Compartir
Secciones
Última Hora
Podcasts
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Emmanuel
Emmanuel

Emmanuel cautiva y hace vibrar al público en el Teatro Nacional

El cantante de "Toda la vida" interpretó sus mayores éxitos durante dos horas

El cantautor mexicano Emmanuel hizo suyo el Teatro Nacional con un espectáculo que recordó las mejores décadas de la balada moderna y el pop latino.

Con un aforo a casa llena y de diversas edades, el artista de 68 años puso a cantar y bailar a todos con un repaso de su trayectoria de 45 años y 18 álbumes en las que fueron cantadas a una voz las emblemáticas "Bella señora", "La chica de humo" o "Sentirme vivo".

Antes de salir a escena, el cantautor dominicano Manerra, quien sirvió de telonero del concierto de Natalia Jiménez el jueves pasado, hizo lo propio en el de Emmanuel llevándose el aplauso del público en cada canción.

"Curita", "Mantequilla y café" junto a la cantante Laura Massiel y "Bachata colonial", fueron cantadas por el ganador de Premios Soberano como "Revelación del año" quien finalizó haciendo un llamado a ser "embajadores de amor, paz y esperanza".

A las 9:24 p.m. sonaron los acordes de la banda de Emmanuel y el público soltó una algarabía. 

Cuatro coristas y 13 músicos distribuidos en todo el escenario con elevadores se lucieron.

Y desde una pista de dos pisos apareció Emmanuel cantando y bailando la movida "Corazón de melao" ataviado con una chaqueta de brillo y ropa negra.

Las pantallas con videos y diseños coloridos enriquecieron la puesta en escena, pues Emmanuel también se destacó por innovar en los videoclips de los 80 y 90.

Cariño de República Dominicana 

El cantautor siguió con otra esperada "No he podido verte" compuesta por el maestro Juan Luis Guerra.

En su primera intervención agradeció el apoyo del talento dominicano, a Juan Luis Guerra por esta composición y al maestro Manuel Tejada por los arreglos de "Corazón de melao". Tejada se encontraba presente y fue enfocado en cámara. 

"Siempre que vengo a Santo Domingo tengo bellos recuerdos", expresó.

Con una energía, baile y presencia en el escenario como si no hubiesen pasado 45 años, Emmanuel continuó con otro hit "Detenedla ya" (1993) que hizo que los presentes no solo ovacionaran sino que se pusieran de pie antes de que terminara la canción.

El cancionero incluyó "Seguía lloviendo afuera", "Pobre diablo" y "Rey azul".

No fueron una ni dos veces que los asistentes se paraban a cantar y aplaudir. "Quiero dormir cansado" mereció una ovación con gritos incluidos desde que sonaron los primeros acordes. 

Fue uno de los temas de su álbum debut "Íntimamente" de 1980 escrito por el cantautor y arreglista español Manuel Alejandro.

Esta producción se pegó completa en la época y lanzó al estrellato internacional al artista que revolucionó con nuevos sonidos la balada tradicional y el pop-rock.

Expandir imagen
[object HTMLTextAreaElement]
Emmanuel logró la complicidad del público, (FÉLIX LEÓN)

Mensaje de esperanza 

Emmanuel fue muy conversador y también hizo referencia a las guerras y otras calamidades que atraviesa el mundo. "La Paz solamente la trae Dios", dijo emotivo. Es creyente de la Virgen de Guadalupe y confesó que visitó recientemente la Basílica de Higüey y subió las escaleras "a darle un beso a la Virgen de la Altagracia".

Acto seguido entonó "Tengo mucho que aprendió de ti", que aunque no parezca, tiene un mensaje cristiano e hizo que nuevamente se parara a aplaudir, algo que no pasa tan seguido en los shows. 

Con mucho respeto a la música dominicana, en pandemia se puso a jugar con las fusiones e interpretó "Quieren que la olvidé", un corte que tiene un poco de bachata, pop y música norteña, siendo muy bien recibida. 

De los hits de su primer álbum hasta las siguientes décadas del 90 y 2000, Emmanuel echó mano de un cancionero diverso donde no faltaron "Es mi mujer" y "Hay que arrimar el alma", pero "Sentirme vivo" de finales de los 90 tuvo una vibra tan motivadora y especial que fue cantada por los presentes de pie y con las manos levantadas, quedándose solo en el coro por más de un minuto y con aplausos incluidos, sin dudas, una de las más disfrutadas.

Con otro cambio de vestuario, más casual y con chaqueta plateada, el astro de 68 años dejó algunas baladas cortavenas y las más movidas, con mezclas de rock y pop para el final. 

Estas fueron "Todo se derrumbó", "Bella" y "Tú y yo". 

Mientras un músico tocaba un solo de batería y el otro de guitarra, Emmanuel salió para otro cambio de vestuario, esta vez de rojo, a tono con el mood ochentero de los siguientes temas para despedir en grande.

"La chica de humo" (1988), una de las más famosas de su álbum "Quisiera" fue una fiesta donde nos imaginamos un viaje en el tiempo de tanta buena música. 

En ese mismo ánimo y en complicidad con la audiencia Emmanuel siguió con "Toda la vida" (1986) y pareció un karaoke grupal con el estribillo Toda la vida, descubriendo versos a escondidas, para escapar de tus heridas, para buscar las aventuras, que me liberen de tus besos, solo por eso, solo por eso.

A las 11:22 de la noche y tras 24 canciones, José Emmanuel Acha Martínez, su nombre de pila, cerró con "La última luna" dejando a todos complacidos.

El artista bromeó de la edad en distintas intervenciones, de que ya no tiene el pelo largo como antes, siendo un galán que hacía derretir a las chicas.

Para todo el que asistió al concierto quedó más que demostrado que sus pasos de baile, energía, entrega en el escenario y buena música permanecen intactas en el tiempo. 

TEMAS -

Apasionada del arte, la cultura, el turismo y la radio. Escribe para la sección Revista de Diario Libre. Egresada de Comunicación Social por la UASD y del Máster en Comunicación e Identidad Corporativa por la UNIR.