Una comunidad resiliente: el 11-S reafirmó el sentido de pertenencia de los dominicanos en NY

  • “Yo creo que ese día nos sentimos un poco más neoyorquinos”, expresó Adriano Espaillat
$!Una comunidad resiliente: el 11-S reafirmó el sentido de pertenencia de los dominicanos en NY
El congresista dominicano Adriano Espaillat.

El congresista dominicano Adriano Espaillat, que, para el atentado de las Torres Gemelas en 2001, era senador estatal, resaltó que los eventos ocurridos en el World Trade Center, hace ya 20 años, reafirmaron el sentido de pertenencia de los dominicanos en la ciudad de Nueva York.

En conversación con Diario Libre, Espaillat destacó la evolución de la diáspora, el trabajo y la presencia de los dominicanos en Estados Unidos.

“Ese impacto ayudó a solidificar nuestro apego a esta nación, nuestro compromiso con los Estados Unidos, nuestro amor a esta patria que nos ha brindado tantas oportunidades, y que por extensión se le ha brindado a la República Dominicana, y yo creo que todos nos sentimos un poco más neoyorquinos ese día, y que de ahí en adelante ese sentimiento creció”, indicó Espaillat.

El congresista recordó a pesar de ser una tragedia que paralizó todo Nueva York, fue también una época en la que la comunidad dominicana residente en cada uno de los condados se unificó, y trabajó para recuperarse, y resaltar su importancia y poder en la ciudad.

“Ese día yo caminé por la Ave. St. Nicholas, que es la avenida principal de la comunidad dominicana. Por ahí pasaron dos aviones de la Fuerza Aérea Americana, a poca altura, y eso también generó temor porque pensábamos que estábamos en plena guerra”, dijo. “Al otro día, se celebraron procesiones y vigilias por todo el vecindario, las iglesias convocaron a los peregrinos y eso ayudó a unificar a la comunidad en un tiempo difícil, pero también a amortiguar el dolor de los familiares de las víctimas, porque muchos de los fallecidos eran del Alto Manhattan”, expresó Espaillat.

La primera dominicana reportada como fallecida

Espaillat recordó que la primera dominicana reportada como fallecida fue una socorrista, que trabajaba con el servicio público de ambulancias y residía en Yonkers. Su nombre era Yamel Josefina Meriño, una joven de 24 años que dejó en orfandad a un pequeño de unos cuatro años.

Dijo que también visitó a varias familias dominicanas afectadas por el atentado.

“Una de las primeras reportadas fue una joven dominicana que trabajaba con el servicio público de ambulancias, era socorrista y vivía en Yonkers. También visité varias familias que perdieron sus hijos, y recuerdo claramente a una pareja que perdió su hija, y que me pusieron la grabación y el mensaje de despedida que ella le dejó”, recordó.

Una comunidad resiliente: el 11-S reafirmó el sentido de pertenencia de los dominicanos en NY
Yamel Josefina Meriño, 24 años. Socorrista y paramédico en los atentados del 9/11

Yamel Josefina Meriño tenía solo 24 años el 11 de septiembre de 2001, pero ya se había ganado elogios y respeto por su trabajo como socorrista. Merino vivía en Yonkers con su hijo pequeño, Kevin, y disfrutaba pasar tiempo con sus padres y sus cuatro hermanos. Después de dar a luz a su hijo, obtuvo su grado y aceptó un trabajo en MetroCare Ambulance en 1998. Rápidamente se hizo querer por sus colegas con su actitud positiva y compasión por los demás. Meriño ascendió de rango, recibió su certificación de Técnico en Emergencias Médicas de Westchester Community College y se abrió camino desde la división de transporte hasta la división 9-1-1, donde brindó atención para salvar vidas a personas necesitadas en el área de la ciudad de Nueva York. En 1999, fue nombrada EMT del año de MetroCare. Esperaba continuar su camino en la profesión estudiando para convertirse en enfermera. Merino fue uno de los primeros socorristas en llegar al sitio del World Trade Center el 11 de septiembre, y se ofreció como voluntaria para acercarse a las torres mientras su compañero se quedaba atrás con su ambulancia. Ella estaba brindando ayuda a los evacuados fuera de la Torre Sur cuando se derrumbó. Después de su muerte, fue honrada como EMT del año del estado de Nueva York.

Nueva York siempre sale adelante

Nueva York se vio sumergida en una recesión económica, y los altos niveles de desempleo afectaron el poder adquisitivo de los dominicanos y las fuentes para multiplicar sus salarios se redujo, una crisis que Espaillat compara con la que actualmente atraviesa la ciudad.

“Hubo una recesión económica después del ataque, pero la ciudad buscó su ritmo de nuevo y se levantó económicamente, la bolsa de valores volvió a subir, el nivel de desempleo se desplomó, es algo muy similar a lo que estamos pasando ahora con el COVID-19”, dijo.

_____

*Escríbanos sus inquietudes, sugerencias y comentarios a redaccionusa@diariolibre.com.

20210910 https://www.diariolibre.com

+ Leídas