• 1

|Música|
| 06 AGO 2018, 12:00 AM

La identidad musical dominicana se reinventa en un movimiento alternativo


20180806 https://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. La música dominicana es inmensa. Historiadores y folcloristas han admitido que hay alrededor de 40 ritmos registrados. En los últimos años un grupo de jóvenes músicos se ha interesado por llevar nuestra herencia musical a un nuevo nivel, haciendo fusiones con ritmos actuales. Este grupo son los que conforman actualmente el movimiento de música alternativa.

Músicos diferentes

Una parte de ellos visitó la redacción de Diario Libre para ampliar sobre el tema: Vic Contreras, Génesis Zabala, José Carlos Oviedo y Sosa, de La Alucinante Banda, predican la fusión de música contemporánea con música afrodominicana y de las Antillas; las santiagueras Cristabel y Anabel Acevedo y Rachel Rojas conforman Mula, un concepto de música electro caribeña; también está Acentoh, una propuesta de hip hop coloquial, mientras que la Estación SubTrópico, formada por Marlene Mercedes, Carlos Monción y Rocío Damirón hace música electrónica con folklore dominicano. La Marimba es una joven instrumentista que canta y toca música fusión criolla y los músicos Fernando Soriano, Eddy Núñez y Marlene Mercedes conforman Gran Poder de Diosa, una propuesta de música contemporánea.

¿Por qué son alternativos?

Para ellos es difícil encasillarlos. La Marimba comenta que su “trabajo abarca demasiados movimientos diferentes”. Para Cristabel Acevedo, de Mula, los recursos que utilizan tienen que ver mucho con lo alternativo, pues se han auxiliado de la tecnología, ya que no tienen un espacio abierto en la radio y los medios tradicionales.

“Le estamos dando una alternativa a la gente que consume música. Por eso somos alternativos, pero nuestra música es simplemente dominicana”, dijo Carlos Monción.

Mientras que Vic Contreras subrayó: “No hemos sido nosotros que nos hemos llamado así. En esta entrevista somos seis bandas y cada uno hacemos cosas diferentes”.

Para ellos lo más distintivo es que su propuesta tiene otros colores, muy diferentes a lo que se escucha en la radio, esa que el dominicano está acostumbrado a escuchar.

Futuro del movimiento

Acentoh insistió en que hay que ponerle atención a la cultura y el folclor. “Los congos de Villa Mella son un patrimonio cultural de la humanidad y muchos jóvenes no lo tienen claro. Con el tiempo, el ‘chin’ de identidad que le queda a este pedacito de isla se borrará”, se lamentó.

El deseo de estos creadores es fortalecer el movimiento. “Queremos educar e inspirar a la gente y que las otras generaciones sepan que somos ricos cultural y musicalmente”, dijo Eddy Núñez. “Este movimiento debe llegarle a la mente del dominicano”, manifestó Monción.

Sin embargo, ¿cómo pueden impactar en el mercado popular si no suenan en la radio? La promotora Ceci Moltoni respondió: “Últimamente está apareciendo un interés de algunos medios de comunicación por fortalecer la educación musical y estas ricas identidades, además de ofrecer esta música a las audiencias. Hay que seguir en esa vía porque la promoción de estas riquezas no pueden hacerla los artistas solos”.

Los muchachos que estuvieron en La Fiesta de la Música y en el Vinyl Fest seguirán llevando su música a tantos lugares como les sea posible.

Primer oído musical

Los músicos tienen experiencias diferentes de su primera apreciación musical criolla pero la mayoría destacó que el maestro Luis Días trajo otros colores a la música y fue un revolucionario. “Yo escuchaba a Pink Floyd y cuando me pusieron a Luis Días en el 1998 yo no lo podía creer, no sabía que aquí se hacia esa música. A partir de ahí empecé a indagar en lo nuestro. Luego me gustaba la bachata, especialmente de Raulín Rodríguez con Medicina de amor, seguí en lo típico con Tatico Henríquez...”, dijo Fernando Soriano.

Otros vienen del rock, del jazz y el son, pero Cristabel, de la banda Mula, siendo una niña escuchó a Las Chicas del Can. Ver mujeres cantando y tocando instrumentos le abrió el mundo. Es por eso que insisten en que hay una herencia que está en todos nosotros.

Recogiendo lo autóctono

El músico José Carlos Oviedo reprochó: “La dominicanidad se ha perdido en muchas cosas. Se han perdido instrumentos, cantos y mucha música que nosotros las hemos ido reutilizando, reinventando, restaurando y reinterpretando en el imaginario de la gente”. Y añadió: “Hay más de 40 estilos musicales registrados. Entre ellos están el gaga, prillé, sarandunga, palo, carabiné y mangulina”.

Próximos proyectos

Mientras tanto, muchos de ellos les va mejor afuera, además de que el movimiento alternativo es de autogestión. Mula recién vino de Ecuador, el décimo país que visitan con su concepto. El 25 de julio sacaron un sencillo. Tienen pensado estrenar dos temas más este año y el año próximo que viene un nuevo disco. Estación Sub Trópico está terminando el primer EP de folclore dominicano con música electrónica.

Acentoh estrenará este 28 de agosto su álbum “828” junto con un vídeo oficial producido por Media Piky, un hip hop experimental dominicano que lo definen como ‘música psicoactiva del futuro’. Y en noviembre sale el álbum “Trendic Tropic”, una colaboración que hizo con artistas internacionales.

Mientras que La Marimba acaba de llegar de una gira por Estados Unidos junto a Riccie Oriach, entre otros, donde hicieron 25 fechas. Su primer EP viene pronto. Vic Contreras y la banda sacarán también un EP con un videoclip.

Quien escuche la canción “El Resguardo”, el tema de Relámpago Hernández que se agrupa en la banda sonora de la galardonada película “Veneno: El Relámpago de Jack”, debe recordarse de Gran Poder de Diosa, sus creadores. Este año también pretenden lanzar un disco.

Ellos opinan

“Mi papá era sonero y toque la güira por primera vez a los 10 años en una iglesia evangélica donde acudía mi tía. Luego me convirtieron en la güirera oficial de la iglesia. Desde ahí me di cuenta que por ahí iba la cosa, que me quería dedicar a la música y a conocer aquellos ritmos nuestros que estaban ocultos”, La Marimba.

“Hay que arriesgarse a buscar otros lenguajes. Es un movimiento sin prejuicios, que no se rige por los que definen el gusto popular”, Ceci Inés Moltoni.

“Yo escuchaba a los buhoneros en la calle y para mí eso era música. Fui curioso de todo lo que había a mi alrededor. Amo la música muy orgánica. No vengo de la escuela musical. Cuando visitaba los campos e identificaba los ritmos, me fui empapando de la riqueza musical dominicana”, Eddy Núñez.

“Tú, como mujer, puedes hacer lo que quieras y sin tener que desvestirte. Mis compañeras y yo hacemos música sin limitaciones”, Rachel Rojas, de la banda Mula.

“Cada estilo tiene un lenguaje. Si tú oyes la música de cada uno de nosotros te das cuenta que están basados en patrones rítmicos y melodías diferentes. Es tan variado que hasta nosotros mismos nos resulta difícil ponerle un nombre”, José Carlos Oviedo de La Alucinante Banda.

Trabajos audiovisuales

Riccie Oriach con su videoclip “Viaje al infinito” y “La Guayaba”, una de las canciones de la banda sonora de la película “Veneno: El Relámpago de Jack”.

Vic Contreras y La Alucinante Banda en “Lavando”.

Gran Poder de Diosa y su canción “El Resguardo”.

Acentoh y su tema “Patrimonio”.

Mula con “Sirena”

Estación SubTrópico

La Marimba en una de sus creaciones musicales

Homenaje a Luis Días con “El Guardia del Arsenal”.

Riccie Oriach, otro alternativo
Riccie Oriach, otro alternativo

El músico ganó el Premio Soberano 2018 en el renglón “Música alternativa”. Su canción “La Guayaba” forma parte de la banda sonora del filme “Veneno: El Relámpago de Jack”, y sigue adelante con su álbum “Viaje al infinito”. Recién vino de una gira de EE.UU donde hicieron, junto con otros compañeros, unas 25 apariciones.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese