Nancy García de Blanck, la cara femenina del ron

  • "No sé si lo mío es lo mejor, pero sé que es diferente al resto"

Dicen que las mujeres son capaces de renunciar a todo por amor. Pues por amor Nancy García de Blanck dejó su vida y su empresa radial en Madrid para embarcarse en una aventura a la roca. No quiso mezclar una cosa con otra para no saborear un trago amargo. Esto pasó cuando conoció a su hoy esposo, Don Pedro Ramón López Oliver, propietario y director general de Oliver & Oliver, una empresa ronera de ascendencia cubana que está instalada en el país.

Nancy ya tiene 10 años en el país [es cubana] y en la empresa donde se desarrolla como presidenta. Sus primeros pasos para convertirse en ronera fueron investigar, analizar todo y crear, algo que confiesa "es una gran magia. Es un mundo en el que te vas involucrando y creando cosas maravillosas".

P. ¿Qué tan difícil ha sido trabajar en un mercado de hombres?

R. A las mujeres siempre nos es difícil imponernos en un mundo históricamente de hombres, pero cada vez está siendo más fácil al ir ganando espacio sobre la base de nuestra profesionalidad, preparación y participación. A mí me es un poco más fácil porque es una empresa familiar. Además de trabajar con mi esposo, mi hermana, Ivette García de Blanck, está conmigo. Ella es quien dirige la empresa, es la gerente general.

P. ¿Qué hace diferentes los rones de Oliver & Oliver de los demás?

R. Son rones súper Premium, muy elaborados, añejados y cuidados en solera. Más de 20 marcas con su personalidad y sello distintivo, ya sea en olores o sabores; y de edición limitada. Rones artesanales donde se valora la manufactura. Duramos años trabajando una fórmula. Es un mercado para conocedores, elitistas que toman el ron sin mezclar. No sé si lo mío es lo mejor, quiero que sea lo mejor, pero lo mío es diferente.

P. ¿Qué aporta una mujer al ron que quizás no pueda hacerlo un hombre?

R. Una vista a largo plazo, intuición, sexto sentido, sensibilidad, estilo, pelea... porque somos exigentes. Sin caer en feminismo somos un gran complemento.

P. ¿Alguno de sus rones posee connotaciones femeninas?

R. Esa línea cada vez se establece menos, porque hay rones dulces que se asociaban a las mujeres, pero muchos hombres se decantan por ellos. Igual hay mujeres que toman un Cubanés centenario muy fuerte. Hay un poco de todo.

P. ¿Desarrolla la compañía nuevos productos?

R. Siempre estamos innovando. La creación es algo innato, pertenece a nuestro día a día.

P. ¿Por qué sus rones están hechos para tomarse solos?

R. Por su añejamiento. No se mimetizan fácil. Su composición es fuerte, sus sabores complejos. Si lo ligas perderás su esencia y sabor. Cambiará todo. Es como un pecado. Sería adulterar lo mejor.  

20140316 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas