Don Omar es enjuiciado por cargo de posesión de drogas y violación a la ley de armas.

  • 08, Septiembre 2005.
Sin frustración alguna aseguró sentirse el rapero Don Omar tras la determinación de la jueza Isabel Llamport de no desestimar su caso, lo que dio paso ayer, miércoles, a una vista de supresión de evidencia en el Tribunal de Primera Instancia en Carolina.

La desestimación del caso por posesión de drogas y violación a la ley de armas fue solicitada por el abogado del artista, Joaquín Monserrate Matienzo, al entender que durante la vista preliminar, no se le permitió presentar pruebas a su favor que contradicen las acusaciones sostenidas por los fiscales Edwin Rivera, Carlos López y Ana Quintero.

Tales evidencias las constituyen una prueba de dopaje que se le realizó a Rafael Murillo el año pasado, cuyo resultado aparentemente fue negativo, y la declaración de un perito.

Los hechos que le imputan al cantante se remontan al 7 de septiembre de 2004 en la calle Andalucía en la urbanización Vista Mar en Carolina, donde un policía intervino con los tres imputados, que estaban dentro de un vehículo, y supuestamente les encontró un arma de fuego y varios cigarrillos de sustancias controladas.

Los acusados se exponen a una pena fija de diez años de prisión por los cargos relacionados a la posesión del arma y otra de entre uno a tres años por los casos de droga.

Debido a que la jueza Lilya Ortiz Puig, de la sala 207 del Centro Judicial de Carolina, tenía pendiente otro caso pidió a la jueza administradora Isabel Llamport encargarse de la vista de moción de desestimación.

Llamport no encontró fundamento para desestimar el caso al entender que no hubo abuso de discreción por parte del juez Roberto Rodríguez Casillas, que estuvo a cargo de la anterior audiencia en la que encontró causa para juicio.

Luego de discutirse la moción de desestimación, la jueza Ortiz Puig prosiguió con la vista de supresión de evidencia, a través de la que la defensa intentará demostrar que fue ilegal la manera en que se ocupó la droga y el arma de fuego por parte de los agentes Neftalí Molina y Arnaldo Hernández.

No cree su carrera esté en picada por el caso

Don Omar, manifestó a su salida de la corte ser de las personas que "cuando veo un obstáculo lo veo bien, lo reconozco y busco la forma de cómo pasarlo".

"Vamos a tomar una nueva actitud en cuanto a lo legal se refiere; y esperando que todo esto ya pase", expuso el solista.

En respuestas a preguntas de si había llegado en la mañana de ayer esperanzado en que fuera aprobada la moción de desestimación, respondió con un efusivo "claro que sí".

Seguido, el licenciado Monserrate Matienzo interrumpió al artista para añadir que "estamos considerando seriamente ir al tribuna apelativo. Es una decisión que vamos a esperar como sigue la vista. Nosotros creemos que tenemos la razón".

El intérprete de "Bandoleros" no cree que este caso haya afectado su carrera musical, porque a raíz de eso es cuando ha sentido más el cariño, comprensión y apoyo por parte de la gente.
20050908 http://www.diariolibre.com

+ Leídas