• 1

|Arquitectura|
| 22 JUN 2018, 12:00 AM

Rancier detalla las “agresiones” de gobiernos de turno contra Gascue

El profesional dictó una conferencia sobre el sector capitalino en la Academia de la Historia

20180622 https://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. El arquitecto Omar Rancier expresó que gobiernos que ha tenido el país han agredido a Gascue, con la presencia de diferentes oficinas públicas, situación que ha estado acompañada de un proceso de densificación habitacional en la zona residencial de Santo Domingo.

Recordó que el fenecido arquitecto Emilio Brea planteó en uno de sus escritos sobre Gascue que los gobiernos de turno han estado propiciando suplantaciones y demoliciones en el sector.

En ese sentido, Rancier explicó: “Desde la década de 1940, la tipología habitacional aislada unifamiliar comienza a ser acompañada de propuestas de apartamentos, generalmente de tres niveles. Esta nueva tipología recoge muy buenas propuestas como las del edifico Gautier en la Rosa Duarte, el Yaquito de Nani Reyes y William Reid y algunos edificios de Guillermo y Alfredo González”.

El profesional, quien fue presentado por Adriano Miguel Tejada, vicepresidente de la Academia de Historia, disertó sobre “La transformación post trujillista de Gascue. La paradoja Gascue”, el pasado día 20 de junio en la Academia Dominicana de la Historia, dentro de la serie de conferencias “Miércoles de Gascue”, auspiciada por el Comité Dominicano del ICOMOS.

Dijo que esa nueva tipología, la de los apartamentos, generó una oportunidad de trabajo y experimentación para los arquitectos dominicanos diferente a los encargos oficiales.

Recordó que en la segunda década del pasado siglo XX la transformación del sector se inició con el establecimiento de la Receptoría de Aduanas entre 1916 y 1924, la llamada Mansión Presidencial, en La Generala, marcando la transición entre San Carlos y Gascue, en sitio donde en 1944 se inicia la construcción del Palacio Nacional.

Rancier, decano de la Facultad de Arquitectura y Artes de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), indicó que justamente la implantación del Palacio Nacional en Gascue sirvió de atractivo para la instalación de una serie de instituciones del Gobierno en el sector, que comenzaron poco a poco a minar la integridad y la morfología inicial del hábitat de la burguesía comercial de la ciudad.

En los años 70 se construyen en Gascue el edificio de oficinas Juan Pablo Duarte, de Pedro José-Cucho- Borrell, primera edificación de más de 10 pisos en el sector y un buen ejemplo de lo que he llamado “brutalismo mediatizado” y en 1978, el elegante edifico de Gay Vega para la Superintendencia de Seguros. Los Caro diseñan La Plaza de la Cultura (1970-73), enfatizó Rancier.

Y manifestó: “Iniciando con el propio Palacio, construido entre 1944 y 194447 por Guido D’Alessandro, podemos mencionar los ministerios de Sanidad y Beneficencia y de Educación, diseñados por Marcial Pou Ricart en 1942 y 43, edificios estos de triste recordatoria porque al final de los 50 fueron utilizados como las oficinas del temible y represivo Servicio de Inteligencia Militar, SIM”.

Evocó, además, que en 1944 se construyó el Hospital de Maternidad La Altagracia, el Palacio de la Policía Nacional se inauguró en 1949 y la primera sede del Banco Central, “masivo cubo neoclásico moderno”, levantado por el arquitecto José Antonio Caro en 1955.

“En esa misma época se construye la Secretaría de Finanzas. Todas estas edificaciones se sitúan sobre el eje de la avenida México que funciona como un eje institucional”, puntualizó.

Igualmente, expresó que otras zonas de Gascue fueron intervenidas por Trujillo, y que quizás la más significativa, porque se planteó como un eje institucional en el llamado “Plan de Urbanización de Ciudad Trujillo” que Guido D’Alessandro y José Antonio Caro formularon en 1937, sea la avenida Máximo Gómez, donde a mediados de los 50 se construyeron la Secretaría de Educación de José Antonio Caro y el Palacio de Bellas Artes, de Cuqui Batista.

“En 1941 se instala en Gascue, como iniciativa privada, el Instituto Escuela y en 1944 se inaugura en los predios del antiguo Hipódromo de La Primavera, su nueva sede, diseño de los españoles Tomás Auñón y Joaquín Ortiz”, dijo Rancier en su muy aplaudida conferencia.

Rancier detalla las “agresiones” de gobiernos de turno contra Gascue
El arquitecto Omar Rancier, mientras exponía en la Academia Dominicana de la Historia.
Más transformaciones

“En 1942, Guillermo González diseña su paradigmático Hotel Jaragua en los terrenos al sur del Gran Gascue. En 1937 González había diseñado el magnífico parque Ramfis, hoy Eugenio María de Hostos, que separa Gascue de Ciudad Nueva”, afirmó.

