La V Bienal del Caribe es un puente para llegar al arte

  • El viernes 7 inaugura con performances y hip-hop
Zaida Corniel

Santo Domingo. El Caribe es sinónimo de frontera; de espacio abierto hacia el horizonte, de lo que está más allá y se debe franquear. El Caribe también es una herida que dejó el destierro, la emigración, la trasplantación. Con la V Bienal del Caribe en Santo Domingo los artistas de la región, sin embargo, tienden un puente donde reencuentran y confrontan sus propuestas artísticas.

Compleja, diversa, como es la propia región, así describe la bienal la directora del Museo de Arte Moderno, Sarah Hermann.

En esta edición, que se inaugura el próximo viernes a las 7:00 de la noche, se incluyen todos los lenguajes visuales (vídeo, grabado, dibujo, pintura, fotografía, escultura, cerámica y performance), con la participación de artistas de 28 países.

La multimedia tiene una presencia protagonista este año, con propuestas novedosas apoyadas en la tecnología moderna. En este renglón se encuentra la obra del colombiano Andrés Ramírez Gaviria, quien en colaboración con Erich Fahringer y Werner Zotter, realizó un vídeo-instalación en el que el espectador se adentra en un espacio sin tiempo y lugar. La idea es reflejar esa falta de identidad propia de las sociedades de hoy, explica Ramírez.

Del país, Martin López, ganador de la bienal nacional pasada, presenta un vídeo que realizó casi como un vidente tres semanas antes de la tragedia del 11 de septiembre. Por medio de inyección láser, López propone una especie de "fotosíntesis del horror".

Hermann informó que esta vez se mostrarán vídeos simultáneos en varias salas. La V Bienal promete ser, entonces, un espacio vivo donde el espectador podrá ver y ser visto. Hay varias piezas que invitan a interactuar, entre las que se encuentran una instalación de karaoke o la obra de la artista haitiana Vladimir Cybil, quien plasma una pintura naïf en la pared y en el piso, y da la posibilidad de que los visitantes dibujen sus propias obras.

De Colombia, Raymond Chávez ocupa un espacio del museo con una sala de redacción en la que editará su periódico "Hanguiando". Un proyecto multimedia que recogerá lo que está pasando en el lugar u otras áreas de la ciudad.

Puerto Rico trae a la bienal una dolorosa propuesta y la convierte en una pieza artística: una yola con la cual los artistas hicieron el recorrido inverso -desde Rincón a Punta Cana- al que diariamente realizan cientos de dominicanos cuando atraviesan el Canal de la Mona en busca de mejores condiciones de vida. Con "La Flexi" (de flexibilidad) ocho artistas exponen la problemática de la emigración caribeña, de la que ellos tampoco escapan. n
20031104 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas