Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Spider-Man
Spider-Man

Spider-Man: el inicio de un mito moderno

Con su estreno el joven héroe rompió muchos esquemas del medio de los cómics

Expandir imagen
Spider-Man: el inicio de un mito moderno
Esta fue una de las primeras grandes batallas en la carrera de Spider-Man. (Alex Ross)

Hoy en día Spider-Man forma parte de la lista de superhéroes más conocidos en todos los rincones del mundo junto a personajes como Superman, Batman, Iron Man y Capitán América, por eso es fácil olvidar que cuando apareció por primera vez el Hombre Araña fue un momento seminal en la industria de los cómics.

Creado por el guionista y editor Stan Lee y el ilustrador Steve Ditko (aunque persisten diversos rumores sobre la participación de Jack Kirby en la creación del personaje), Spider-Man se estrenó en el cómic antológico Amazing Fantasy #15 el 10 de agosto de 1962. Gracias a que este ejemplar fue un éxito de ventas el Hombre araña no tardó en debutar en su propio título, Amazing Spider-Man, en marzo de 1963. Desde ese momento la popularidad del joven héroe solo continuó creciendo hasta eventualmente convertirse en la mascota de Marvel Comics. Actualmente, no solo es considerado uno de los mejores personajes de todos los tiempos, también es uno de los más exitosos a nivel comercial con una franquicia que incluye distintas adaptaciones para televisión, cine, libros y videojuegos. Aun así, no se puede desestimar el trabajo de Lee, Ditko y luego John Romita Sr. en las primeras 50 ediciones de esa serie, porque ahí estos creadores determinaron la esencia del personaje, un elemento fundamental que es reflejado en las mejores adaptaciones del Hombre Araña.

Expandir imagen
Infografía
Este es uno de los primeros momentos en que Spider-Man demuestra que no está dispuesto a rendirse. (Steve Ditko)

En primer lugar, hay que recordar lo impactante que fue este héroe para los lectores de cómics de aquel entonces. Los héroes, en general, eran una colección de estereotipos que dictaban que debían de ser hombres adultos, solteros, dedicados a luchar por la justicia y que en algunos casos tenían compañeros adolescentes que los asistían en sus aventuras. Y es en ese momento que aparece Peter Parker, un nerd de 15 años que vive con sus tíos y que no tiene amigos. Cuando lo muerde la araña que le da sus asombrosos poderes, en vez de ser un héroe de inmediato trata de usar sus habilidades para hacerse famoso y rico, pero termina pagando por su egoísmo al causar la muerte de su querido tío Ben. Además de esta tragedia, los problemas de su vida como Peter solo aumentan. Seguía siendo un chico sin amigos, ignorado por las chicas y víctima del acoso escolar, pero ahora también tiene que preocuparse por cuidar de su enfermiza tía May y de ingeniárselas para ganar dinero para ayudar a pagar el alquiler. Además, después de un malentendido en una de sus primeras aventuras se gana la enemistad de J. Jonah Jameson, editor en jefe del Daily Bugle que lo pinta ante el público como una amenaza para la sociedad. Es un joven tímido con sus compañeros de clase, pero con muchos recientimientos e ira. Como héroe intenta hacer lo correcto, pero comete errores y ni siquiera se lleva bien con los demás superhéroes cuando los conoce por primera vez.

Expandir imagen
Infografía
En sus inicios Spider-Man tuvo que enfrentar muchos obstáculos en su camino a ser un héroe. (Steve Ditko)

Al leer esos primeros cómics es fácil creer que es un milagro que Spider-Man no se convierte en un villano, pero ahí se ve como Lee y Ditko van desarrollando al personaje de Peter, quien continúa aprendiendo de sus errores y poco a poco se va convirtiendo en mejor persona y héroe. Asimismo, los creadores de este cómic conciben un mundo repleto de infames villanos e interesantes personajes secundarios hasta el punto de que las desventuras sociales de Peter Parker llamaban tanto la atención como las aventuras del famoso trepamuros. Otro detalle que vale la pena destacar es que, a diferencia de sus contemporáneos, la vida de Peter Parker no era estática y ya para el cómic #28 de su serie se había graduado de bachillerato y estaba a punto de iniciar la universidad. Esta tendencia a permitir que el personaje crezca y cambie continuó después de la partida de Ditko y la llegada de John Romita en Amazing Spider-Man #39 y con quien con el Hombre Araña vive nuevas aventuras, se enfrenta a más villanos y más individuos se integran a la vida personal de Peter.

Sí, el leer esos primeros cómics de Spider-Man es una experiencia sin igual. Esta es una oportunidad para ver a grandes creadores del medio hacer un trabajo envidiable, pero también muestra por qué Spider-Man es un personaje tan especial y no solo es por los increíbles poderes ni por uno de los trajes más icónicos de la industria de los cómics, también es por Peter Parker, un personaje tan humano como sus fans. Más que un héroe, el Hombre Araña es una persona falible, que siente miedo, ira, celos y otras inseguridades. Él comete errores y a veces tiene la peor suerte del mundo, pero, aun así, Peter nunca se rinde. Aunque se queje y haga chistes, siempre intenta hacer lo correcto, trata de ser responsable y hasta en sus peores momentos nunca deja de ser un héroe.

TEMAS -

Escritor y periodista con más de 10 años de experiencia en las áreas del periodismo y escritura creativa.