Nuevo ministro de Cultura deberá encarar varios retos

SANTO DOMINGO. El arquitecto Eduardo Selman, nuevo Ministro de Cultura, asumirá un gran reto al frente de esa institución.

Selman se convierte en el primer titular de la cartera que no proviene de las artes, sin embargo, es un profesional que siempre ha mantenido un estrecho vínculo con la cultura.

Releva en el cargo a Pedro Vergés, quien sustituyó en el puesto al cantautor José Antonio Rodríguez en agosto del 2016 y con su llegada al puesto cumplía un viejo anhelo, pues se recuerda que en el primer mandato de Danilo Medina, Vergez y sus cercanos apostaron a esa posición, pero el favorecido fue Rodríguez.

Sombras

La de Pedro Vergés fue una gestión marcada por conflictos. Más allá de algunas acciones positivas que desarrolló, su administración fue opacada por líos a lo interno de las dependencias del Ministerio de Cultura, que se iniciaron con la sustitución natural de puestos claves de gente que tenía algunos mandos gerenciales, los cuales debían estar en manos de personas de su confianza.

Los Proyectos Culturales, iniciativa de la administración de Rodríguez, se detuvieron y fueron sometidos a una auditoría para establecer el destino de los fondos entregados a entidades privadas en todo el territorio nacional. Tiempo después anunciaron que los retomaban, pero con nuevas normativas.

Marzo, mes del Teatro fue gris para sus protagonistas. Los integrantes de la Compañía de Teatro, así como los del Teatro Popular Danzante se fueron a huelga, y rememoraron lo que por más de año y medio le hicieron los docentes y estudiantes a José Antonio Rodríguez, en reclamo de aumento de salario y mejoría en las condiciones para su desempeño.

La actriz Paula Disla fue una de las voceras del movimiento que le dobló el pulso al ministro de cultura, Pedro Vergés. Vestidos de negro, los teatristas marcharon hacia el Ministerio de Cultura. Allí fueron recibidos finalmente por Vergés y de inmediato se acordó la creación de una mesa de diálogo para resolver las demandas. Se conoció de la primera reunión, pero no así de los resultados.

En medio de las protestas, fue cancelando el nombramiento de la destacada actriz Elvira Taveras como directora de la Escuela de Arte Dramático y se adelantó la jubilación de la también destacada actriz y directora Carlota Carretero como titular del Teatro Rodante.

Otros traumas que marcaron el paso de Vergés fueron los enfrentamientos que mantuvo con Félix Germán, director de Bellas Artes, de quien se dijo, no lo quería en el cargo, pero tuvo que aceptarlo porque llegó ahí por un decreto de Medina.

La organización de la Feria del Libro, el seguimiento al montaje de la Bienal Nacional de Artes Visuales, un eventual replanteamiento de la Ley de Cine, la reparación de los museos y las escuelas de Bellas Artes, así como el manejo de la comercialización de la boletería de las salas del Ministerio de Cultura, que está en manos privadas y que ha sido rechazado por los artistas, son todos temas pendientes que deberán ser tratados por Selman.

Un paro de bailarines

Las compañías de danza de la Dirección General de Bellas Artes se fueron a huelga en abril. Era el mes de la danza. La situación alteró el calendario oficial para esos fines.

La Compañía de Danza Contemporánea, el Ballet Nacional y el Ballet Folklórico detuvieron sus actividades. Sus integrantes pedían y piden a gritos un aumento de salario entre 35 mil o 45 mil pesos mensuales, pero Vergés solo prometió 25 mil pesos, lo cual fue rechazado por los demandantes.

El Día Mundial de la Danza lo celebraron con una marcha que llegó al Ministerio de Cultura el domingo 29 de abril, que incluyó un performance en la Plaza Juan Barón hasta terminar en Bellas Artes desde donde partieron. El paro de labores se mantiene desde hace más de un mes.

Luces

Entre los puntos positivos de la gestión de Vergés, figuran, entre otros, la intervención de la Plaza de la Cultura, cuyos trabajos impactarán directamente a los diferentes museos instalados allí.

En diciembre pasado, durante su participación en la 39ª Conferencia General de la UNESCO, celebrada en París, Vergés informó la implementación del Fondo Nacional de Estímulo a la Creación Artística y Cultural, que beneficiarán a gestores culturales y artistas.

En esa ocasión, enarboló que en 2016 la música y el baile del merengue fueron incorporados a la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad.

De igual modo, dio a conocer que a partir de este año el Ministerio de Cultura iniciaría el proyecto “Progresando en Cultura” de las manos del Gabinete Social de la Presidencia.

Los cambios experimentados en el montaje del Carnaval Nacional fueron, en sentido general, favorables. El criterio para la selección de las comparsas o carrozas de desfile le dio buenas calificaciones. A esto se le agrega el horario de cierre de la fiesta carnestolenda, que contrario a otros tiempos en que concluía pasadas las 8:00 p.m. en un Malecón oscuro y cargado por delincuentes que mantenían en zozobra a los asistentes, terminó a las 7:00 p.m.

20180511 https://www.diariolibre.com

+ Leídas