Supuesta víctima de El Pachá ofrece versión sobre agresión sexual

  • Yani Paulino refiere que el animador la besó a la fuerza en una habitación de hotel mientras se reunieron para hablar de trabajo

Yani Paulino, la mujer que asegura fue agredida sexualmente por el animador de televisión Frederick Martínez “El Pachá”, ofreció declaraciones al programa virtual “Alofoke Sin Censura” del productor Santiago Matías García, donde dijo que la situación con El Pachá sucedió hace dos meses.

La mujer, que se mantuvo con lentes de sol negros y brotó lágrimas, afirmó que El Pachá la besó a la fuerza y quería acostarse con ella durante una reunión para hablar de trabajo en la habitación del Hotel La Casona. Tras ella llorar y amenazarlo con gritar fuerte, supuestamente el animador santiaguero la dejó ir. Ella contó el orden de los hechos y cómo la situación llegó hasta ese punto.

De acuerdo con lo explicado, conoció al comunicador durante su trabajo en el Ministerio de Turismo, donde ejerce como recepcionista. El animador suele visitar esa entidad y ella lo abordó y le pidió una oportunidad de entrar a la televisión en el programa “Pégate y Gana con El Pachá”.

“Entonces él me dijo que vaya el sábado. Ese programa es mío. Yo tengo que ver con todo allá”, refirió Yani Paulino.

La joven fue ese sábado y dijo que el animador le enseñó todo en el programa. Luego fue el sábado siguiente y cuenta que Frederick Martínez le presentó a las animadores y les dio la tarea de ser instruida. Duró tres meses asistiendo al programa. En ese tiempo estuvo como modelo, pero nunca tuvo la oportunidad de presentar. Y no se le pagó ni había contrato.

Al ser cuestionada sobre si se comunicaba con él fuera del programa, esta dijo que no hablaban más que lo laboral, pues le enviaban por WhatsApp las promociones que debía aprender. “En dos ocasiones creo que le hablé de los artistas que se querían presentar, pero no más de ahí”.

Una de las jóvenes, refiriéndose a Apocalipsis, cuyo nombre de pila es Esmerling Ventura, dijo que empezó a tratarla mal. “Ella me dijo que debía irme, que no proyectaba para la TV. Yo le respondí que debía hablar con El Pachá y el productor y ella me señaló que no debía ponerme a medir fuerzas con el productor (Mon Lluberes), que me vaya. Yo me puse a llorar”, relata.

Cuando se acabó el programa se acercó al famoso presentador y le explicó lo que le sucedió con Apocalipsis, y este supuestamente le respondió que ella sí proyecta, que estaba hermosa y que podía seguir asistiendo al espacio que se transmite por Color Visión.

No obstante, cuando regresa el siguiente sábado, una de las bailarinas le dice a Yani Paulino que no podía salir en cámara. Ella volvió a hablar con El Pachá y este le dijo que se mantenga detrás de cámaras mientras resolvía la situación. “Yo me puse a llorar porque me escribieron mi familia y amigos diciéndome que sintonizaron el programa y no me veían en pantalla”, explicó durante la conversación que se extendió por 41 minutos.

Por estos inconvenientes, relata que El Pachá decide citarla en el hotel-restaurant La Casona Dorada para hablar del tema. Se sentó en el restaurante y un joven le dijo que la acompañe hasta donde el comunicador se reúne con las personas. “Yo dudé, y antes de ir le pido al chico que me lleve a un baño común y ahí es donde enciendo mi grabadora”, cuenta.

Ella aseguró que su esposo estaba al tanto de que se reuniría con el animador. Antes, tuvo un primer encuentro con él en la habitación de La Casona que consideró breve. Por tanto, este fue su segundo encuentro con el animador.

Lo que sucedió, según la denunciante

Así narró lo que pasó en la habitación: “Él vino de una vez para encima de mí. Yo le dije ‘espérese, ¡qué le pasa!’. Luego me dijo que yo le gusto y le comenté que mi visita fue para hablar del programa. Él insistía en que estaba enamorado y comenzó a forcejear conmigo. Llegó un momento en que se quedó en boxers”.

Santiago Matías le preguntó que por qué no salió de la habitación y su respuesta fue: “Porque él no me dejaba ir. Me agarró de las muñecas”, dijo.

“Él quería que yo estuviera con él a la mala. Me besó a la mala. Me decía que sacara mi lengua. Hasta me llegó a decir que la televisión es sacrificio”, aseguró.

Santiago Matías volvió a cuestionarle que esa parte que cuenta no se escucha en el audio que se difundió en las redes sociales y Paulino respondió que para ese instante su celular se había descargado.

Luego de que ella se puso a llorar asustada y lo amenazó con gritar, el animador la soltó. Luego se fue.

En su casa, ella llamó a su esposo en los Estados Unidos y le contó todo. Posteriormente se comunicó con el abogado Emilio López, que la representa. Mencionó a una persona de nombre Caminero, que le sugirió una indemnización de 50 mil dólares.

“A nosotras las mujeres no nos tienen que tratar así. Quieren que tiremos nuestra dignidad como mujer por el suelo. Si no nos acostamos con un hombre en muchas ocasiones no nos dan trabajo. Nos acosan. Alguien tiene que armarse de valor y hablar. Les pido a las mujeres que no callen. Hay que poner un stop”, manifestó al borde de las lágrimas.

Vida personal

Según narró a Santiago Matías, Yani Paulino, de 30 años, tiene una niña y está casada. Tiene cuatro años de relación con su pareja que vive y trabaja en los Estados Unidos. “Yo soy de él y él es mío”, comenta.

Paulino se confiesa una seguidora de Cristo y de la iglesia y hasta llegó a dirigir un ministerio cristiano llamado Ministerio Juvenil Eclesiastés 12:1. Sin embargo, dijo que duró en el evangelio solo cinco años y ahora se encuentra un poco apartada. “Soy un propósito de Dios. Tarde o temprano voy a regresar”, dijo.

Dice que estudió en la Universidad Tecnológica de Santo Domingo (UTESA) la carrera de Administración Hotelera, aunque quería estudiar Comunicación Social. “Desde niña quería ser cantante y estar en la televisión”, agregó.

Además, según narró, estaba estudiando locución. Es oriunda de Haina y es hija de una madre soltera.

El Pachá se defiende

El animador se defendió asegurando que todo se trata de una extorsión. De forma enfática el animador advirtió a su denunciante que no “le va a salir” lo que calificó como extorsión, que atribuye al éxito de su carrera, asegurando que su caso se asemeja al de personajes importantes como Don Francisco o Donald Trump, quienes también fueron acusados de acoso sexual.

“Muchos líderes han sido manipulados, chantajeados..., y han sido atacados. Al paletero de la esquina no lo van a demandar, van a demandar a un hombre triunfador”, sentenció Martínez en la emisión de este sábado del programa “Pégate y Gana”.

Y continuó: “Esta vez no le va a salir, ni le salió, porque escogieron al menos indicado, no era yo. Primero porque yo no tengo un peso, porque todo lo doy, vengo de un divorcio después de 20 años de casado”, reiteró.

20190625 https://www.diariolibre.com

+ Leídas