Asimismo, explicó: “Este sitio del Parque Ramfis se convierte en lo que llamo el ‘Kilómetro Cero de la Dictadura Trujillista’ con la construcción en sus inmediaciones del Obelisco que conmemora el infame cambio de nombre de la ciudad de Santo Domingo por Ciudad Trujillo, dibujado por Alfredo González y construido por el Ing. Rafael Bonnelly, inaugurado en 1937, y es prácticamente el inicio del Malecón, de Moncito Báez en 1936”.

También dijo que en 1942 Henri Gazón diseñó el Palacio de la Junta Directiva del Partido Dominicano, completando el grupo edilicio que representara hasta ese momento, de la manera más contundente, la dictadura.

Aseguró que por los años de 1950 se instaló la Dirección General de Bienes Nacionales en la antigua calle Plinio Pina Chevalier, hoy avenida Pedro Henríquez Ureña esquina Pedro A. Lluberes, consolidando esta zona administrativa gubernamental, que sería desplazada por La Feria en 1955.

Rancier afirmó que todas estas instituciones comenzaron a generar una afluencia de personas que sobrepasaron la población residente y, en consecuencia, empezaron a aparecer servicios demandados por ese público que iban y van a sus diligencias en esa especie de eje institucional en que se convirtió la avenida México.

Balaguer y más edificios
Balaguer y más edificios

A juicio de Rancier, la verdadera transformación de Gascue se produjo entre 1961 y 1965, y se inició tras el ajusticiamiento de Rafael Leónidas Trujillo, que provocó que una apreciable cantidad de familiares y relacionados del dictador, residentes en Gascue, abandonaran el país y dejaran detrás sus viviendas, que fueron ocupadas por familias indigentes o por otras instituciones del Estado.

Dijo que entre estas residencias estaban la casa del dictador en la Máximo Gómez, donde actualmente se halla el Teatro Nacional, la morada de la familia Trujillo-McLaughlin, donde se encuentra actualmente la Biblioteca Infantil, la casa donde se ubica la Escuela Nacional de la Judicatura, antigua residencia de Virgilio Trujillo, y donde está localizada la DGODT, antigua residencia de Julieta Trujillo.

Sostuvo que esta transformación se profundizó con la guerra de 1965, y que entonces muchas de las últimas familias originales de Gascue se trasladaron al barrio emergente de la burguesía urbana, el ensanche Naco y dejaron atrás sus casas paternas, que rápidamente cambiaban de uso y se inició un proceso de arrabalización del otrora hábitat de la burguesía urbana de Santo Domingo que se fue transformando, “de ser una zona residencial exclusiva a una zona mixta, habitacional y de servicios”.

Dijo que con los gobiernos de Joaquín Balaguer se consolidó la zona institucional creada alrededor de avenida México y que entre 1968 y 1970 Amable Frómeta diseñó el edificio en altura que hoy ocupa la Dirección General de Impuestos Internos, conocido por mucho tiempo como “Expo Libro” .

“En los años 70 se construyen en Gascue el edificio de oficinas Juan Pablo Duarte, de Pedro José-Cucho- Borrell, primera edificación de más de 10 pisos en el sector y un buen ejemplo de lo que he llamado “brutalismo mediatizado” y en 1978, el elegante edifico de Gay Vega para la Superintendencia de Seguros. Los Caro diseñan La Plaza de la Cultura (1970-73)”, enfatizó.

Expresó que en entre 1974 y 1978 se construyó la nueva sede del Banco Central. “Rafael Calventi fue el diseñador de esta obra ganada en concurso, que dota por primera vez a Gascue de una plaza, esta vez institucional, donde, y que, de acuerdo con Marianne de Tolentino, se instala en el país la primera pieza de arte público minimalista, refiriéndose al grácil conjunto de chimeneas que asoman en medio de la austera plaza”. ‘

Rancier manifestó que todas estas obras tendieron a consolidar, en Gascue, un centro administrativo gubernamental que tiene un enorme impacto en toda la zona, y evidencia un déficit de estacionamientos que ocasiona que las otroras tranquilas calles del sector se llenen de autos.

“Actualmente más de 50 oficinas del Estado (mal contadas) se han instalado en Gascue. Si le sumamos las clínicas y hospitales y las sucursales de bancos comerciales, podemos tener una idea aproximada de las demandas de servicios que tiene el sector e imaginarnos su impacto en un barrio residencial... el cambio de uso se extiende a los populares “colmadones”, hoteles de dudosa reputación y salones de masajes”, afirmó.

A continuación, argumentó: “Quizás el impacto más evidente es el caos en el estacionamiento vehicular que han originado estas instituciones que no cumplen con la cantidad de estacionamientos requeridos. Aquí es necesario apuntar que las autoridades municipales no han sido lo suficientemente diligentes para controlar los cambios de uso que se vienen dando en Gascue. Los días laborables encontramos las calles del sector copadas por los estacionamientos en la vía pública, la mayoría de las veces en ambos márgenes de la calle y dispuesto de acuerdo con el sentido de unos personajes surrealistas que son los llamados ‘parqueadores’, muchas veces armados con bates de béisbol y garrotes”.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese