influencia política, ideológica, comercial y económica de los Estados Unidos en las Antillas y el próspero crecimiento económico que gozaron Cuba y Puerto Rico a lo largo en el siglo XIX”, puntualizó.

El historiador Adriano Miguel Tejada mientras presentaba a su colega Francisco Febres Cordero. Foto: Karina Valentín/ADH
El historiador Adriano Miguel Tejada mientras presentaba a su colega Francisco Febres Cordero. Foto: Karina Valentín/ADH

Explicó que fueron “dos caras de un mismo proceso”, pues por un lado estaba el anexionismo dominicano, que buscó la protección internacional, con el objeto de lograr una supuesta estabilidad política y el desarrollo económico del país y por otro estaba el colonialismo español, que con la pretensión de gobernar una nueva colonia intentó extender la frontera más occidental de España en el siglo XIX, para defender sus remanentes coloniales en América, es decir a Cuba y Puerto, lograr alguna preeminencia internacional dentro del equilibro geopolítico del Caribe en el siglo XIX y procurarse ganancias economicas y comerciales”.

Afirmó que en ese contexto se entiende por qué España volvió a adquirir uno de sus territorios más olvidados en ultramar.

No obstante, expresó que una vez fue proclamada la anexión se revelaron nuevos problemas internos en Santo Domingo y un rechazo implícito y silente, pero a la vez violento, de parte del pueblo dominicano.

Dijo que la guerra de la Restauración fue parte de un complejo proceso de integración y conformación de una visión de la independencia dominicana que se remonta al siglo de XVIII.

20180816 https://www.diariolibre.com

+ Leídas