La contorsionista que desafía los estereotipos

  • La también bailarina procedente de Dajabón narró que en un principio nadie creía en ella, por su peso

Para ser contorsionista Natali Collado ha tenido que desafiar muchos estereotipos, olvidarse de los paradigmas y hasta cierto punto replantear lo establecido. Ella participó en las audiciones de Dominicana’s Got Talent, y allí sorprendió con su habilidad a los jueces y el público que no daban crédito a los movimientos de la joven de 18 años.

Aunque sólo la vimos unos segundos en televisión la contorsionista procedente de Dajabón narró que en un principio nadie creía en ella, por su peso. Decían que ese tipo de disciplinas está orientado para personas con contextura delgada.

“Nací en Dajabón, pero vivo en Valverde. Me presenté en la audición porque estoy en búsqueda de conseguir mis sueños., que es ser parte de algo más grande y ser un ejemplo a seguir para adolescentes y niños”, explicó así sus motivaciones para participar en el programa.

¿Cómo llegó al contorsionismo?

“Era ignorante sobre el concepto. Sabía que era flexible, porque bailaba, pero nunca me fui en lleno a esta área hasta hace un año. Inicié porque mi tía me llamó, bailé y ahí me seleccionaron como contorsionista, tomé talleres y a partir de ahí me he ido más en lleno”, reseñó Natali.

Sueña con ser abogada

La chica aseguró que le gustaría combinar su faceta de contorsionista con la carrera de derecho. “Desde los 6 años he tenido planes de vida, en los cuales nunca ha faltado la carrera de Leyes, en serio me encanta esa carrera, pero también me encanta el contorsionismo. Es algo que planeó desarrollar a la par”, estimó.

El dato

El contorsionismo es la práctica de diversos ejercicios (o contorsiones) en los que personas con gran elasticidad o flexibilidad (contorsionistas) adoptan ciertas posturas de enorme dificultad y prácticamente imposibles para la gran mayoría de las personas; la esencia de estas posturas radica fundamentalmente en doblar las articulaciones en sentido inverso con facilidad o bien prolongar el margen dinámico del movimiento natural en ellas.

La práctica del contorsionismo constituye un espectáculo ampliamente reconocido y admirado en todo el mundo. Desde la antigüedad, ha perdurado hasta nuestros días encontrándose contorsionistas en la mayoría de los circos que aún recorren el mundo. A medida que se ha ido consolidando Internet como punto de encuentro, son muchas las personas nunca iniciadas que osan probar su flexibilidad o intercambian experiencias en diversos foros, por lo que cabe pensar que el contorsionismo perdurará en el futuro.

La gran mayoría de los contorsionistas son mujeres, quizás debido a que su anatomía les concede mayor flexibilidad. No obstante hay hombres que también practican este hermoso ejercicio.

Un alto porcentaje de contorsionistas son menores de 10 años, edad óptima para la iniciación al contorsionismo gracias a su mayor flexibilidad.

20191106 https://www.diariolibre.com

+ Leídas