Biden suma apoyos, pero con el confinamiento carece de presencia frente a Trump

$!Biden suma apoyos, pero con el confinamiento carece de presencia frente a Trump
El exvicepresidente y precandidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, habla sobre el coronavirus en Wilmington, Delaware, 12 de marzo de 2020.

La crisis del coronavirus ha dejado al candidato demócrata Joe Biden confinado en su casa en Estados Unidos, en un momento en que una nueva acusación de abuso sexual amenaza su apuesta de derrotar al presidente Donald Trump en las elecciones de noviembre.

Pese a que Biden ha sumado importantes apoyos en las últimas semanas, como el espaldarazo del expresidente Barack Obama y el aval de su antiguo rival en las primarias, Bernie Sanders, su perfil mediático se ha desvanecido con el confinamiento provocado por la pandemia.

Este lunes, Biden sumó el respaldo de la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, que resaltó que durante la emergencia del coronavirus “ha sido una voz de la razón y resiliencia con una estrategia clara” para salir de la crisis.

Biden, de 77 años, agradeció el apoyo de la poderosa y popular Pelosi y se declaró “extraordinariamente honrado”.

El exvicepresidente no es aún el candidato oficial del Partido Demócrata, ya que debe ser escogido en la convención nacional, pospuesta para agosto por el coronavirus.

Pero tras la salida de Sanders de la contienda, Biden goza de un espacio privilegiado que no tuvo Hillary Clinton en 2016, ya que ella hubo de esperar hasta junio para ser declarada vencedora en las primarias.

La crisis del coronavirus en Estados Unidos, donde hay casi un millón de casos confirmados, obligó a suspender la campaña, y la presencia de Biden se limita a declaraciones virtuales hechas desde un estudio de televisión instalado en el sótano de su casa.

Pero sus intervenciones carecen de lustro en un momento en que otras personalidades demócratas como el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, o la misma Pelosi, brillan en los medios.

Un asesor dijo a la AFP que a Biden le gustaría mucho realizar una campaña “tradicional”, si eso fuera posible.

“Nosotros siempre seguimos con cautela las directivas de las autoridades sanitarias”, agregó.

Al otro lado del espectro, Trump roza la sobreexposición, con declaraciones a veces precipitadas. La semana pasada divagó en vivo en una rueda de prensa sobre si se puede combatir el coronavirus inyectándose desinfectante.

“Biden va a hacer que esta elección sea un referéndum sobre Trump”, dice Kyle Kondik, politólogo de la Universidad de Virginia. “El hecho de que Trump domine la actualidad, y no Biden, no es un problema”, asegura el académico, que señala que esto no ha llevado a un alza del apoyo al presidente.

Una acusación pendiente

Pero hay otro frente que amenaza su candidatura, una antigua acusación de agresión sexual que su equipo desmiente.

Tara Reade, una empleada que trabajó en su despacho en la década de 1990, aseguró en un podcast emitido en marzo que el entonces senador la acosó sexualmente y la agredió.

Varios medios estadounidenses informaron sobre el caso, que el equipo de campaña de Biden negó.

Hace un año, Reade fue parte de un grupo de mujeres que señalaron a Biden por tener un comportamiento inapropiado y poco respetuoso con ellas, pero entonces no habló de la agresión.

El diario The New York Times entrevistó a personas que trabajaron con Biden a inicios de la década de 1990.

Varias de ellas afirmaron no haber escuchado nada al respecto y que este tipo de acusaciones no corresponden a la personalidad de Biden.

Pero una amiga de Reade confirmó que ella le contó hace décadas “los detalles” del incidente.

Una antigua cinta del popular programa de Larry King que data de la misma época agitó el debate.

En la grabación, una madre llama para preguntarle al presentador cómo puede su hija hacer frente a sus “problemas” con un “prominente senador”.

Tras escuchar esas declaraciones, Reade dijo que aquella mujer, que no se identificó pero dio señas como su lugar de residencia, era su madre.

El hermano de la acusadora y una amiga suya confirmaron que en el momento del incidente Reade le confió lo ocurrido a su madre, fallecida en 2016.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell acusó a los grandes medios y a los demócratas de tener un doble estándar, ya que cuando Trump nominó al conservador Brett Kavanaugh para la Corte Suprema y surgieron denuncias de que habría cometido agresiones sexuales cuando era adolescente, se mostraron “indignados”.

McConnell señaló que parece haber “poco o ningún interés” en el caso de Biden.

El presidente Trump, por su parte, ha sido acusado de agresiones sexuales en varias ocasiones.

20200427 https://www.diariolibre.com

+ Leídas