Zoe Saldaña, en su mejor momento

  • "Las mujeres somos delicadas y hermosas, pero también podemos resolver situaciones comprometidas"
Zoe Saldana posa ante las cámaras a su llegada a la proyección de la película

Zoe Saldaña le ha cogido el gusto a surcar el universo. Su interpretación en títulos como "Star Trek" o "Avatar" le han granjeado un hueco en el firmamento de Hollywood, y con su papel en "Guardians of the Galaxy" (2014) no hace si no reafirmar su aparente intención de conquistar a la crítica y al público a la velocidad de la luz.

Nacida Zoe Yadira Zaldaña Nazario un 19 de junio de 1978 en Passaic, Nueva Jersey , Estados Unidos, en poco más de diez años ha construido una sólida carrera en el cine. Su gusto y talento para el baile se manifestó cuando no era más que una niña, y su formación le abrió las puertas a la interpretación fílmica en el año 2000 con "Center Stage".

Sin embargo, el papel que realmente la lanzaría a la fama sería el de Ana María en "Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl" (2003), la primera entrega de la exitosa franquicia protagonizada por el versátil Johnny Depp.

Desde entonces ha sido un suma y sigue profesional, que la actriz endulzará en unos meses con el nacimiento de su primer hijo fruto de su matrimonio con Marco Perego, con el que se casó en junio de 2013.

Una mujer de carácter

Parece que no hay límites para Saldaña, una mujer racial e independiente que no duda en involucrarse en proyectos que retan su profesionalidad. Temas controvertidos, papeles extremos y de gran alcance, que siguen engrosando la filmografía de esta estrella del cine.

Una carrera en la que suele encarnar a personajes fuertes e independientes, dos cualidades que casan a la perfección con su forma de ser y su carácter. Por ello, ha declarado en alguna ocasión huir de propuestas en las que las mujeres no piensen por sí solas, no sean relevantes o haya que resolverles todo. Un modelo de fémina en la que no cree y que nunca ha conocido.

"Las mujeres somos delicadas y hermosas, pero también podemos resolver situaciones comprometidas, sabemos actuar instintivamente y dar con soluciones. Hay directores que saben eso y que lo interpreten en sus películas me gusta mucho", manifestó en una entrevista con la Agencia Efe el 13 de mayo de 2013.

En "Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl" (2003) ya dejó clara esta convicción. Desafiando la antigua superstición que cree que llevar mujeres en un navío es símbolo de mal fario porque atraen las tempestades, su personaje, Ana María, se embarca en la aventura pirata del Capitán Sparrow para surcar los siete mares.

Tampoco nadie puede negar que Uhura, la intrépida oficial de comunicaciones de la nave Enterprise a la que dio vida en el "remake" de "Star Trek" (2009), es una mujer de armas tomar capaz de sacarse las castañas del fuego sola. Y que la alienígena Neytiri de "Avatar" (2009) tiene la resolución suficiente para liderar una guerra por la supervivencia de su pueblo.

Ni siquiera el rechazo de una parte del colectivo "trekkie", el apodo por el que se conoce a los fans de "Star Trek", le hizo agachar la cabeza. A Saldaña le bastó con el visto bueno de Nichelle Nichols, la mujer que encarnó a Uhura desde la serie de televisión homónima, y su regreso en "Star Trek Into Darkness" (2013) atestigua que no debió hacerlo tan mal para J.J. Abrams.

Igual de fascinante le debió parecer a James Cameron la transformación de Saldaña en la joven "na'vi" de tez azul y ojos amarillos de "Avatar", ya que contará con ella en las tres secuelas de la franquicia, que el cineasta tiene previsto estrenar entre 2016 y 2018. Una noticia que debió encantar a la actriz, que en una entrevista en la revista Fotogramas se deshacía en elogios hacia las féminas de las producciones del director.

"La Sarah Connor de 'Terminator', la teniente Ripley, el personaje de Jamie Lee Curtis en 'Mentiras arriesgadas', el de Kate Winslet en 'Titanic'. Sus heroínas nunca son víctimas: son mujeres preparadas para la supervivencia, andróginas, pero que no pierden su feminidad", dijo.

Una heroína galáctica


Zoe Saldaña reconoce que siempre ha sentido una fascinación especial por la galaxia y la ciencia ficción. Su camino se alineó sin quererlo con papeles como el de Uhura y Neytiri, y más recientemente con el de la mortífera y enigmática Gamora en "Guardians of the Galaxy" (2014), haciendo de ella una auténtica heroína galáctica del cine.


Un personaje que le ha dado mucha libertad interpretativa, dado que este universo en concreto de Marvel no goza de tanta popularidad como otros cómics de la factoría.

Su faceta más terrenal puede verse en títulos como "The Terminal" (2004) junto a Tom Hanks o "Guess who" (2005), un remake de la comedia de 1967 protagonizado por Ashton Kutcher y Bernie Mac. Además, la actriz tiene pendiente el estreno de "Nina", una biografía sobre la cantante y pianista Nina Simone.


Sus primeros pasos artísticos

De padre dominicano y madre puertorriqueña, la infancia de la intérprete no fue sencilla. Cuando apenas contaba con 9 años su padre falleció, y vino junto a su familia a Santo Domingo, donde permaneció hasta los 17 años. Fue entonces cuando regresó a Estados Unidos y empezó a cultivar con más ahínco su interés por la interpretación y el baile.

Ya de vuelta a su tierra de nacimiento, la neoyorquina entró a formar parte de un programa de actuación llamado "Faces theatre program" y empezó a colaborar con el New York Youth Theatre.

Sin pena ni gloria, en 1999 participó en un capítulo de la serie "Law & Order", y su debut cinematográfico llegaría en el año 2000 con "Center Stage".

Tras un par de papeles bastante irrelevantes en "Crossroads" (2002), en la que colaboró junto a Britney Spears; y "Drumline" (2002), donde tenía un rol secundario, supo aprovechar la proposición del director Gore Verbinski y llamar la atención de la industria con su interpretación de mujer pirata junto a Depp. El resto es ya historia del cine.

20140817 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas