Incendio forestal obliga a evacuar destino turístico de Estados Unidos

  • El lunes las llamas avanzaban en dirección a South Lake Tahoe, una ciudad de resorts en una turística región
  • El domingo, mientras el fuego avanzaba, las llamas consumían teleféricos para esquiar
$!Incendio forestal obliga a evacuar destino turístico de Estados Unidos
El incendio forestal Caldor arde en el bosque nacional Eldorado, en California.

Miles de personas fueron ordenadas a evacuar este lunes un importante destino turístico de Estados Unidos, debido al avance de un incendio forestal que cubrió el cielo de humo.

El incendio Caldor ha destruido más de 700 km2 en el oeste del país, arrasando centenas de edificios.

El lunes las llamas avanzaban en dirección a South Lake Tahoe, una ciudad de resorts en una turística región que hace frontera entre los estados de California y Nevada.

“Las condiciones para enfrentar el fuego, los combustibles, son históricas”, dijo el comandante del departamento de incendios de California, Jeff Veik, citado por el diario San Francisco Chronicle. “Vamos a apagar este fuego, pero no va a ser hoy”, agregó.

El oeste de Estados Unidos está ardiendo a un ritmo alarmante, con más de 7,000 km2 quemados hasta agosto, más del doble del área promedialmente consumida a esta altura del año.

Los incendios están siendo alimentados por una histórica falta de lluvias que ha dejado enormes áreas resecas, a consecuencia del cambio climático provocado por acción humana que deja así una marca visible y dolorosa.

“Tocaron mi puerta a las 10:00 pm ayer con una advertencia para estar lista”, dijo al diario Sacramento Bee la residente de South Lake Tahoe, Corinne Kobel.

“Hoy a las 10am, el comisario nos expulsó de casa. Estoy enloqueciendo”, dijo.

Kober es una de las 22,000 personas de la ciudad que fueron instruidas a dejar sus casas la mañana de este lunes debido a la marcha implacable de las llamas.

- Tráfico intenso -

El tráfico se intensificó con decenas de carros dejando la ciudad e inundando las principales arterias de la zona, informó un periodista de la AFP en el lugar.

Por momentos, la fila de vehículos se paralizó totalmente. Mel Smothers, de 74 años, bajó de su jeep para tocar su violín para pasar el tiempo.

El artista plástico, que ha vivido en la región desde los años 1970, dijo que era la primera vez que le tocaba dejar su casa debido a los incendios forestales. “Esto es un paraíso, pero con los recientes incendios, Lake Tahoe ha cambiado”, dijo a la AFP.

“Así será a partir de ahora. Cada año tenemos estas llamas. En agosto aquí es hermoso pero probablemente va a estar lleno de humo de ahora en adelante”, comentó.

El domingo, mientras el fuego avanzaba a través de la región Twin Bridges, las llamas consumían teleféricos para esquiar.

Difusores de agua -utilizados en el invierno para esparcir nieve en las pistas de esquí- fueron utilizados para intentar humedecer el área.

El director del departamento de incendios de California, Thom Porter, dijo que el incendio había aumentado más de 50 km2 durante la noche después de que el aire se había aclarado.

“Cuando el aire se aclara, es como quitar la tapa de la olla con agua hirviendo. De repente tienes esa masa de calor y vapor que sale”, explicó, de acuerdo con el diario Sacramento Bee.

“Lo mismo pasa en un incendio”, agregó.

Destino para deportes de invierno

El incendio Caldor comenzó el 14 de agosto y rápidamente se propagó a través de Eldorado National Forest.

El humo de las llamas ha estado amenazando los puntos turísticos alrededor de Lake Tahoe durante una semana, impregnando el aire con una asfixiante neblina.

El pueblo alpino es conocido por sus aguas claras y por sus paisajes espectaculares, incluyendo algunos de los más populares resorts para deportes de invierno en el oeste de Estados Unidos.

Caldor es apenas uno de los varios incendios que están demandando el trabajo de los bomberos locales.

Más al norte, el enorme incendio Dixie ha destruido más de 3,000 km2 desde que comenzó, hace seis semanas.

Miles de bomberos y personal de emergencia están combatiendo los incendios que son avivados por las rachas de vientos y alimentados por los deshidratados bosques.

20210830 https://www.diariolibre.com

+ Leídas