Cazadores y agricultores neolíticos se mezclaron mas intensamente en Iberia

$!Cazadores y agricultores neolíticos se mezclaron mas intensamente en Iberia
Imagen referencial. Las poblaciones de la Península Ibérica tuvieron una interacción mucho más compleja e intensa entre las sociedades cazadoras-recolectoras locales y las poblaciones nuevas del Neolítico que llegaron desde Oriente Próximo.

BARCELONA. Los cazadores-recolectores locales y los primeros agricultores llegados de Oriente Próximo y la Anatolia se mezclaron intensamente y se integraron entre ellos desde el inicio del Neolítico en la Península Ibérica, mucho más que en el resto de Europa.

Esta es una de las conclusiones de una investigación internacional en la que ha colaborado la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que ha analizado el ADN de 700 humanos que vivieron hace entre 5.500 y 4.500 años antes de nuestra era.

La investigación, que publica la revista Scientific Reports, muestra “una fuerte y compleja” interacción de linajes de ADN antiguo de diferentes orígenes que se mantuvo a lo largo de todo el Neolítico, al contrario de lo que ocurrió en Europa, donde las sociedades cazadoras-recolectoras fueron marginadas.

El estudio ha analizado la huella del ADN mitocondrial, que se transmite por vía materna, en casi 700 individuos antiguos y modernos que vivieron en lo que hoy es España y Portugal y otras muestras de Europa, para trazar los movimientos poblacionales y genéticos durante la ‘neolitización’ del territorio.

En la investigación, financiada por la Asociación Alemana de Investigación (DFG) y coordinada por la Universidad de Maguncia (Alemania), han trabajado investigadores del Departamento de Prehistoria de la UAB, del Instituto Arqueológico Alemán de Madrid y del Centro Australiano de ADN antiguo.

El proyecto, titulado “Reconstrucción de las dinámicas de población de la Península Ibérica entre el Neolítico y la Edad de Bronce basada en análisis de ADNa (DNA antiguo)”, fue realizado entre 2011 y 2015 en colaboración con el Departamento de Prehistoria de la Universidad de Valladolid y con más de cuarenta arqueólogos de universidades, museos y departamentos del patrimonio españoles y portugueses.

Los investigadores han concluido que, a diferencia de lo que ocurrió en el centro y sureste de Europa, las poblaciones de la Península Ibérica tuvieron una interacción mucho más compleja e intensa entre las sociedades cazadoras-recolectoras locales y las poblaciones nuevas del Neolítico que llegaron desde Oriente Próximo.

EFE
20171115 https://www.diariolibre.com

+ Leídas