En Panamá pretenden cocinar el plátano frito más grande del mundo y entrar al récord Guinness

  • El patacón es indispensable en la cocina panameña
$!En Panamá pretenden cocinar el plátano frito más grande del mundo y entrar al récord Guinness
Patacones con guacamole

El patacón en un emparedado a base de plátanos fritos relleno de carne, camarones, vegetales y demás. Es uno de los platos más populares de América Latina con una preparación similar a la de los tostones dominicanos.

Mediante una iniciativa que pretende potencializar la gastronomía panameña nace el reto de crear el patacón más grande del mundo. El patacón pesaría no menos de 99 kilos, mediría 3 metros de diámetro y 5 centímetros de grosor, para lo cual se requerirán además de muchas manos, 850 plátanos y 1.500 litros de aceite.

El reto se llevará a cabo el 16 de octubre del presente año en un poblado de nombre Ipetí Emberá, en el distrito de Chepo, en la parte este de Panamá. El evento se llevará a cabo de la mano del Día Mundial de la Alimentación.

Esta idea nació del grupo Impacta, el cual pretende ser agente de cambio mediante voluntariados de responsabilidad social. Por tanto, busca promover la cultura indígena emberá.

Como parte de la logística para alcanzar esa meta, Carolina Arango, una joven diseñadora industrial, fabricó en Panamá una olla de 3 metros y medio de diámetro y 40 centímetros de alto.

Arango explicó que un grupo de 10 personas trabajaron en su fabricación, entre ellos 6 soldadores. Está hecha con láminas de acero, y sobre una estructura de tubos de acero para soportar el peso de la olla, del aceite y del patacón.

“Se le colocó soporte porque temíamos que fuera flexible y no queríamos que se pandeara”, comentó Arango.
La olla

La olla es tan grande que tuvo que ser dividida en dos pedazos para facilitar su traslado al lugar donde será el evento. Una vez en el sitio, allí será ensamblada con soldadura.

Chef invitada

La destacada chef Rachel Pol Policart es otra pieza clave para la preparación del “patacón más grande del mundo”. Por su experiencia como chef. Por tal razón, es una de las invitadas especiales de la actividad.

“Se necesita a mucha gente y precisión”, dijo la chef, detallando que la tarea, que debe hacerse en un solo día y que será repartida en 5 grupos.

Pol Policart incidicó que 30 personas “muy rápidas” serán del primer equipo el cual se encargará de pelar y picar los plátanos; mientras que el segundo grupo tendrá a 22 personas para prefreír.

La misión del tercer equipo será moler, y para eso se tendrán a disposición 15 moledoras manuales y 30 personas fijas. Este proceso estará abierto para el público que desee ayudar en la preparación del patacón.

Sin embargo, ya en el proceso de armado del patacón, el cuarto grupo estará en un área cerrada para cumplir con los cuidados de higiene necesarios. Este estará compuesto solo por diez que tendrán contacto directo con la masa del plátano.

En esta etapa entraría otra vez la participación de la diseñadora de la olla, quien tuvo que crear adicionalmente un sistema para introducir y retirar el patacón cuando esté listo y así evitar que este se adhiera a la olla.

Para esto se creó una especie de parrilla o malla de acero, sobre la cual se colocará otra malla de hojas de bijao o de plátano, que será trenzada por los indígenas de la comunidad. Algunos miembros del cuarto grupo tendrán que entrar a esa estructura para acomodar la masa, de adentro hacia afuera. El resultado debe ser un patacón entero.

Al preguntarle a la chef si se crearía una especie de fogón artesanal gigante, explicó que se pensó inicialmente, pero luego decidieron que no habría cómo controlar el fuego. Por eso se optó a que una empresa distribuidora de gas les haga un quemador especial, que tendrá el diámetro de la olla. Esa misma compañía aportará el gas.

El quinto y último equipo tendrá que freír, y según se explica, no habrá necesidad de voltear la pieza ya que estará inundada de aceite y se podrá cocer uniformemente.

Patacón de res
Patacón de res ( )
Logística

La logística incluye a los bomberos y ambulancias por seguridad, y hasta cursos de manipulación de alimentos.

“Cuando me hicieron la propuesta, empecé a pensar cómo hacer un patacón gigante, pero luego pensé que, por mi experiencia de 16 años en la cocina, siempre me toca pensar en hacer cosas en grande”, confesó la chef, quien dijo estar emocionada por asumir el reto.

Comunidad indígena

Los miembros de la comunidad Ipetí Emberá mostraron entusiasmo por enseñarle al mundo como es el patacón ya que este es parte de la dieta diaria y una receta indispensable para los hogares panameños. Asimismo, tendrán la oportunidad de presentarle al mundo su identidad cultural, talento, gastronomía y artesanías.

20190801 https://www.diariolibre.com

+ Leídas