Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Edición RD
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Biden visita Polonia, un aliado complejo pegado a Ucrania

La visita de Joe Biden a Polonia resalta el compromiso de Washington con la protección de un aliado clave de la OTAN a las puertas de Ucrania

Expandir imagen
Biden visita Polonia, un aliado complejo pegado a Ucrania
En esta imagen de archivo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, interviene en una conferencia de prensa tras una cumbre de la OTAN, en la sede de la Alianza, en Bruselas, el 24 de marzo de 2022. (AP)

La visita del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a Polonia en la última parada de su viaje a Europa esta semana brindará la posibilidad de resaltar el compromiso de Washington con la protección de un aliado clave de la OTAN a las puertas de Ucrania, y de agradecer su generosa acogida a los refugiados que huyen de la invasión rusa.

Pero Polonia es también un aliado complejo cuyos líderes populistas están acusados por algunos de sus socios de la Unión Europea de pasar por encima de las normas democráticas, y muchos polacos progresistas buscarán una señal de que Estados Unidos recuerda su papel en la promoción de la democracia.

La visita de dos días, que arranca el viernes sigue a tres cumbres de emergencia en Bruselas por la guerra, lleva a Biden a un país que ha aceptado a la mayor parte de los 3,5 millones de ucranianos que huyeron de su país desde el inicio de la guerra hace un mes. Más de 2,2 millones han cruzado la frontera con Polonia y muchos de ellos tienen intención de quedarse allí.

Polonia alberga además a miles de soldados estadounidenses adicionales, además de a los contingentes movilizados de forma rotatoria desde que Rusia invadió por primera vez Ucrania en 2014. Muchos consideran su presencia tranquilizadora: los ataques rusos a la base militar de Yavoriv el 13 de marzo estuvieron tan cerca que estremecieron a los residentes de la región fronteriza con el oeste de Ucrania.

La ayuda de Polonia a los ucranianos le ha valido elogios de propios y extraños. No solo los albergues y escuelas han abierto sus puertas a los refugiados, con 90.000 niños inscritos para su escolarización, sino que muchos ciudadanos de a pie los han acogido en sus casas. En algunos casos se trata de amigos, pero en otros son completos desconocidos.

Biden será recibido por su homólogo, Andrzej Duda, aliado del partido de extrema derecha acusado de erosionar las normas democráticas y quien claramente prefería al expresidente Donald Trump.

Muchos polacos esperarán una señal de Biden de que Washington seguirá exigiéndole que cumpla con valores democráticos, aguardando que no se olvide ante la necesidad de que la OTAN se mantenga unida en tiempos de guerra.

La Unión Europea sostiene que, desde su llegada al poder en 2015, el gobierno polaco ha socavado la independencia judicial, que se considera un ataque a los valores democráticos del bloque de 27 naciones. Recientemente, Bruselas retuvo millones de euros del fondo de recuperación tras la pandemia con la intención de usar ese dinero para motivar un cambio en Varsovia.

El ejecutivo polaco ha recibido además críticas internacionales por minar la independencia de los medios de comunicación, por la retórica antiLGBT de Duda y otros mandatarios, y por el uso del programa espía Pegasus contra los críticos del gobierno.

Antes de regresar a Washington el sábado, está previsto de Biden lance un mensaje a la población polaca.

La Casa Blanca dijo que “ofrecerá un discurso sobre los esfuerzos conjuntos del mundo libre para apoyar al pueblo ucraniano, para hacer que Rusia rinda cuentas por su brutal guerra y par defender un futuro asentado en los principios democráticos”.

TEMAS -

Noticias y servicios que extienden el alcance global de la cobertura basada en hechos