EEUU y GB niegan intercambio de prisioneros con Irán

Estados Unidos y Gran Bretaña rechazaron informes provenientes de Irán de que podría haber un intercambio de prisioneros con Teherán. El tema destacó en la reunión del lunes entre el secretario de Estado, Antony Blinken, y su anfitrión en Londres, el secretario de Exteriores, Dominic Raab.

La reunión tuvo lugar un día antes del primer encuentro cara a cara entre ministros de Relaciones Exteriores de las principales naciones industrializadas del Grupo de los Siete en dos años, en gran parte debido a la pandemia de coronavirus. Se espera que Ucrania, China, Rusia, el cambio climático y el COVD-19 también formen parte de las conversaciones. El Reino Unido ocupa la presidencia del G7 de este año.

La visita de Blinken a Londres, la primera desde que fue nombrado por el presidente Joe Biden, ocurre después de que el fin de semana surgieran informes en Irán sobre un posible intercambio de prisioneros. Estos son comunes y fueron una característica del acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y las principales potencias mundiales. Biden ha indicado que está buscando reiniciar las conversaciones con Teherán después de que su predecesor Donald Trump sacó a Estados Unidos del acuerdo nuclear.

“Los reportes provenientes de Teherán no son precisos”, dijo Blinken tras la reunión, aunque indicó que “su mayor prioridad” es llevar a casa a todos los estadounidenses detenidos.

Raab también minimizó los informes de que Gran Bretaña podría pagar 400 millones de libras (550 millones de dólares) por la liberación de la británico-iraní, Nazanin Zaghari-Ratcliffe, quien está encarcelada en Irán por difundir “propaganda contra el sistema”. El canciller insistió en que el gobierno británico está trabajando “muy intensamente” sobre la liberación de británicos en Irán.

Previamente el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que su gobierno está haciendo todo a su alcance sobre el caso de Zaghari-Ratcliffe.

El martes, todos los representantes del G7 —Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos— se reunirán con enviados de otros países, incluidos Australia, India y Sudáfrica.

Antes de la reunión, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, advirtió que los “estados autoritarios” de todo el mundo están “tratando de enfrentarnos unos a otros” y que las violaciones del derecho internacional se han convertido en algo común.

La mañana del lunes, Blinken sostuvo reuniones bilaterales con el canciller japonés Toshimitsu Motegi y hablaron de una amplia gama de temas, como por ejemplo la lucha contra el coronavirus, la crisis climática y la situación norcoreana.

Por otra parte, Raab informó que los ministros del G7 invertirán 15.000 millones en financiamiento para el desarrollo durante los próximos dos años para ayudar a las mujeres en los países en crecimiento a acceder a empleos, construir negocios resistentes y recuperarse de la pandemia del coronavirus.

20210503 https://www.diariolibre.com

+ Leídas