Zoé se despide de “Aztlán” tras una exitosa gira y un Grammy

  • “Aztlán” la llevó también a dar su primer concierto en París, con entradas agotadas, y a Bruselas

Luego de una exitosa gira internacional y de haber conquistado el premio Grammy, la banda de rock mexicana Zoé se prepara para las últimas presentaciones de la gira “Aztlán” en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México.

“Es una celebración de cierre de gira y de ciclo”, dijo el baterista Rodrigo Guardiola en una entrevista reciente desde España, donde la agrupación se presentó en Madrid, Valencia, Barcelona y Bilbao.

“Aztlán” la llevó también a dar su primer concierto en París, con entradas agotadas, y a Bruselas. Llegó a ciudades nuevas de Ecuador, Bolivia, Colombia y debutaron en Canadá. En Estados Unidos estuvo en dos momentos diferentes de la gira, sumando más de 25 fechas tan sólo este año, acompañada por las bandas Metric y July Talk.

“Es uno de los discos que más hemos podido tocar en vivo y disfrutar”, dijo Guardiola. “Creo nunca se me había pasado un año de gira tan rápido”.

El recorrido comenzó en abril de 2018 con un concierto gratuito sorpresa en la glorieta del Metro Insurgentes de la Ciudad de México, que rápidamente se llenó con miles de admiradores. También los llevó a un lleno total en el Palacio de los Deportes.

Tras sus próximas presentaciones en Querétaro y el festival Machaca de Monterrey, la banda, que completan León Larregui (voz), Sergio Acosta (guitarra), Ángel Mosqueda (bajo), terminará su recorrido el 28 y 29 de junio en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México junto a Metric.

Guardiola adelantó que el grupo canadiense no sólo abrirá el espectáculo, sino que tendrá cerca de una hora para presentar las canciones de su más reciente álbum, “Art of Doubt”.

“Nos hicieron una invitación para hacer una gira de arenas en Canadá, pero no podíamos y queríamos mantener viva esta relación porque hubo una muy buena amistad”, explicó el baterista, quien dijo que admira a la agrupación creada en 1998 y a su vocalista Emily Haines como pioneros de la nueva ola de rock electrónico.

Zoé, que en 2011 ganó los Latin Grammy al mejor álbum de música alternativa por su MTV Unplugged “Música de fondo” y a la mejor canción de rock por “Labios rotos”, volvió a competir por el gramófono latino en 2018 con “Aztlán”, pero no fue premiada en esa ocasión. Sin embargo, a principios de este año compitieron por primera vez y se alzaron con el Grammy anglo al mejor álbum de rock, música urbana o alternativa latina por la misma producción, en un triunfo que los tomó desprevenidos.

“Nos dio mucha emoción porque ahora sí, honestamente, no lo esperábamos”, dijo Guardiola. “Nadie esperaba nada, ni estuvimos pendientes de la ceremonia ni estábamos siguiendo redes sociales. Creo que fue una sorpresa todavía más grata y sí nos emocionó mucho”.

“Aztlán” fue certificado oro por sus altas ventas en México y también cuenta con certificación doble platino por su sencillo “Azul”. Once de las canciones de “Aztlán” entraron en la lista top 200 de Spotify México a su lanzamiento.

Fue producido por Craig Silvey (Arcade Fire, Florence and The Machine y Noel Gallagher) y Phill Vinall, con quien ya habían trabajado en el Unplugged y en el álbum en vivo “281107”. Tiene momentos para bailar como en “No hay mal que dure” y “Ella es magia”, pero también una sensación de desgaste en la canción que le da título al álbum, lanzado al final de un sexenio caracterizado por sus altos niveles de violencia en México. El sorpresivo del terremoto del 19 de septiembre de 2017 también se hace sentir en la canción “Temor y temblor”.

Aztlán es un sitio mítico de la cultura azteca que aparece en las crónicas de los conquistadores como una especie de isla paradisiaca. “Aztlán, ¿dónde quedó tu gloria?”, preguntan en la canción homónima del disco. “Y saquemos de raíz todo lo podrido/Despierta de tu gran letargo/Cortemos nuestros males de hacer sentirnos menos”.

“Teníamos un montón de esperanza con un cambio gubernamental que resulta ser bastante distinto a lo que todos nos imaginábamos”, dijo Guardiola.

“La crisis de un temblor nos afectó mucho a todos, pero es una ciudad con un temple muy duro y si te fijas a veces estamos como si no existieran los temblores”, agregó. “Es muy extraño el poder psicológico de la mente de dejar atrás cosas, pero también creo que es un arma muy poderosa que tiene la cabeza humana, poder adaptarse un poco más al presente”.

Para el músico, las canciones del álbum pueden tener más de un significado y espera que “envejezcan bien”.

“Lo interesante de un disco es que depende en qué época te toque descubrirlo le vas a dar una lectura y lo vas a asociar con cosas que estén sucediendo alrededor de ti”, dijo Guardiola. “Cada vez que alguien escuche una canción por primera vez y le interese y se clave en la letra, va a encontrar algo con qué empatizar”.

20190612 https://www.diariolibre.com

+ Leídas