Xiomara descalza


Image
20170310 http://www.diariolibre.com

Cuando Gabriel García Márquez fue a recibir el Premio Nobel, lo hizo en liqui liqui; Julia Roberts recibió descalza su premio a la mejor actriz de reparto en los Premios Hollywood Films, y ese mismo años se subió descalza a recibir un Premio Bafta y del mismo modo paseó por la alfombra roja de Cannes el año pasado. Antes, en el 2011 en la misma alfombra lo había hecho Adriana Karembeu. En febrero del 2015 Cate Blanchet presentó La Cenicienta en la Berlinare, con un hermoso vestido de lentejuelas de Givenchy y un par de sandalias negras... en su mano.

Cesaria Evora recibió descalza el más alto reconocimiento de Francia. Rigoberta Menchú recibió el premio Nobel con su atuendo indígena. El 15 de julio del 2014, ante la tumba de Mohamed V y descalzos como mandan los cánones islámicos, los reyes españoles don Felipe y doña Letizia han depositado una corona de flores en memoria de los monarcas marroquíes.

La Lupe se quitaba los tacones y cantaba descalza, descalzas cantan Shakira y Diomary La Mala, como Xiomara lo hace desde hace mucho.

En el libro Bareffot Walking, Jessica Lee y Michael Sandler explican las ventajas de andar descalzo: “minimizar el impacto, maximizar la eficiencia y descubrir el placer de entrar en contacto con la tierra”. Y hablando de moda, Heidi Klum, Lady Gaga, Chris Hemsworth, Hillary Duff y Mathew McConaughey, Rihanna, Pamela Anderson, Chris Martin, Gisele Bündchen, Naomi Watts y una lista interminable de personalidades, pueden ser vistas caminando descalzos por las calles de Los Angeles, Nueva York, París o Sidney.

El escandalito de hoy es porque Xiomara fue descalza a recibir la medalla que le impuso el presidente Medina. Lo hizo con toda la simbología del caso y no como irrespeto al mandatario y al Palacio. Es una mujer de la raza negra que se ha caracterizado por defender las causas sociales y tener siempre presentes sus antecedentes y el sufrimiento a que fueron sometidos los esclavos traídos de África.

Prefiero a Xiomara Fortuna descalza que a los dembowseros que enseñan los calzoncillos y las nalgas; prefiero a Xiomara descalza y auténtica antes que a los artistas que se pegan a fuerza de cuarto porque su padre es funcionario; prefiero la belleza de los pies descalzos de esa negra de tanto talento que es una fortuna para la Cultura de este país, que todas las chapeadoras que se vuelven populares en un programa de televisión, por sus implantes de silicona y que apenas saben sonreír a las cámaras. Los protocolos solamente los pueden saltar quienes tienen fuerza moral y autenticidad para hacerlo.

alfonsoquinones@gmail.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese