COVID-19
COVID-19

Presentadora dominicana narra el calvario que vivió tras dar positivo al COVID-19

Lourdes Stephen comparte en un video la pesadilla que vivió tras ser diagnosticada con COVID-19 siendo asmática



 La presentadora dominicana Lourdes Stephen, quien labora en el programa "Sal y Pimienta" de la cadena Univisión, hizo pública la pesadilla que ha vivido tras dar positivo al coronavirus a través de un video que compartió en YouTube.

"Esta es una de esas noticias que uno no quiere recibir", dice Stephen. "Di positivo a COVID, lo digo y todavía me da escalofríos este diagnóstico, este resultado positivo de la prueba porque como muchos de ustedes yo me he estado cuidando. Y es frustrante saber que a pesar de todo lo que he hecho, me contagié".

Stephen se puso dos vacunas contra el coronavirus y dice que se contagió tras ser expuesta "a una persona muy cercana a mi familia que dio positivo". En la primera prueba que se hicieron ella, su esposa y su hijo, los tres dieron negativo. Sin embargo, ella empezó a tener síntomas.

"Empezaron esos escalofríos, fiebre de entre 102.5 a 103.5 grados, un dolor de cabeza insoportable como si te estuvieran dando martillazos. Y mis latidos del corazón a millón. Lo normal es de 60 a 100 latidos por minuto en tiempo de reposo y el mío estaba en 127, una cosa increíble", cuenta.

Como reseña la recvista People en español, la presentadora fue a una clínica de urgencia "con fiebre altísima" y se quedó en shock al ver las largas filas de personas esperando ser atendidas. "Cuando uno escucha las noticias de como se están poblando los hospitales tú piensas que es algo lejano, tú piensas que no te va a pasar a ti, pero yo lo vi", añade Stephen, quien esperó más de seis horas para ser atendida en la clínica de urgencias. Allí dio positivo a COVID.

"Todavía no estoy respirando muy bien", admite en el video. "Me sofoco cuando hablo muy rápido". El diagnostico de coronavirus la dejó en shock. "Te da mucho miedo porque tú no sabes si te vas a empeorar, tú no sabes cómo te va a atacar", admite sobre el virus.

Pasó cuatro días con sudores, escalofríos, con fiebre alta, dolor de cabeza, latidos altos del corazón y todo fue poco a poco volviendo a la normalidad. "Ya al quinto día yo me sentía mucho mejor, pero al sexto día entonces empecé a apretarme el pecho. Yo soy asmática y ese era uno de mis grandes miedos con el COVID, el hecho de que me fuera a dar en los pulmones", confiesa.

Empezó un tratamiento con nebulizadores tres veces al día y otros medicamentos. A los tres días después del tratamiento para el asma —ya su octavo o noveno día con COVID— "me dio un ataque de asma horrible y eché para atrás", recuerda. "Es como si tú sacas a un pez fuera del agua y lo dejas en el pavimento", dijo sobre la sensación del asma. "No se lo deseo a nadie". 

Afortunadamente pudo pasar la enfermedad en su casa y no ser hospitalizada y ya se está recuperando. "Antes del décimo día ya había dado negativo, gracias a Dios", relata.

Periódico líder de República Dominicana centrado en las noticias generales y el periodismo innovador.