Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Edición RD
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Aborto
Aborto

Una ola de restricciones al aborto presiona a los proveedores en el sureste de EEUU

El aborto está restringido severamente en gran parte del sur del país, con prohibiciones durante el embarazo en Alabama, Arkansas, Kentucky, Luisiana, Mississippi, Oklahoma, Tennessee, Texas y Virginia Occidental

Expandir imagen
Una ola de restricciones al aborto presiona a los proveedores en el sureste de EEUU
Penry Gustafson, senadora republicana de Carolina del Sur por Camden, regresa a su escaño tras un discurso en un debate del Senado sobre una estricta ley antiaborto, el martes 23 de mayo de 2023, en Columbia. (AP)

Una ola de restricciones de aborto recientemente aprobadas en el sureste de Estados Unidos ha causado que los proveedores se apresuren a reconfigurar sus servicios para una región que ya lidiaba con un acceso severamente limitado.

Las limitaciones estrictas promulgadas en Carolina del Sur y pendientes en Carolina del Norte y Florida —estados que se habían resistido a brindar un acceso más amplio al procedimiento— amenazan con retrasar aún más los abortos a medida que se acumulan las citas y los médicos tratan de comprender las restricciones más recientes.

"Realmente no habrá forma de que el ecosistema completo que brinda abortos lo maneje todo", admitió Jenny Black, presidenta de la organización Planned Parenthood para la región de la costa sureste.

Black, que supervisa el trabajo de la organización en Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia Occidental y partes de Virginia, señaló que los proveedores han tenido que determinar rápidamente cómo cumplir con las leyes pendientes en medio de la "diezma del acceso al aborto en todo el sur". Ella cree que las nuevas restricciones agravarán los factores estresantes en un sistema que ya registraba largos períodos de espera en Carolina del Norte impulsado por la afluencia de pacientes de Georgia y Tennessee.

El aborto está restringido severamente en gran parte del sur del país, con prohibiciones durante el embarazo en Alabama, Arkansas, Kentucky, Luisiana, Mississippi, Oklahoma, Tennessee, Texas y Virginia Occidental. En Georgia, el aborto sólo está permitido durante las primeras seis semanas de gestación.

Carolina del Sur se unió el jueves a sus vecinos para posponer el procedimiento, luego de que el gobernador firmó un proyecto de ley que prohíbe la mayoría de los abortos alrededor de las seis semanas de embarazo. Sin embargo, los proveedores presentaron rápidamente una demanda para bloquear la ley que se parece a una que la Corte Suprema de Carolina del Sur ya consideró una violación del derecho a la privacidad de la Constitución estatal.

"Este es un gran día para la vida en Carolina del Sur, pero la lucha no ha terminado. Estamos listos para defender esta ley ante cualquier desafío y confiamos en que tendremos éxito", declaró el gobernador republicano Henry McMaster en un comunicado.

Un informe publicado a principios de abril por la Sociedad de Planificación Familiar reveló un creciente número de abortos en los estados cercanos a aquellos con las restricciones más estrictas, pero donde el aborto seguía siendo legal en su mayoría. Florida y Carolina del Norte estuvieron entre los estados con los mayores aumentos y entre aquellos donde están pendientes nuevos límites.

La mayoría de los abortos después de las 12 semanas de embarazo estarán prohibidos en Carolina del Norte a partir del 1 de julio y una prohibición de seis semanas en Florida entrará en vigor sólo si la Corte Suprema estatal ratifica la prohibición actual de 15 semanas.

TEMAS -

Noticias y servicios que extienden el alcance global de la cobertura basada en hechos