Interioristas rinden homenaje póstumo al escritor Manuel Salvador Gautier

  • El reconocimiento fue efectuado en un encuentro del Ateneo Insular y el Movimiento Interiorista
$!Interioristas rinden homenaje póstumo al escritor Manuel Salvador Gautier
Foto del grupo de participantes en el encuentro del Ateneo Insular y el Movimiento Interiorista en La Vega. Foto: Aracelis Mena.

Durante el recién pasado encuentro del Ateneo Insular y el Movimiento Interiorista se le rindió un homenaje póstumo el escritor Manuel Salvador Gautier, quien fue un prominente integrante de ambas entidades.

En la primera reunión presencial efectuada en la pandemia del COVID-19, el escritor Bruno Rosario Candelier, fundador del Ateneo Insular y el Movimiento Interiorista, recordó los logros literarios obtenidos por Gautier y sus valiosas condiciones humanas.

Evocó que Gautier, fallecido el 8 de febrero de este 2021, entró al Ateneo Insular en el año 1995 y desde entonces asumió su participación en las organizaciones con una militancia ejemplar.

“Él estuvo asistiendo mensualmente a nuestras actividades, sin fallar, con una militancia ejemplar. Hubo un par de veces que él no podía asistir, pero él lo avisaba a tiempo. Cuando yo anunciaba la fecha él anotaba la fecha del próximo encuentro. Él dejó de asistir a nuestros encuentros cuando comenzó a sentir debilidad, en abril de 2019”, agregó.

Además, dijo: “Siempre su presencia fue la irradiación de un temperamento amable, de una persona cordial, del hombre que manifestaba siempre una sonrisa cuando uno lo veía, y era abierto y generoso con todos; valoraba a todo el mundo y él se sentía bien con todo el mundo. Él tenía esa virtud de tener una amabilidad natural, fluyente, sincera, genuina, y eso él lo demostró siempre, y con todos”.

Candelier resaltó la calidad de la obra narrativa de Gautier, quien obtuvo el Premio Nacional de Literatura 2018 y otros importantes galardones.

De su lado, Luis Quezada leyó un texto titulado Doi supo darse, y expresó: “Doi nos enseñó que nunca es tarde para empezar, si los motivos para hacerlo están bien enraizados. Inició a los 64 años su cultivo de la narrativa, llegando donde pocos llegan. En 2018 le fue otorgado el mayor galardón nacional de las letras dominicanas: el Premio Nacional de Literatura”.

Dijo que el autor tenía un corazón abierto a los demás. “El país sabrá siempre agradecer a un hombre como Manuel Salvador Gautier (Doy) por su trayectoria luminosa en la arquitectura y en la narrativa. Pero, sobre todo, por ser un ciudadano ejemplar y un ser humano excepcional”, enfatizó.

El fenecido autor Manuel Salvador Gautier. Foto: Aracelis Mena
El fenecido autor Manuel Salvador Gautier. Foto: Aracelis Mena
Otras actividades y enfoques

En el encuentro, efectuado los pasados días 20 y 21 de febrero en el Centro de Espiritualidad San Juan de la Cruz, en Lajas de la Torre, en La Vega, Rosario Candelier presentó un análisis de la novela Los versos de Yermao, del escritor Miguel Ángel Durán.

Igualmente, Quezada se refirió a esta narración de Durán y resaltó la novedosa técnica usada por el autor: “un diálogo mítico entre Yermao, conciencia profunda del pueblo originario y Tatchim, conciencia ingenua del pueblo dominicano, atrapado en las redes ideológicas de la comunicación”.

“Tenía que ser un vegano, donde está enclavado el Cerro Santo, que en este tiempo trágico de pandemia en el siglo XXI, nos hiciera volver a los orígenes nuestros y mostrarnos, con la densidad de su narrativa y la belleza de su lírica, la pandemia social iniciada a finales del siglo XV y culminada en el siglo XVI, que fue capaz de borrar de la faz de la tierra a todo un pueblo, de cuya memoria existe una tradición oral que se resiste a ser extinguida”, manifestó.

También Miguelina Medina hizo una exposición acerca del poemario Insondable acecho, de Guillermo Pérez Castillo.

“Guillermo Pérez Castillo se distingue por ser un creador de cautivantes intuiciones líricas con una fértil imaginación luminosa y sensual. Su lírica es trascendente con claros aciertos en la elaboración del poema contemplativo impregnado de alto sentido de la belleza y el misterio. Al poeta le bastan sentido y espíritu para gestar su razón de amor o de ‘locura’ y asir lo sensible y lo inteligible del mundo a favor de su contemplación y su creación, como ha demostrado con creces Guillermo Pérez Castillo”, expresó la interiorista.

Asimismo, Quezada expuso su enfoque teológico del relato “Jesús y el Cristo”, de la autoría de Guillermo Pérez Castillo.

“El cuento creado por Guillermo Pérez puede considerarse con toda propiedad como una narrativa interiorista. Busca auscultar la interioridad de Jesús, su auto-conciencia, su auto-percepción”, señaló.

Otras exposiciones y lecturas

En el encuentro fue presentado un trabajo de Rafael Hernández sobre La estética interiorista en las artes visuales.

El autor vegano destacó que regularmente los pintores clásicos, neoclásicos, metafísicos, impresionistas, expresionistas y surrealistas (y hasta algunos cubistas) suelen compenetrarse con el interior de las cosas o temas que trabajan y en algunos casos sin saberlo se convierten en auténticos interioristas.

En la segunda sesión del encuentro leyeron cuentos los escritores Emilia Pereyra, Rafael Peralta Romero y Miguel Solano. Además, leyó un poema Elidenia Velásquez.

$!Vista de un ángulo del encuentro interiorista.Foto: Miguelina Medina
Vista de un ángulo del encuentro interiorista.Foto: Miguelina Medina
20210225 https://www.diariolibre.com

+ Leídas