Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Navidad
Navidad

Los Papás Noel de Río dan... pero también reciben regalos en Navidad

Los actores que interpretan a Santa Claus en Río de Janeiro recibieron esta semana canastas de alimentos para compensar las pérdidas generadas por la pandemia

Siempre generosos, los Papás Noel de Rio de Janeiro recibieron este martes un pequeño gesto de retribución: antes de repartir regalos en Navidad, ganaron canastas de alimentos, para compensar en parte las pérdidas por la pandemia.

Desde que empezó la emergencia sanitaria, "los Papás Noel se quedaron sin trabajo, parados en casa", dice a la AFP el actor Limachem Cherem, director de la escuela de Papá Noel de Rio. 

Bajo su comando, cada año, decenas de hombres mayores toman clases de canto, teatro, dicción, expresión corporal, entre otras habilidades esenciales para interpretar a Papá Noel en centros comerciales, hospitales y guarderías cada 25 de diciembre. 

Pero la pandemia, que se cobró más de 692,000 vidas en Brasil, obligó a restringir las tradicionales celebraciones navideñas, incluidos los abrazos de los niños a estos simpáticos personajes barbudos. 

Durante el parón económico, "conseguimos apenas cinco de nuestros 30 contratos habituales, y los Papás Noel que trabajaron, debieron actuar detrás de un vidrio. Fue muy triste", asegura. 

Por eso, desde el inicio de la crisis sanitaria la escuela empezó a entregar a sus integrantes una canasta navideña de alimentos donados por una empresa. 

Es un "mimo", una retribución simbólica a su generosidad, dice Cherem sobre los Papás Noel, en su mayoría jubilados de bajos ingresos.  

"Son una mano de obra que vuelve al mercado para ganar un dinero extra al final del año, para poder comprar regalos para sus nietos, o incluso para pagar las cuentas acumuladas", afirma. 

De acuerdo con la prensa local, el curso fundado por Cherem ya instruyó a unos 1,000 Papás Noel desde su fundación, hace tres décadas. 

Para Paulo Roberto Santos, un Papá Noel negro de 63 años de frondosa cabellera y barba canosa, la donación navideña es al mismo tiempo una ayuda y un agradecimiento. 

"Lo veo como un reconocimiento al trabajo que Papá Noel hace, de llevar alegría a los niños... y también a los adultos. Porque nadie vive sin un pedacito de niñez dentro de sí", señala. 


TEMAS -

AFP es una importante agencia de información mundial que ofrece una cobertura rápida, contrastada y completa.