"Desafío total", un filme de repertorio

Jessica Biel interpreta el rol asumido antes por Rachel Ticotin.

SANTO DOMINGO. Dentro de la cinematografía mundial, hay géneros y estilos que sólo la industria norteamericana hace bien. Uno de ellos es el cine fantástico de ciencia ficción con estilo policial o de espionaje. Ello no sólo por la disponibilidad de los recursos, es posible en gran medida por el desarrollo narrativo del cine comercial para el entretenimiento a gran escala. Es más, existe un protocolo establecido para este tipo de películas que todo guión debe cumplir. Esta película, además, es un remake de un filme de 1990, cuyos protagonistas fueron Arnold Schwarzenegger y Sharon Stone, entre otros.

Las reglas del subgénero

Antes que todo: héroe y heroína jóvenes, buenos mozos, expertos en tecnología, maestros de artes marciales, con un toque de sutil espiritualidad y una causa en desventaja por la cual luchar. Del lado antagonista, un déspota imperial, que maneje un sistema policíaco militar, ojalá robotizado, para oprimir al pueblo. Una mala, dura y bella, cae muy bien. En cuanto al escenario, una oscura ciudad, ultra moderna, pero sucia y decadente, donde el agua fluya por todas partes.

La acción está cronometrada, no pueden pasar más de siete minutos antes de que balas, bombas y rayos láseres atraviesen la pantalla en persecuciones que van elevando su intensidad. Los vehículos son importantes, mientras más raros y sorprendentes mejor. Lo curioso es que entre tanta tecnología, siempre - siempre- el protagonista y su contrario, terminan a golpes como dos trogloditas. Cualquiera pensaría que estamos hablando de "Blade runner" del inglés Ridley Scott (1982), porque en rigor es el patrón que continúa dando dividendos.

Cine y sueño

Len Wiseman, director de la saga Underworld, con esta película no sólo cumple, también actualiza y mejora el ritmo de la acción, tanto de las anteriores versiones de este clásico como de otras películas similares. Diálogos, lo justo y necesario; explicaciones, las mínimas, porque el énfasis está puesto en someter al espectador al mismo tratamiento que tiene el protagonista en la película, una inducción al sueño y los deseos. ¿Quieres ser agente secreto? Es la pregunta que se le hace al personaje Douglas Quaid y con él vivimos la experiencia. Si bien la industria del entretenimiento no llega todavía hasta donde la película lo indica, el cine de hoy es lo más cercano a someterse a una terapia química para cambiar de vida por un par de horas.

Los talentos

Colin Farrell, Kate Beckinsale, Jessica Biel y Bryan Cranston son el cuarteto que lleva el peso narrativo. Farrell resulta convincente en todo momento; Beckinsale, acertada en su papel de esposa y compañera de armas; Biel luce todo su encanto y recursos como cruel y eficaz agente. Quien resulta perjudicado es Cranston que aparece en pantalla pocos minutos, insuficientes para dar solidez a su personaje malévolo. La música de Harry Gregson-Williams es uno de los puntos altos de esta producción, la cual, dentro de los límites del caso, resulta fresca y nueva.

Podríamos decir que esta es una película de repertorio, interesante, sin llegar a ser realmente un gran filme. Recomendable para quienes quieran cumplir a conciencia el deseo de sumergirse en otra piel y escapar del mundo real por un rato largo.

Ficha técnica

Total Recall. EE.UU. Canadá. 2012. 118 minutos.

Dirección: Len Wiseman

Guión: Kurt Wimmer y Mark Bomback inspirados en el cuento "We Can Remember It for You Wholesale" de Philip K. Dick

Música: Harry Gregson-Williams

Fotografía: Paul Cameron

Intérpretes:

Colin Farrell

Kate Beckinsale

Jessica Biel

Bryan Cranston .

Bokeem Woodbine

Bill Nighy

John Cho

20120816 http://www.diariolibre.com

+ Leídas