Escritor dominicano ganador premio ANLE dice hay que preservar español

  • Se alzó con el galardón con su novela "La Vida Pasajera"
Víctor Manuel Ramos
ORLANDO, (EE.UU.).- Con cerca de 46 millones de hispanohablantes en Estados Unidos, la literatura en este idioma goza de un futuro promisorio, según el ganador del primer concurso literario de la Academia Norteamericana de la Lengua Española ( ANLE), Víctor Manuel Ramos. 

Sin embargo, este futuro depende del compromiso de los escritores latinos para preservar la lengua de Cervantes en Estados Unidos, aseguró el autor dominicano. 

Ramos, quien ha vivido más de la mitad de sus 35 años de edad en Estados Unidos, donde llegó a regañadientes desde la República Dominicana, es un periodista y escritor que debido a la necesidad de adaptarse quedó "inevitablemente" inmerso entre dos culturas: la anglosajona y la latina. 

Este reportero del diario Orlando Sentinel, y colaborador frecuente del semanario en español El Sentinel, ganó el primer concurso literario de la ANLE con su novela "La Vida Pasajera".

Ramos considera que el certamen organizado por la ANLE, que vela por el buen uso y la preservación del español en EE.UU., es un buen inicio para motivar a los escritores hispanos a escribir en su idioma.

"Me alegra que ANLE haya empezado este certamen literario, que van a continuar en el futuro con distintos géneros, porque hace falta que (los autores hispanos) se motiven y que haya una literatura no sólo en español en Estados Unidos, sino que trate de temas que le importan a la comunidad hispana", dijo a Efe.

En ese sentido, "La Vida Pasajera" encaja perfectamente dentro del tema del concurso de la ANLE, "La experiencia migratoria en Estados Unidos", pues en ella se entrecruzan las vidas de tres generaciones de una familia dominicana en EE.UU.

"Creo que refleja un poco la realidad de las familias hispanas, que se expanden en la inmigración y van creándose un espacio propio dentro de ese exilio económico que es el desplazamiento", explicó. 

Un exilio económico y literario, dice Ramos, en el que aprender inglés es una necesidad y la cultura y el español se desvanecen en la memoria de las primeras generaciones, poniendo así en riesgo la preservación de la lengua materna. 

 "Creo que el español está bajo amenaza, más de lo que se piensa, aseguró Ramos, que consideró que los "hispanos están perdiendo su idioma en la segunda y tercera generación y es una pena porque con ello también pierde Estados Unidos".

El escritor añadió que aprender inglés no debería ser un motivo para olvidar el español, pues al "abandonar" este idioma se está "cerrando una ventana de una tradición cultural de más de 500 años".

"No es necesario olvidarse de la cultura y del español para aprender inglés. Yo sé que se puede porque yo aprendí inglés, escribo en inglés y no he tenido que dejar el español", dijo.

El autor opinó que en EE.UU. existe un mercado potencial de literatura en español que no se está aprovechando, ya que puede ser bilingüe y recordó los casos de Julia Álvarez y Juno Díaz, cuyas obras son traducidas al español tras ser escritas en inglés. 

Ramos indicó que el esfuerzo por preservar el español se debe continuar desde distintos frentes, tanto desde los medios periodísticos como de los escritores latinos en Estados Unidos. 

"Creo que se debe haber un énfasis por parte de los medios en español para lograr un lenguaje de calidad y estandarizado que ayude a estas generaciones de jóvenes a leer y hablar español", agregó. "Existe una percepción de que los hispanos no leen", pero en realidad las casas editoriales venden millones de copias de libros en español en Estados Unidos", afirmó.
20100708 http://www.diariolibre.com

+ Leídas