El Conjunto Quisqueya: Clave de su éxito y algunas anécdotas

  • El Conjunto Quisqueya tuvo que pasar por muchas en estos 46 años
$!El Conjunto Quisqueya: Clave de su éxito y algunas anécdotas

En casi medio siglo son muchas las historias que se generan entorno a una carrera tan longeva como la de El Conjunto Quisqueya. Ellos son la prueba fehaciente de que, cuando se unen el legado, un sonido distintivo y el compromiso de representar un país, los resultados perduran.

Durante el Diálogo Libre los integrantes de la emblemática agrupación señalaron que a veces no saben cuales son las razones exactas por las que, tanto tiempo después sigan siendo referencia del merengue tradicional y lograr la permanencia en el gusto popular, sin importar las generaciones.

“A nosotros al principio tenían que buscarnos la policía para escoltarnos al escenario”, señalaron los merengueros que fueron un fenómeno en los 80.

Surgimiento del tema “Los limones”

Narran que el tema nació tras una visita a un nigth club en la Bolívar y tras escuchar la picardía de la frase “pónmelo ahí que te lo voy a partir”, y la melodía no dudaron en grabarlo, pero, según explican hubo una confusión y tras querer promocionar “Que bueno está este país”, el que colocaban en las emisoras era “Los limones”, tema que posteriormente fue prohibido por la Comisión de espectáculos públicos y Radiofonía de la época, lo que le dio más popularidad.

Los uniformes

Recuerdan que su forma de vestir les trajo más de un problema en el país y fuera de él, cuentan que en la televisión doña Zaida Ginebra viuda Lobaton, la presidenta en ese tiempo de la Comisión les prohibió a los camarógrafos enfocarlos de la cintura hacia abajo mientras bailaban. “Teníamos un estilo peculiar, que vino porque Javi era fanático de Elvis (Presley)”, recuerdan entre risa.

“Ahí salió el uniforme de la flecha que señalaba a un lugar”, recuerdan en medio de carcajadas.

Cosas que le han pasado en el escenario

“Una vez llegó a uno de nuestros conciertos en Tampa una muchacha con un tanque de oxígeno. Pensaba que no aguantaríamos”, aseguran.

“Se nos rompió el cierre del traje mientras bailábamos en plena tarima”, remembraron.

También hubo una vez que tocaban al aire libre en medio del sol y usaban unos zapatos de charol que cuando les dio el sol le ardían los pies. l

20191203 https://www.diariolibre.com

+ Leídas