Evolución urbana

Los cantantes urbanos saben que tienen que evolucionar. No pueden quedarse estáticos en modalidades que tienen vida limitada, como el dembow, el trap y el reggaetón.

El hip hop es cosa aparte, porque es una cultura que corresponde a un entorno social y su esencia de protesta es lo que le inyecta vida y permanencia.

Los propios padres del reggaetón han ido evolucionando y fusionando con otros géneros. Lo hicieron hace rato Daddy Yankee o Don Omar.

Da la coincidencia que casi al mismo tiempo aparecen tres temas de tres urbanos, lejos del género que los dio a conocer.

La Materialista, por ejemplo, antes de sacar su featuring con Chimbala Te lo compré, y de su Sensei Freestyle, ambos de este año, el pasado 27 de diciembre, hizo pública la balada cristiana Cuando oro. (Y cuando oro, / vuelan mil mariposas a mi alrededor / que me llenan de fe y de amor / y que calman todo mi dolor). Una Materialista absolutamente diferente, humilde y frágil ante el Señor, que ofrece una imagen más humana de su arte. Lejos de la imagen sensual, lasciva, impúdica y arrebatadora que vende.

Por su parte Melymel ha sacado el pasado 14 de febrero, un video grabado en directo, acompañada a la guitarra por Jean. El tema se titula Arte del Tiempo. (Duerme, duerme, en mi cama, mi arte del tiempo), y si eso no es poesía, que baje Dios y lo vea. Esta balada con aires de flamenco, sin caricatura, logra expresarse de manera diferente, lejos de la chavacanería,la guapería de las controversias y la sensualidad que derrocha. Esta es otra Melymel, que uno agradecería ver.

El mismo 14 de febrero, Vakeró subió el clip de “Puro y sincero”, un bolero diferente, actualizado, donde combina un formato clásico de maracas, bongóes, cencerro, trompeta, bajo, guitarra clásica, con colores más actuales que le aportan la guitarra rítmica y guitarra prima, que por momentos contrapuntea con la clásica.

“Ella no te ha tratado mal / eres tú que no saber valorar / el amor que ella te brinda / es puro y sincero / entiéndelo, man...”, dice Vakeró en este alegato a favor de la mujer, en contra de la violencia doméstica.

Un bolero honesto y sentido, donde no está exenta la mirada de la realidad social, con un arreglo sencillo, pero no simplista.

Mientras el video clip resulta ser un cortometraje fílmico, una historia bien narrada visualmente, y bien actuada por el propio Vakeró y Cyndie Lundy, dirigido por Cristian Mojica, joven productor, director, guionista, actor y en fin, un hombre de cine, en quien hay que esperar grandes esperanzas y realizaciones.

alfonsoquinones@gmail.com

20180228 https://www.diariolibre.com

+ Leídas